Cambiar idioma

Guía ventilación en las aulas

Guía ventilación en las aulas
26 oct

Guía ventilación en las aulas

Desde el comienzo de la pandemia, ya había grupos de investigadores de instituciones científicas de prestigio a nivel mundial que planteaban la hipótesis más que probable de considerar la vía aérea por bioaresoles, como una de las vías más importantes de propagación de la infección por COVID-19 entre las personas. La abrumadora existencia de pruebas científicas que demuestran dicho planteamiento, ha hecho que, poco a poco los estamentos oficiales lo aceptaran a pesar de las reticencias iniciales.

La implicación es obvia, en cuanto a las medidas de prevención recomendadas para disminuir en lo posible la probabilidad de contagio en los todos los ámbitos, especialmente, en lo que respecta a Activa Mutua, en el laboral.

A todas las medidas de prevención imprescindibles recomendadas hasta ahora como el uso obligatorio y correcto de las mascarillas, mantenimiento distancia social, higiene estricta, medidas organizativas, p. e. teletrabajo, etc. hay que añadir, siempre que sea posible, el tema de la ventilación en los espacios interiores como elemento fundamental.

En este contexto, se acaba de presentar una guía elaborada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y técnicos de la Asociación Mesura, para la ventilación en aulas con el fin de reducir el riesgo de contagio por SARS-CoV-2.

En la citada guía se dan de una forma sencilla y didáctica las pautas necesarias para para reducir en lo posible el riesgo de contagio a través del aire en espacios interiores. Señalando que se puede actuar conjuntamente en dos aspectos claves:

  • Reduciendo la emisión de bioaresoles: mediante la disminución de personas en un espacio interior, evitar el hablar alto ya que hace aumentar el nivel de aerosoles de forma importante, y por último utilizar la mascarilla correctamente.
  • Reduciendo la exposición: mediante la utilización de la mascarilla correctamente, mantener la distancia de seguridad y la ventilación o purificación del aire.

Teniendo en cuenta este aspecto, en la guía se muestran diferentes ejemplos para determinar las necesidades de ventilación y purificación del aire en diferentes espacios interiores principalmente aulas, pero extrapolables también a oficinas u otros espacios públicos, teniendo en cuenta diferentes variables: volumen de la sala, el número y la edad de los ocupantes, la actividad realizada y la incidencia en la región.

Por ejemplo, basándose en la “guía realizada por la Universidad de Harvard”, se establece que para un aula modelo de 100 m2 y con 25 alumnos se recomienda 5-6 renovaciones de aire por hora lo que equivale a unos 14 litros por persona y segundo.

Por último, es importante señalar, tal como se indica en la guía, que la ventilación y la purificación del aire son medidas adicionales a las mencionadas anteriormente y que como tales lo que hacen es reducir el riesgo de contagio pero no lo eliminan completamente  ya que “el riesgo cero no existe”.

Para más información y descarga de la guía:

https://prevencion.activamutua.es/wp-content/uploads/2020/10/Gu%C3%ADa-para-ventilaci%C3%B3n-en-aulas_CSIC-Mesura.pdf

Área de Prevención de Riesgos Laborales

Realizar un comentario