Cambiar idioma

Categorías: Uncategorized

Modificación del Real Decreto 664/1997, sobre protección de los trabajadores frente exposición agentes biológicos
10 dic

Modificación del Real Decreto 664/1997, sobre protección de los trabajadores frente exposición agentes biológicos

Hoy se publica en el BOE  la Orden TES/1180/2020, de 4 de diciembre, por la que se adapta en función del progreso técnico el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Una de las modificaciones más destacadas ha sido la inclusión entre los agentes biológicos del «coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave» (SARS-CoV), del «coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio» (MERS-CoV) y del «coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2» o, en forma abreviada, «SARS-CoV-2».

La orden por la que se adapta en función del progreso técnico los anexos II, IV y V del Real Decreto 664/1997, consta de un artículo único dividido en tres apartados, una disposición transitoria única y tres disposiciones finales.

Para más información:

https://www.boe.es/boe/dias/2020/12/10/pdfs/BOE-A-2020-15871.pdf

Día internacional de las personas con discapacidad; un día para todos.
03 dic

Día internacional de las personas con discapacidad; un día para todos.

El día 3 de diciembre se celebra el día internacional de las personas con discapacidad para recordar la importancia de mantener el bienestar de las personas con discapacidad y luchar por sus derechos en todos los aspectos de la vida.

Este año bajo el lema UN DÍA PARA TODOS, la intención es resaltar que la discapacidad forma parte de todos, ya que en algún momento de nuestra vida podemos sufrir algún tipo de discapacidad, bien sea de forma temporal o permanente.

Es innegable que las personas con discapacidad tienen muchas más dificultades para acceder a una educación de calidad o al mercado laboral; por eso debemos luchar por la igualdad de derechos y la eliminación de barreras de todo tipo. Se ha avanzado mucho en este sentido pero todavía queda mucho por hacer.

Se debe velar por las Seguridad y Salud de las personas trabajadoras con discapacidad. De ahí la importancia de tener presente la vulnerabilidad de estas personas y reflejar en la evaluación de riesgos  todos los posibles riesgos con los que se pueden encontrar en el día a día, implantando medidas adaptadas a sus necesidades para el desarrollo de su actividad. Protegiéndoles hacemos que esas barreras desaparezcan y su integración en el mundo laboral sea mucho más igualitaria y segura.

En definitiva, hay que conocer la realidad del trabajador/a con discapacidad y el entorno en el que debe desarrollar sus tareas, para así decidir qué acciones se deben llevar a cabo. Persiguiendo su adaptación al entorno laboral, se impulsa el desarrollo de sus capacidades y habilidades y, por lo tanto, una mejora de su productividad en las empresas. De todas formas, siempre hay que tener en cuenta la opinión del trabajador para garantizar que las decisiones tomadas son las adecuadas.

Un año más pensemos en las personas que tienen algún tipo de discapacidad, por un mundo más igualitario, sin barreras y sin prejuicios. Hagamos de este día UN DÍA PARA TODOS.

Área de  Prevención de Riesgos Laborales.

 

Promoción de los hábitos cardiosaludables en el entorno laboral.
01 dic

Promoción de los hábitos cardiosaludables en el entorno laboral.

3º edición ciclo jornadas virtuales para empresas (01,11 y 15 de diciembre)

El martes 1 de diciembre tendrá lugar la primera de las tres jornadas que componen este año el Ciclo de Jornadas “Promoción de los Hábitos Cardiosaludables en el Entorno Laboral”, que desarrolla la Fundación Española del Corazón en colaboración con AMAT. Se trata de la 3ª edición de este ciclo de jornadas que, en esta ocasión, y dadas las especiales circunstancias fruto del COVID-19, se realizarán como Webinares en streaming.

La primera conferencia online, “Actividad física y descanso: claves para un trabajo de calidad”, será impartida por la Doctora Emilia Carro, cardióloga. En esta edición la jornada se desarrollará en un novedoso formato de ponencia y debate, en el que también participará un paciente experto, Manuel Ibañez, y será moderado por el Dr. Pere Plana, Coordinador PECS. Se emitirá en directo desde el Salón de Actos de la “Casa del Corazón”.

Con el objetivo de conseguir una alta participación en esta Jornada, te solicito tengas a bien dar la máxima difusión del programa adjunto a vuestras Empresas Asociadas y al personal propio de la Mutua, a través de los distintos canales de comunicación interna y externa de tu Entidad.

