Cambiar idioma

¿Qué hacemos para evitar la siniestralidad vial laboral?

¿Qué hacemos para evitar la siniestralidad vial laboral?
13 sep

¿Qué hacemos para evitar la siniestralidad vial laboral?

En el año 2018 se produjo un incremento del 23% de los accidentes laborales de tráfico, según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, de los cuales 249 accidentes fueron mortales (136 fueron in itinere y 113 fueron en misión). Analizando datos de la DGT (siendo estas cifras provisionales), en ese mismo periodo de tiempo, los fallecidos por accidente de tráfico, dentro y fuera del ámbito laboral, fueron de 1180, 18 menos que el año anterior.

Los accidentes de tráfico, en nuestro país, representan un 12% del total de los accidentes laborales. Pero hay que destacar que, siendo un porcentaje relativamente pequeño, representan el 38% de los accidentes mortales; y de ellos, un 22 % fueron in itinere y el resto, durante la jornada laboral o en misión.

Viendo estas cifras de forma global, la pregunta que se haría es: ¿cómo es posible que disminuyan los accidentes mortales de tráfico y, por el contrario, los accidentes mortales de tráfico laborales aumenten? ¿Qué estamos haciendo para que las cifras sean cada vez más preocupantes?

Es verdad que, analizando las distintas estadísticas publicadas, podemos obtener información relevante, como punto de partida, a la hora de proponer medidas de actuación: las tendencias de mercado, logística empleada en los distintos tipos de actividades, el perfil de conductor con mayor incidencia en cuanto a siniestralidad, las vías donde hay más accidentes, el tipo de vehículo que se ve más involucrado en siniestros, etc.

Seguramente muchas empresas y trabajadores consideran que los accidentes de tráfico, son un ‘mal sin importancia’, inexistentes o inevitables incluso, una situación que nunca va a llegar o sobre la que no se puede actuar. Pero, ¿es esto cierto?

Desde Activa Mutua, creemos que sí se debe y puede hacer una labor concreta sobre las personas que cogen el vehículo para desempeñar sus tareas o, simplemente, para ir y venir al trabajo. Una labor difícil que supone actuar sobe las personas (a todos niveles jerárquicos de la empresa). Un trabajo a largo plazo, que debe llegar a la conciencia de cada uno para que se produzca un cambio de actitud en la forma de conducir. Por ello, creemos que todas las empresas deben establecer medidas concretas de actuación que eliminen o traten de frenar su siniestralidad laboral vial.  Por este motivo es fundamental que las empresas elaboren e implanten un Plan de movilidad. Saber cuáles son las que vías que usa plantilla para llegar al centro de trabajo, qué medios se usan, si existen posibles alternativas como recurrir al transporte público, al uso de bicicleta o ir a pie, aunque se tarde un poco más, la posibilidad de disponer de flexibilidad de jornada, etc. tal y como se propone, este año, en la Semana Europea de Movilidad.

Mientras no seamos capaces de entender que los accidentes de tráfico son cosa de todos, las cifras seguirán siendo cada año más preocupantes. No podemos olvidar que, detrás de cada uno de los números que aparecen en estas cifras, hay personas y familias enteras que se ven afectadas.

Para más información clica en el siguiente enlace

Carlos Gutiérrez, Departamento Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua