Cambiar idioma

Propósito de año nuevo

Propósito de año nuevo
28 dic

Propósito de año nuevo

Iniciamos un nuevo año y con él los buenos propósitos se acumulan en nuestra cabeza.

Llega el 1 de enero y de repente, de una forma casi inconsciente, hacemos balance del último año vivido y nos replanteamos cómo queremos que sean estos próximos 365 días que se nos presentan por delante y qué podemos hacer para intentar ser un poco más felices:  voy a estudiar un idioma; voy a practicar más actividad física; voy a hacer ese viaje que tanto anhelo; voy a perder esos quilos de más; voy a respirar profundamente antes de dar una mala contestación; voy a dedicar más tiempo a mis seres queridos, a mí mismo…

Establecer pequeños retos personales con el fin de mejorar nuestro ánimo y nuestra salud física y mental, activa el motor del compromiso, la motivación y la ilusión, poderosos instrumentos de superación y generadores de satisfacción por los logros conseguidos.

Por eso, este año os animamos a ampliar un poco más esta lista de deseos y añadir nuevos propósitos encaminados a mejorar, también, la seguridad y la salud laboral.

Porque nuestro bienestar en el trabajo, el lugar donde vivimos y compartimos un tercio de cada día de nuestra vida, bien tiene merecido un sitio en estos deseos de mejora.

Cada entidad y cada persona debe marcar sus propios objetivos en función de su realidad laboral, unos objetivos que deben ser alcanzables y complementarios a todas las acciones que en materia preventiva ya se estén llevando a cabo.

A nivel general, os indicamos algunas ideas a considerar en vuestra lista de nuevos propósitos:

  • Incentivar una organización de trabajo participativa.
  • Mejorar la comunicación y la escucha, empleando argumentaciones convincentes y estimulantes y creando un clima de confianza y tolerancia a las discrepancias.
  • Impartir una formación más allá de lo estrictamente legal, es imprescindible sensibilizar y concienciar para transformar actitudes.
  • Hacer visibles los accidentes de trabajo y los incidentes para identificar sus causas, aprender de los errores y evitar que vuelvan a suceder.
  • Incorporar ejercicios de calentamiento de la musculatura del cuerpo al iniciar la jornada y unos estiramientos durante y al finalizar la misma.
  • Entender la prevención no como una carga de obligado cumplimiento, sino como una verdadera herramienta de inversión para conseguir el trabajo bien hecho y comprobar todos los beneficios económicos, éticos y sociales que ello comporta.

Empresas, trabajadores y trabajadoras, aprovechemos la oportunidad que nos brinda este nuevo año y consigamos entre todos un ¡feliz, seguro y saludable 2019!

Maite Fernandez. Técnica Dpto. Prevención Riesgos Laborales de Activa Mutua

Realizar un comentario