Las inscripciones se realizarán de forma gratuita en la siguiente página web:

https://habitoscardiosaludables.webcastlive.es/

Departamento de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

 

Nuevo canal temático Covid-19
24 nov

Nuevo canal temático Covid-19

Hace unos meses, con motivo de la pandemia nació el Canal temático COVID-19. El objetivo de esta herramienta telemática ha sido dar a conocer a nuestros mutualistas (entre los que se encuentran los propios trabajadores y trabajadoras de Activa Mutua) toda información preventiva, basada en los criterios que, en cada momento ha pautado el Ministerio de Sanidad y las autoridades sanitarias competentes de las distintas CCAA, referente al SARS-CoV-2, desde aspectos tan importantes, como saber qué medidas se deben adoptar, en cualquier ámbito laboral, para evitar cualquier exposición al virus y contagios de la enfermedad, hasta otros conocimientos de interés general, como saber detectar los síntomas, cuales son las principales vías de transmisión o saber qué hacer en caso de padecer estos síntomas o haber tenido contacto con alguna persona que los padece.

Desde que la Organización Mundial de la Salud elevó el pasado 11 de marzo de 2020 la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19 a pandemia internacional, ante sus alarmantes niveles alcanzados de propagación, gravedad e inacción, el Gobierno de España ha ido declarando diferentes estados de alarma que se han ido prorrogando; inicialmente con el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, quedando confinada la población general y limitando la actividad empresarial y profesional; y recientemente con el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, permitiendo fijar a las distintas CCAA, bajo amparo constitucional, limitaciones de movilidad y de contactos, ambos marcos reguladores con el fin de garantizar la protección de la salud de los ciudadanos, la contención de la enfermedad y el refuerzo del sistema de salud público.

En cumplimiento del Real Decreto 860/2018, de 13 de julio, por el que se regulan las actividades preventivas de la acción protectora de la Seguridad Social a realizar por las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social (MCSS) , y en base a la planificación de las actividades preventivas a desarrollar, conforme publicación de su resolución anual 2020, Activa Mutua ha desarrollado este canal de difusión, con la finalidad de complementar el asesoramiento preventivo que ofrecemos a nuestros mutualistas, entre ellos, como ya hemos dicho, a nuestros compañeros y compañeras de Activa Mutua, concretamente en actuaciones para combatir la exposición y propagación del virus.

La creación del canal temático coronavirus, surgió del compromiso adquirido con nuestros mutualistas, de velar en todo momento por su seguridad y salud, fomentando así una cultura preventiva anti-COVID.

El canal coronavirus se estructura, actualmente, en 3 grandes bloques. Cada uno de ellos centra su información en los siguientes temas:

  • BLOQUE 1. Buenas prácticas preventivas frente a la COVID-19 en el ámbito laboral. Con el fin de difundir información, general y específica por sectores de actividad, para que nuestros mutualistas puedan adaptar medidas específicas en su reactividad laboral
  • BLOQUE 2. Equipos de protección individual frente a la COVID-19. Todo lo que deben saber nuestros mutualistas sobre medidas de protección personal para evitar la exposición y propagación del COVID-19.
  • BLOQUE 3. Recomendaciones generales frente a la COVID-19. Facilitamos toda información publicada sobre las actuaciones de la desescalada, en las distintas fases que vayan avanzando los distintos territorios y ofrecemos información preventiva de interés general.

Durante estos meses, este canal se ha ido reestructurando constantemente, para dar respuesta, en cada momento, a las necesidades de nuestros mutualistas en función de la evolución epidemiológica y publicaciones del Ministerio de Sanidad, centrándonos, en los inicios del primer estado de alarma, en dar información relevante sobre adopción de medidas higiénicas, asesoramiento preventivo en modalidades adoptadas como trabajo a distancia o en aspectos psicológicos que nos permitiera llevar a cabo un mejor confinamiento. En la fase de desescalada, donde comenzó la reapertura de muchos negocios, nuestra atención se centró en ofrecer información detallada de buenas prácticas preventivas frente a la COVID-19 en cada sector, para garantizar, como hemos dicho, una vuelta al trabajo que ofreciera a nuestros mutualistas unas condiciones de trabajo seguras frente al SARS-CoV-2, objetivo que mantenemos a día de hoy con la fase de rebrotes que en estos momentos atravesamos.

Departamento de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Día mundial de la visión: Prevención de la ceguera evitable
08 oct

Día mundial de la visión: Prevención de la ceguera evitable

El día Mundial de la Visión es un día dedicado a la concienciación y a centrar la atención mundial en la ceguera, discapacidad visual y la rehabilitación de las personas con algún tipo de problema.

El día Mundial de la Visión se celebra cada año el segundo jueves del mes de octubre y es el acontecimiento más importante de promoción para la prevención de la ceguera y de la iniciativa Visión 2020.

