Cambiar idioma

Día Mundial sin Tabaco

Día Mundial sin Tabaco
31 may

Día Mundial sin Tabaco

Tal y como viene siendo habitual, el día 31 de Mayo la OMS celebra el Día Mundial sin Tabaco, exponiendo y dando a conocer los riesgos que el tabaquismo tiene para la salud. El consumo de tabaco es un importante problema de salud pública por las evidentes consecuencias sanitarias que ello conlleva. El tabaquismo, además de ser un hábito, es una forma de drogodependencia provocada por la nicotina, una droga adictiva que como tal estimula necesidades de dependencia física y psicológica.

Hoy en día no quedan dudas de que el tabaquismo se asocia con alteraciones en todos los órganos y sistemas del cuerpo. Estos son los principales riesgos sobre la salud que provoca el consumo de tabaco:

  • Afecta al sistema bronco pulmonar y cardiovascular. El tabaquismo es la principal causa de cáncer de pulmón y laringe. Predispone a la arteriosclerosis con sus manifestaciones a nivel coronario, arterial periférico y cerebral.
  • El calor producido por la combustión del cigarrillo tiene contacto directo con la mucosa oral, facilitando la aparición de efectos nocivos sobre la misma, tales como periodontitis y gingivitis.
  • El fumador es más propenso a sufrir determinadas patologías, como úlceras de estómago, enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos. A todo ello tenemos que añadir una menor inmunidad a las infecciones que los no fumadores.
  • Según cifras de la propia OMS, los hijos de padres fumadores tienen mayor probabilidad de padecer enfermedades de tipo respiratorio. El peso de los recién nacidos cuyas madres fuman es menor comparado con los hijos de no fumadoras.
  • Causa arrugas por la degradación de las fibras elásticas, aliento desagradable, tez cerosa y grisácea.
  • Agrava la intensidad, frecuencia y ritmo del asma.
  • La exposición involuntaria al humo ambiental del tabaco, el tabaquismo pasivo, provoca un serio problema de salud pública en la población no fumadora. Este humo es una mezcla del humo exhalado por los fumadores y del humo que se emana de los cigarrillos. La cantidad de humo ambiental que se inhala involuntariamente y su composición varían dependiendo de los hábitos de los fumadores y del tipo de cigarrillo, aumentando sus consecuencias en espacios cerrados.

Desde el marco laboral se deben promover programas orientados a los trabajadores para fomentar el cese del hábito del tabaco, dado que ello supone un ahorro económico y una importante mejora de la productividad de la empresa. Realizar campañas para disminuir el consumo de tabaco y ayudar a los fumadores a dejar el hábito está teniendo efectos positivos en el entorno laboral. A ello contribuyen también las propias empresas que, cada vez más, se están implicando en fomentar la promoción de la salud entre sus trabajadores, impulsando unos mejores y más saludables hábitos y estilos de vida.

El abandono del hábito del tabaco nos aportará:

  • Mejor calidad de vida y aspecto personal.
  • Recuperación del equilibrio y la hidratación de la piel.
  • Dientes más blancos y sanos.
  • Mejor respiración. Disminución o desaparición de la tos.
  • Aumento de energía y reactivación del sistema inmunológico.
  • Desaparición de la ansiedad.
  • Recuperación de sentidos olvidados como el gusto y el olfato.
  • Óptima fertilidad y mejor vida sexual.
  • Disminución de forma inmediata del riesgo de padecer enfermedades tales como cáncer de pulmón, infarto de miocardio o bronquitis crónica.

Más concretamente, conseguiremos:

  • A las 24 horas: Eliminar toda la nicotina. Mejorar el olfato, el gusto y el aspecto de la piel.
  • A las 48 horas: Normalizar el CO, disminuir el moco bronquial, y el riesgo de infarto de miocardio.
  • A las 2-12 semanas: mejora la circulación. Mejora la tos y la respiración.
  • Al año: Reducir el riesgo de infarto al 50%.
  • A los 10 años: Reducir el riesgo de cáncer de pulmón al 50% e igualar el riesgo de infarto de miocardio al del resto de la población.
  • A los 15 años: Igualar el riesgo de accidente cerebrovascular al de los no fumadores.

Hay muchas razones para decirle adiós al tabaco. Dejar de fumar solamente aporta beneficios.

¡Cuidemos nuestra salud y la de los demás!

Eloi Rull
Técnico Prevención Riesgos Laborales Activa Mutua

Realizar un comentario