Cambiar idioma

Seguridad vial en Vacaciones.

Seguridad vial en Vacaciones.
27 jun

Seguridad vial en Vacaciones.

Llega el verano y con él, el aumento de los accidentes de tráfico, debido también al aumento de los desplazamientos en vehículos por nuestra red de carreteras. Se sabe que el factor humano es el principal de los que intervienen en este tipo de siniestros, las distracciones por los teléfonos móviles, por fumar, por sueño, etc., y que el mecánico es el siguiente en importancia.

Mirando la comparativa de los accidentes de tráfico mes a mes que realiza la DGT, se ve que en año 2016 se está aumentando en un 1% el número de accidentes en vías interurbanas y en un 6% las víctimas mortales a 24 horas. RACE ha realizado un informe donde nos alerta de un aumento del 9% de las averías de los vehículos, preocupando de forma especial el incremento de un 11,2% en los casos en los que se ha atendido a un usuario por un accidente de tráfico.

Según RACE, la falta de mantenimiento es un problema que puede derivar en una avería mecánica. Los fallos que afectaron al motor aumentaron un 7%, los del alternador un 58% y los del disco de embrague un 89%. También ha detectado un aumento del 11,1% de los problemas en ruedas y neumáticos, sobre todo cuando se requiere su sustitución, con un incremento del 17,9% de los casos en los que no se ha podido hacer uso de la de repuesto.

Según datos de la DGT, la edad media de los vehículos implicados en accidentes mortales era de 11,3 años, y los datos del parque automovilístico muestran que el 29% de los vehículos tienen más de 16 años. Este dato es fundamental si tenemos en cuenta que el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo. En comparación con los turismos de hasta 4 años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años, y 2,2 veces superior en los turismos de 15 a 19 años.

De todo ello debemos sacar conclusiones donde podamos adoptar medidas a nuestro alcance.

Lo ideal sería poder cambiar el vehículo por uno más reciente, ya que con esto incrementamos las seguridades pasivas y activas del mismo. Pero ya se sabe que esta opción no es viable con la frecuencia con la que nos gustaría a muchos, ¿verdad?.

Lo que sí se puede hacer es revisar todo lo referente al vehículo comenzando por la documentación referente al mismo. Ver si tenemos las inspecciones del vehículo actualizada (ITV) o debemos pasarla pronto y asegurarnos que el seguro que tenemos contratado lo tenemos al día y el documento que acredita el vigor del mismo (factura pagada o recibo bancario) lo tenemos localizado y en el mismo.

Posteriormente deberíamos llevar el vehículo al taller que tenemos de referencia para realizarle una revisión general. Los neumáticos junto con la suspensión, son los elementos principales de unión entre el vehículo y la carretera y no hay que descuidarlos, porque una rueda en mal estado puede producir accidentes como consecuencia de un reventón, de acuaplaning por imposibilidad de evacuar agua en días de lluvia o al cruzar un charco, o al tomar una curva superando las velocidades recomendadas, donde las ruedas deben actuar soportando grandes esfuerzos.

Una vez realizadas todas estas comprobaciones ya podemos decir que el vehículo tendrá una probabilidad muy baja de darnos algún susto en las vacaciones.

Pero recuerda, que al volante no debes beber alcohol, ni tomar medicamentos que den sueño, drogas de otro tipo o usar dispositivos electrónicos como el móvil o el gps, ya que disminuyen claramente las facultades de concentración, las de tomar de decisiones, de percepción del peligro y un largo etc. que hacen que te estés jugando tu vida y, la de otros que no tienen por qué sufrir este acto de inconsciencia.

Carlos Gutierrez – Técnico Superior en PRL de Activa Mutua

Foto Carlos Gutiérrez