Un ochenta por ciento de todos los casos de ceguera pueden prevenirse o tratarse, bien porque son resultado de afecciones prevenibles (20%) o sea porque son tratables (60%) hasta el punto de recuperar la visión. La prevención y el tratamiento de la pérdida de la visión se cuentan entre las intervenciones de salud más eficientes y que dan mejores resultados.

¿Qué es la iniciativa Visión 2020?

“VISIÓN 2020 – El derecho a ver” es una iniciativa mundial que se lanzó en 1999 y cuyo objetivo es la eliminación de la ceguera evitable en 2020. A menudo, las causas de la ceguera evitable están asociadas a la pobreza y la falta de acceso a servicios de atención oftalmológica de calidad.
La discapacidad visual tiene repercusiones de gran envergadura, que afectan a todos los aspectos del desarrollo humano, sociales, económicos y del día a día de las personas.

¿Cuáles son los objetivos principales de VISIÓN 2020?:

  • Concienciar sobre las causas de ceguera evitable y las soluciones que se pueden ayudar para eliminar el problema.
  • Identificar y garantizar los recursos necesarios a nivel mundial para proporcionar más programas de prevención y tratamiento.
  • Facilitar la programación, desarrollo y ejecución de las tres estrategias centrales de Visión 2020 mediante programas nacionales:
    • Control de las principales enfermedades causantes de ceguera.
    • Desarrollo de recursos humanos mediante la formación de profesionales relacionados en el campo de la oftalmología para proporcionar asistencia sanitaria.
    • Desarrollo de infraestructuras y tecnologías adecuadas para proporcionar dicha asistencia.

¿Qué puedo hacer para adherirme a la iniciativa Visión 2020?

En nuestras manos está el poder colaborar a nivel global en el Programa VISIÓN 2020 colaborando con las entidades de soporte a la iniciativa para mejorar la salud de las personas con pocos recursos y que luchan para evitar casos de ceguera evitables.

¿Qué puedo hacer desde el punto de vista personal?

La vista es un sentido clave en nuestra actividad diaria: el 80% de la información que procede del exterior, la obtenemos a través de la vista. Este sentido es también imprescindible en el desarrollo de determinadas actividades laborales, por lo que hemos de intentar preservarla el mayor tiempo posible mediante su protección en nuestro entorno laboral y personal, así como las revisiones médicas oftalmológicas en base a la edad, herencia y entorno laboral.

Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Ahora con más razón, en esta pandemia cuidemos de nuestros trabajadores de edad avanzada.
30 sep

Ahora con más razón, en esta pandemia cuidemos de nuestros trabajadores de edad avanzada.

El pasado día 14 de julio, el Ministerio de Sanidad publicó la última actualización del documento “Procedimiento de actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2 estableciendo una clasificación de las personas especialmente sensibles al contagio de la COVID-19, esto quiere decir que, son más susceptibles a contagiarse y con más probabilidades de agravamiento de la enfermedad.

Con la evidencia científica disponible a fecha 2 de junio de 2020 (Información científica‐técnica sobre el COVID‐19, del Ministerio de Sanidad; ECDC; CDC), el Ministerio de Sanidad ha definido como grupos vulnerables para COVID‐19 las personas con enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad pulmonar crónica, diabetes, insuficiencia renal crónica, inmunodepresión, cáncer en fase de tratamiento activo, enfermedad hepática crónica severa, obesidad mórbida (IMC>40), embarazo y mayores de 60 años.

Los cuerpos de las personas mayores de 60 años presentan un desgaste que los de menor edad. Este desgaste se suele centrar en problemas de salud que afectan principalmente a los huesos, la piel y algunos órganos, por lo que el embate de una enfermedad infecciosa como la COVID 19 puede resultar muy grave aun cuando no se tengan patologías previas ni enfermedades crónicas.

Este colectivo, se trata de trabajadores igual de válidos que los más jóvenes, se les debe tratar como lo que son, trabajadores de pleno derecho, por eso debemos incidir y priorizar, a día de hoy, en acciones contra la COVID-19 (sin olvidarnos de cualquier otra mejora de las condiciones de trabajo que implique cualquier otro factor de riesgo) como por ejemplo en la eliminación/minimización del contacto con otras personas, compañeros, fomentando el trabajo a distancia o teletrabajo, en la medida de lo posible; y si esto no es posible, se tomarán las medidas necesarias para cumplir las recomendaciones que establecen las autoridades competentes con el fin de evitar los contagios.

