Cambiar idioma

¿Qué está pasando con las furgonetas?

¿Qué está pasando con las furgonetas?
12 nov

¿Qué está pasando con las furgonetas?

En un estudio que se llama «Furgonetas en la carretera, ¿un riesgo para la seguridad vial?» publicado por la Fundación de Línea Directa Aseguradora, en colaboración con INTRAS (Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia), se han analizado los accidentes ocurridos entre los años 2011 y 2015 recopilados por la Dirección General de Tráfico, y en los años 2011 a 2017 aportados por Línea Directa Aseguradora, en los que se han visto implicadas las furgonetas.

Los números de accidentes analizados en este estudio, comprenden 445.000 accidentes con víctimas, conforme datos facilitados por la Dirección General de Tráfico, DGT, que implican 755.000 conductores y 41.000 furgonetas, además de 940.000 siniestros aportados por Línea Directa Aseguradora entre los años 2011 y 2017, con 23.000 furgonetas implicadas.

El número de furgonetas en España es de 2,3 millones, implica a 3,1 millones de autónomos, a lo que hay que añadir un aumento del comercio electrónico anual del 17 %. Esto ha dado como resultado un aumento de la accidentabilidad en las furgonetas de un 41 %, 935 fallecidos en esos cinco años, un aumento superior al 94% en accidentes graves y unas 4.600 víctimas.

En este mismo informe analizan el accidente tipo donde las furgonetas están implicadas, siendo los accidentes múltiples por distracciones y por alcance trasero contra turismos, donde el conductor suele ser un hombre entre 35 y 45 años con amplia experiencia al volante.

  • La mayor frecuencia de los accidentes ocurre en las autovías y autopistas, aunque en las carreteras secundarias se está igualando.
  • Una de las cosas que más se destacan es la antigüedad media de las furgonetas, siendo esta de 16 años, con un porcentaje del 44% mayor de 15 años.
  • Otro dato preocupante es que 2 de cada 3 accidentes entre una furgoneta y otro vehículo, el conductor de la furgoneta es el culpable.

mapa

 

Algunas de las conclusiones a las que se llega, teniendo en cuenta que las furgonetas son vehículos de menos de 3.500 Kg de peso máximo y que se conducen con un carnet B es que el conductor desconoce las diferencias entre este tipo de vehículo y los turismos, puesto que los conducen de la misma manera, sin tener en cuenta el mayor peso, mayor altura del centro de gravedad y, por tanto, mayor facilidad para el vuelco.

El conductor de la furgoneta no reflexiona en la necesidad de aumentar las distancias por si tiene que hacer una frenada de emergencia, desconoce cómo debe colocar la carga y fijarla, a lo que hay que añadir las jornadas laborales muy largas, entre 10 y 12 horas diarias, con estrés por la necesidad de hacer las entregas de forma muy rápidas.

Esto ha motivado un aumento de los accidentes mortales en ciudad de un 35 % más que los turismos.
En cuanto a las soluciones, el 65% de los conductores aboga por la instalación de tacógrafos como en los camiones, además de mejorar el uso de carga y descarga (55%) o crear un carné específico para furgonetas.
Lo que está claro es, con las nuevas circunstancias que se están dando, se debería replantear seriamente el uso de las furgonetas con un carnet B, sin ningún tipo de formación específica ni legislación concreta que lo regule.

En mi opinión, ahora que el director Pere Navarro, está dispuesto a revisar el carnet por puntos, podría ser un momento favorable para tener este estudio en cuenta y valorar qué medidas se podrían tomar al respecto.
¿Tú que piensas?

Carlos Gutierrez.

Técnico Dpto. PRL Activa Mutua

Realizar un comentario