Cambiar idioma

Cuida tu corazón y tu corazón cuidará de ti

Cuida tu corazón y tu corazón cuidará de ti
24 sep

Cuida tu corazón y tu corazón cuidará de ti

29 de septiembre Día Mundial del corazón

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en todo el mundo, una tendencia que también se produce en nuestro país.

Entre los factores de riesgo cardiovasculares más destacados que continúan en aumento año tras año encontramos, en primer lugar, la hipertensión arterial, seguido del colesterol elevado y la obesidad.

Precisamente relacionado con este último factor de riesgo, la obesidad, hace pocos días se ha publicado la noticia de que España se sitúa a la cabeza del ranking europeo de población obesa o con problemas de sobrepeso, precedido, únicamente, por el Reino Unido.

En el ámbito laboral se refleja la misma realidad que existe a nivel general.

Según Ia Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) las patologías cardiovasculares figuran como la primera causa de defunción en accidentes laborales en nuestro país, con el 39,5% del total, lo que supone un incremento de 5,2% respecto al año anterior.

Para tener una idea más clara de la magnitud de estos datos, la información que las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social han facilitado sobre la cantidad de personas trabajadoras que durante 2018 sufrieron un infarto agudo de miocardio, padecieron algún tipo de disritmia o tuvieron algún problema de hipertensión, superarían con creces el aforo máximo del Palau Sant Jordi de Barcelona.

La buena noticia es que prevenir los problemas cardiovasculares está al alcance de todo el mundo y, además, nos encontramos en el momento idóneo para ponerlo en práctica. Después de Año Nuevo, septiembre es como un segundo inicio de año. Tras las vacaciones de verano encaramos los últimos meses con fuerzas y propósitos renovados.

Aprovechemos la oportunidad que nos brinda este nuevo año que comienza el 29 de septiembre, Día Mundial del Corazón, para tomar conciencia sobre los problemas cardiovasculares, sobre su prevención, control y tratamiento.

Reducir esta tremenda estadística a nivel mundial y el número de accidentes laborales es tarea conjunta que implica a cada persona, a las Administraciones y a las empresas, teniendo muy presente que para aquellas personas que padecen o presentan uno o más factores de riesgo cardiovascular, la detección a tiempo y el tratamiento temprano son fundamentales para evitar y reducir el número de accidentes y muertes prematuras.

A nivel laboral el lugar de trabajo está reconocido internacionalmente como un entorno adecuado para la promoción de la salud.

Dado que las enfermedades cardiovasculares lideran los primeros puestos de accidentes de trabajo repercutiendo en la productividad, los costes asociados a la asistencia sanitaria, a la rotación de personal, al absentismo y a la siniestralidad, es importante que las empresas no vean ajenas a ellas la prevención de este tipo de patologías e integren en sus objetivos generales acciones de promoción de la salud encaminadas a:

  • La detección precoz de enfermedades y riesgos cardiovasculares a través del servicio de vigilancia de la salud.
  • Facilitar en sus comedores o máquinas de alimentos el acceso a productos sanos y saludables.
  • Permitir levantarse y realizar estiramientos cada dos horas a las personas con trabajos sedentarios.
  • Habilitar espacios para la práctica de una actividad física o la meditación con el fin de reducir los niveles de ansiedad y estrés.

A nivel personal es momento para replantear nuestros hábitos y conseguir transformar, así, comidas y cenas improvisadas en una planificada y apetitosa dieta saludable; incorporar una actividad física de forma regular que realmente nos guste para evitar abandonarla a los pocos días; dejar de fumar convencidos de los beneficios que comportará no solo para nuestra salud sino también para nuestro paladar, ya que se acentúa el sentido del gusto; y evitar el estrés sabiendo gestionar nuestras emociones y diferenciando qué es prioritario y realmente importante.

Si tras esta exposición de motivos todavía no se dispone de la convicción y la motivación suficiente para iniciar esta transformación de vida, recordad que todo esfuerzo tiene su recompensa y si Cuidas tu corazón tu corazón cuidará de ti.

 

Maite Fernández, Departamento de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua.

Realizar un comentario