Por este motivo, como el procedimiento antes citado dice, los Servicios de Prevencion de Riesgos Laborales de cada empresa deben priorizar sus actuaciones en identificar que trabajadores son especialmente sensibles y qué medidas preventivas se deben adoptar para evitar la exposición y propagación del virus SARS-COV-2 (tanto colectivas, individuales, organizacionales e higiénicas), contemplando incluso la adaptación y/o re-ubicación del puesto, trabajo a distancia, etc. y si no fuera posible la aplicación de dichas medidas o no son lo suficientemente efectivas para evitar el contagio, se deberá solicitar la baja al médico de atención primaria, aportando informe del servicio médico del SPRL certificando la especial sensibilidad, indicando la imposibilidad, por parte de la empresa de re-ubicación y/o adaptación del puesto de trabajo.

Por el mero hecho de tener más de 60 años no vamos a pedir indispensablemente la incapacidad temporal como primera medida a la empresa, pues la mera inclusión en el grupo de sensibilidad implica que tenemos que tener más cuidado, ser más cautelosos en nuestro quehacer diario, tanto en casa como en el trabajo.

La evolución demográfica de las últimas décadas demuestra el aumento de la longevidad de la población española y por tanto de sus trabajadores. Esta situación pone de manifiesto la necesidad de establecer una serie de medidas de protección de los trabajadores mayores ya que en breves años serán una gran mayoría.

No nos podemos permitir el lujo de dejar a este colectivo a su suerte, debe contar con el apoyo y la solidaridad de los compañeros y de las empresas, así como de las administraciones públicas para su óptimo encaje en un entorno laboral cambiante en el que actualmente, y no sabemos hasta cuando, nos estamos jugando nuestra salud y la de todos.

Por Rodrigo Pérez Álvarez – Área PRL Activa Mutua

Actualización procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al sars-cov-2
08 jul

Actualización procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al sars-cov-2

Dicha actualización viene motivada por:

Adecuación de la Tabla 1 correspondiente a los escenarios de riesgo de exposición acorde a las medidas del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Esta adecuación implica el cambio, reflejado en la tabla, de la distancia social de 2 metros a 1,5 metro de distancia.

Como consecuencia, también se modifica la Nota interpretativa de los escenarios de riesgo de exposición.

Más información:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Proteccion_Trabajadores_SARS-CoV-2.pdf

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/NOTA_INTERPRETATIVA_TABLA_1_PROCEDIMIENTO_SPRL.pdf

Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Día Internacional de la concienciación sobre el ruido 2020
29 abr

Día Internacional de la concienciación sobre el ruido 2020

El control del ruidos es tarea de todos.

Se celebra el último miércoles de Abril, este año es el 29 de abril de 2020.

ACTIVA MUTUA quiere sumarse mediante esta campaña a este día para aportar información sobre  el cuidado del ambiente acústico y la necesidad de crear conciencia para generar cambios en el comportamiento de todos con respecto al ruido, en especial en las empresas con altos niveles de ruido.

El ruido es un problema de salud pública, por ello es beneficioso que haya un Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, para concienciar a las personas sobre la existencia de este problema.

Se trata de una problemática de mucha complejidad porque cada ciudad, municipio, país, tiene una legislación distinta sobre el ruido. Y realmente es un problema que nos afecta a todos, sobre todo en las grandes ciudades, con grandes volúmenes de tráfico, industria o sector turístico y de ocio. 

Qué es el ruido y cómo nos afecta 

El ruido es un sonido inarticulado, sin armonía ni ritmo que tiende a ser desagradable y molesta al oído. Es, en pocas líneas, un sonido no deseado.

La contaminación acústica, que proviene del tráfico de vehículos motorizados y del sonido de aviones y trenes, perjudica considerablemente la audición pero también genera trastornos del sueño, enfermedades cardiovasculares como la cardiopatía isquémica y problemas cognitivos. Otros estudios han revelado que podría estar asociado con la obesidad y la diabetes.

La situación de estado de emergencia que vivimos actualmente a consecuencia del COVID19 ha provocado que la disminución enorme tanto de tráfico rodado como de trenes y aviones haya generado una disminución de niveles de ruido en todas las ciudades en España y gran parte del mundo como nunca habíamos experimentado.

Pero la problemática y efectos dañinos seguimos teniéndolos en los centros de trabajo cuyas características productivas generan elevados niveles de ruido.

Evaluación del ruido en la empresa.

Evaluar los niveles sonoros es un factor clave en la lucha contra la sordera ocupacional en la empresa. Sin esta evaluación, es imposible identificar los puestos de riesgo ni las personas trabajadoras expuestas, lo cual dificulta la aplicación de sus acciones contra el ruido.

La evaluación del ruido en la empresa es primordial por dos razones:

  • La identificación de los puestos de trabajo en los que el nivel de ruido supera los 80 dB(A)
  • El detalle del tipo de acción que se debe llevar a cabo en relación con cada trabajador expuesto

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA LA REDUCCIÓN DEL RUIDO

La reducción del ruido en su origen

Es la primera medida que debe considerarse porque permite proteger a todos sus trabajadores al mismo tiempo. Un método eficaz consiste en, por ejemplo, aislar una máquina demasiado ruidosa. En cambio, reducir el ruido en su origen puede ser costoso e, incluso, imposible debido a la estructura del propio edificio de la empresa. En este caso, el mejor método consiste en proteger individualmente a sus empleados.

La reducción del ruido en el medio

Otra medida eficaz, es redistribuir físicamente los puestos de trabajo, alejando aquellos de mayor emisión de ruido para evitar la exposición. También es recomendable establecer medidas de organización, como rotaciones entre distintos puestos de trabajo, limitando la duración e intensidad de la exposición.

El uso de protectores contra el ruido

Ya se trate de cascos, tapones desechables o tapones moldeados para los oídos, proporcionar o establecer la obligatoriedad de uso, en función del nivel de ruido al que se está expuesto, de estos protectores individuales contra el ruido es primordial para preservar la audición del trabajador. También se recomienda consultar que equipo de protección individual contra el ruido se adapta mejor a las necesidades de cada puesto de trabajo.

La conscienciación de las personas trabajadoras

Ya que una protección sólo es eficaz si se usa, es primordial concienciar a los trabajadores y trabajadoras sobre la importancia de proteger su audición el 100 % del tiempo de exposición al ruido. De esta manera, podrá combatir ciertas ideas preconcebidas que hacen que los protectores auditivos no se usen.

La puesta en marcha de una cultura de seguridad

Al hacer que la plantilla comprenda el peligro que representa el ruido en su lugar de trabajo, podrá poner en marcha una cultura de seguridad. Al tomar resoluciones claras, ateniéndose a ellas, las acciones de prevención puestas en práctica se convertirán en un reflejo en la empresa.

Para más información:

http://www.sea-acustica.es/index.php?id=44

Diego J. Férez Guirao – Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

 

 

Protección respiratoria frente al COVID-19. Limpieza y desinfección de Mascarillas higiénicas reutilizables
17 abr

Protección respiratoria frente al COVID-19. Limpieza y desinfección de Mascarillas higiénicas reutilizables

Las medidas de protección individual (incluyendo el equipo de protección individual (EPI)), deben ser adecuadas y proporcionales al riesgo o riesgos frente a los que debe ofrecerse protección acorde con la actividad laboral o profesional.

La forma óptima de prevenir la transmisión del virus es usar una combinación de todas las medidas preventivas, no solo Equipos de Protección Individual (EPI). La aplicación de una combinación de medidas de control puede proporcionar un grado adicional de protección, incluso si una medida falla o no está disponible.

De forma general, la recomendación es utilizar EPI desechables, o si no es así, que puedan desinfectarse después del uso, siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Los EPI deben escogerse de tal manera que se garantice la máxima protección con la mínima molestia para el usuario y para ello es crítico escoger la talla, diseño o tamaño que se adapte adecuadamente al mismo.

La correcta colocación los EPI es fundamental para evitar posibles vías de entrada del agente biológico; igualmente importante es la retirada de los mismos para evitar el contacto con zonas contaminadas y/o dispersión del agente infeccioso.

En el caso concreto de los equipos de protección respiratoria, como de cualquier otro EPI, se debe determinar, en primer lugar,  en qué escenario de riesgo se encuentra cada trabajador o trabajadora establecido en función de la naturaleza de la actividad desarrollada en cada caso y la evaluación de riesgos de la exposición de dicho agente, para así determinar o seguir las recomendaciones de uso y tipo de EPI, en cuanto a adopción de medidas individuales.

Como se puede comprobar en esta Tabla, detallada en el Procedimiento de actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus (SARS-COV-2), publicado el 08 de abril por el Ministerio de Sanidad (considerando sus posibles posteriores modificaciones), se clasifican los distintos escenarios de riesgo de la población trabajadora (listado no exhaustivo de actividades), detallando en cada situación que requerimientos se deben seguir para trabajar sin riesgo a contagio por COVID 19.

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/PrevencionRRLL_COVID-19.pdf

Podemos observar, que muchas actividades en las que el riesgo de exposición es bajo, no requiere uso de EPIS para evitar la exposición de este riesgo, por su baja probabilidad. Esto no quiere decir que no se deban utilizar EPIS para protegernos de otros riesgos laborales a los que la persona trabajadora esté expuesta para el desarrollo de sus tareas.

Aunque no hay que olvidar que, independientemente de cualquier escenario de riesgo, se deben de cumplir estrictamente unas medidas higiénicas y organizativas en los lugares de trabajo, como es la distancia interpersonal de al menos un metro para aquellas personas que deben seguir acudiendo a sus centros de trabajo.

Con el fin de evitar contagios, los casos confirmados y en investigación deben llevar mascarillas quirúrgicas. La colocación de la mascarilla quirúrgica a una persona con sintomatología respiratoria supone la primera medida de protección para el trabajador.

Las mascarillas de protección individual y las mascarillas quirúrgicas tienen objetivos diferentes y deben cumplir con distintas disposiciones legislativas. Las primeras son equipos de protección individual (EPI) y protegen frente a la inhalación de bioaerosoles. Las mascarillas quirúrgicas son productos sanitarios (PS) diseñados para evitar la transmisión de agente infecciosos procedentes de quienes las llevan puestas.

La protección respiratoria generalmente recomendada para el personal con riesgo de exposición que pueda estar en contacto a menos de 2 metros con casos en investigación o confirmados es una mascarilla auto filtrante tipo FFP2 o media máscara provista con filtro contra partículas P2.

Las mascarillas auto filtrantes o, en su caso, los filtros empleados no deben reutilizarse y por tanto, deben desecharse tras su uso. Las medias máscaras (que deben cumplir con la norma UNE-EN 140:1999) deben limpiarse y desinfectarse después de su uso.

Para ello se seguirán estrictamente las recomendaciones del fabricante y en ningún caso, el usuario debe aplicar métodos propios de desinfección ya que la eficacia del equipo puede verse afectada.

Cuando de la evaluación de riesgos se derive que en el desarrollo de la actividad se realizan procedimientos asistenciales en los que se puedan generar bioaerosoles en concentraciones elevadas, se recomienda el uso por el personal sanitario de mascarillas auto filtrantes contra partículas FFP3 o media máscara provista con filtro contra partículas P3.

Los equipos de protección respiratoria deben quitarse en último lugar, tras la retirada de otros componentes como guantes, batas, etc.

En cuanto a la limpieza y desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables, se podrán seguir cualquiera de los métodos siguientes:

  1. Lavado y desinfección de las mascarillas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora).
  2. Sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Después lavar con agua y jabón y aclarar bien para eliminar cualquier resto de lejía y dejar secar.
  3. También se pueden desinfectar las mascarillas con el uso de virucidas. El Ministerio de Sanidad periódicamente publica un listado de virucidas aptos para eliminar adecuadamente el virus. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Listado_virucidas.pdf

Debido a las circunstancia especiales de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y a la urgencia de disponer de productos desinfectantes con actividad virucida para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables, se ha establecido que se pueda utilizar, para este fin, cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para PT2 (uso ambiental) , que han pasado la Norma 14476 de actividad virucida y que se encuentran registrados para uso por el público en general (estos productos que están autorizados en su modo de empleo para superficies, podrán utilizarse para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables). Su uso será de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, poniendo especial atención al uso diluido o no del producto y a los tiempos de contacto necesario para la actividad desinfectante. Una vez desinfectadas las mascarillas, se lavaran con abundante agua y jabón para eliminar cualquier resto químico y se dejaran secar.

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documento/Limpieza_y_Desinfeccion_mascarillas_higienicas_reutilizables_pdf.pdf

Por último, ante la escasez de este tipo de EPI queremos hacer mención a la alternativa de fabricación de mascarillas “caseras”.

Las mascarillas de tela “caseras” pueden estar fabricadas de muy diferentes materiales y los ensayos e investigación clínica sobre su eficacia es limitada. No obstante la evidencia disponible muestra que las mascarillas de tela protegen menos que las mascarillas quirúrgicas e incluso pueden aumentar el riesgo de infección debido a la humedad, la difusión de líquidos y la retención del virus.

Las mascarillas de tela comunes no se consideran protección frente a virus respiratorios y, en el ámbito laboral, no se debería promover su utilización. Por otro lado, las mascarillas de tela “caseras” no cumplen la normativa de EPI ni de producto sanitario (PS).

No obstante, en el caso de su uso particular por los ciudadanos (diferente al ámbito laboral), es importante insistir en que esta medida no debe implicar una relajación en las medidas básicas de prevención recomendadas (por ejemplo: distanciamiento social, higiene de manos yno tocarsecara).

https://www.insst.es/preguntas-tecnicas-frecuentes-epi-covid-19

 

Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua.

La salud mental clave para la superación de la situación de confinamiento por coronavirus
06 abr

La salud mental clave para la superación de la situación de confinamiento por coronavirus

La actual situación de confinamiento generada por la pandemia de coronavirus ocasiona un cambio drástico en los hábitos de vida. La clave para superar o adaptarnos a esta situación de distanciamiento social y limitaciones en la movilidad es procurar el mejor bienestar psicológico posible, sin olvidarnos de las medidas de protección para evitar el contagio de coronavirus SARS-CoV-2, que son las mismas que en cualquier dolencia respiratoria:

  • Lavarse las manos frecuentemente. Es necesario mantener una higiene correcta de las manos, limpiándolas con agua y jabón o bien con soluciones alcohólicas 70 %. Especialmente si se ha estado en contacto con personas que sufren esta dolencia o bien en su entorno. De este modo, eliminamos el virus de la extremidad.
  • Taparse la boca y la nariz al toser o estornudar.Es importante adoptar medidas de higiene respiratoria. Es decir, al toser o estornudar, hay que taparse la boca y la nariz con pañuelos desechables o bien con la cara interna del codo. Inmediatamente después, se tienen que lavar las manos siguiendo las instrucciones del apartado anterior. Así se evita la propagación de gérmenes y virus, y se evita contaminar los objetos que toque o las personas que tenga a su alrededor.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca. El contagio del coronavirus SARS-CoV-2 se produce cuando las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona contagiada son exhaladas por una persona sana; o bien cuando éstas caen en un objeto o superficie que, posteriormente toca la persona y después, sin desinfectarse las manos, se toca los ojos, la nariz o la boca.
  • Es esencial evitar el contacto próximo con personas que sufren infecciones respiratorias agudas y presentan tos, estornudos o expectoraciones. Se tiene que mantener una distancia de dos metros y no compartir pertenencias personales.
  • Es indispensable no compartir enseres como cubiertos, vasos o servilletas; comida u otros objetos sin limpiarlos correctamente.
  • En caso de tener síntomas de malestar general, tos, fiebre y dificultad para respirar, llama al 112 o el número adscrito a tú comunidad, y sigue sus instrucciones.

El bienestar psicológico dependerá de nuestra capacidad de adaptación individual y colectiva.

Tanto la experiencia del confinamiento como el estrés colectivo que genera la situación de pandemia, generan una activación de las emociones de alerta en lugar de hacer un análisis lógico de la situación, surgiendo emociones como el miedo, anodinia o aburrimiento, agobio, ansiedad, ira o desesperación, que de prolongarse en el tiempo, como parece que está siendo, pueden llegar a producir agotamiento psicológico y por ello trastornos del ánimo.

Para abordar una situación adaptativa extrema como la que estamos viviendo se aconseja seguir las pautas de un gran experto en ayuda humanitaria tras grandes catástrofes con es S.E. Hobfoll, quien estableció una serie de criterios básicos que se deberían promocionar en estas situaciones de necesidad de toda una población sometida a un estrés colectivo e individual, y dirigidos a promover el sentido de la seguridad, la autoeficacia, la calma, y la conectividad entre las personas, y la esperanza.

Estas son:

Comunicación

Medidas como el distanciamiento social y la restricción de visitas pueden provocar aislamiento social, especialmente en personas de edad avanzada que viven solas. Por ello, es importante, desde la distancia, comunicarse y socializar con amigos y familiares utilizando la tecnología y herramientas al alcance, como dispositivos móviles, redes sociales, videoconferencias o WhatsApp.

En caso que conozcas a personas que no saben cómo utilizarlas, puedes ayudarlas a que puedan usarlas y mantener una conexión con la sociedad.

La comunicación y la colaboración con otras personas son altamente positivas, según experiencias estudiadas en el pasado ante momentos críticos, y evitan sufrir situaciones de aislamiento que pueden afectarnos psicológicamente.

Organización de tareas

Es interesante planificar qué actividades se realizarán cada día, de manera que, dentro de la excepcionalidad de la situación, haya unas rutinas y unos hábitos diarios. Algunas opciones para los más pequeños son:

  • Leer y escuchar cuentos.
  • Jugar
  • Realizar actividades manuales.
  • Aprender nuevas cosas, por ejemplo, técnicas de relajación.

También es importante realizar ejercicios físicos, como estiramientos o caminar en un espacio, a pesar de que éste sea reducido, y realizarlos de una forma organizada a unas horas determinadas del día, siendo estrictos en su cumplimiento. Esto genera endorfinas, tan necesarias para activar el bienestar y el ánimo.

En caso que tengáis vecinos de edad avanzada, que forman parte de la población de alto riesgo de COVID-19, podéis ofrecerles vuestra ayuda para tareas como ir a comprar. Este tipo de acciones son altamente positivas para las personas y, además, facilitan cumplir con las medidas estrictas de aislamiento para este colectivo.

Acceso a la información

La sobreexposición a la información relacionada con la COVID-19 aumenta los niveles de estrés y perjudica la salud mental. Por ello, es recomendable un acceso moderado a las noticias para mantenerse informado, y realizar otras actividades como leer un libro, mirar una película o jugar a un juego, evitando recibir más información de la necesaria. No hay que fijarse solo en lo negativo de las informaciones recibidas, valorar las altas, las curaciones, los avances y la lucha colectiva que estamos llevando a cabo. Si nuestra mente se obsesiona con las negatividades entraremos en un bucle de repetición de pensamiento catastrofista.

Gestión de las emociones

Nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, sensación de peligro permanente, insomnio y dificultad para controlar las preocupaciones o dejar de pensar en una enfermedad. Estos son algunos de los síntomas que puede generar una situación como la actual. Para minimizarlos podéis:

  • Mantener los hábitos saludables y las rutinas diarias (alimentación, higiene, sueño, etc.).
  • Buscar una actividad o alternativa para distraerse de pensamientos negativos.
  • Verbalizar las emociones con una persona cercana o un compañero para aligerar la carga y la preocupación.
  • Desconectar de las informaciones que llegan constantemente para reducir la sobreinformación y la preocupación.
  • Seguir técnicas de respiración y relajación para disminuir el nivel de ansiedad, o practicar actividades como yoga o meditación.

La mayor parte de las respuestas de ansiedad son consideradas normales, pero debemos estar alerta ante síntomas como:

  • Ritmo cardíaco acelerado y/o sensación de opresión en el pecho.
  • Estado de hiperalerta, verificación constante de tareas realizadas.
  • Aumento de temores y preocupaciones excesivas.
  • Evitar personas, lugares o informaciones.
  • Cambios en el descanso o la comida, y de forma de estar con las personas.
  • Afectación a las reacciones interpersonales, familiares o laborales.

Si se produce alguno o diversos de estos síntomas, la ansiedad está repercutiendo en las actividades habituales y es necesario consultar con un especialista para buscar estrategias que permitan modular estas respuestas cognitivas, emocionales y fisiológicas.

Alfred Barredo. Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Día mundial del sueño
11 mar

Día mundial del sueño

El Día Mundial del Sueño es un evento anual, destinado a ser una celebración del sueño y  llamado a la acción sobre cuestiones importantes relacionadas con el sueño, incluidos los medicamentos, la educación, los aspectos sociales y la conducción. Está organizado por el “Comité del Día Mundial del Sueño” de la Sociedad Mundial del Sueño y tiene como objetivo disminuir la carga de los problemas del sueño en la sociedad a través de una mejor prevención y manejo de sus trastornos.

El sueño es una actividad en la que empleamos una tercera parte de nuestra vida y que resulta imprescindible para un correcto funcionamiento psicofisiológico. Se ha comprobado en diferentes investigaciones, que no dormir durante períodos largos, puede producir graves trastornos de tipo físico, que van desde un mayor envejecimiento, mayor sensibilidad al dolor, una menor inmunidad a las enfermedades, pudiendo llegar hasta la muerte, y por otra parte puede comportar importantes desajustes psicológicos, del tipo comportamental, llegando a estados psicóticos transitorios.

La importancia del sueño es porque mientras se duerme, aparte de haber una actividad psíquica compleja como es el soñar, nuestro cuerpo aprovecha para recuperarse del desgaste diario, para regenerarse y para que descansen sus centros nerviosos y tejidos musculares. Es por lo que cuando se duerme se relajan unas actividades vitales como por ejemplo: frecuencia cardiaca, disminución de la tensión arterial, respiración más lenta, hipotonía generalizada y cambios importantes en el sistema nervioso central i endocrino, que libera una hormona (STH) que resulta vital para regular el crecimiento y desarrollo del organismo.

Por lo tanto, el sueño, es una necesidad primaria de carácter esencial, de las más importantes que tienen los seres humanos, pues cuando no se duerme o no se duerme lo suficiente, el organismo reacciona con una serie de desajustes, muchos de ellos altamente peligrosos para la salud en general y en especial cuando hay que realizar determinadas actividades que pueden comportar mayor riesgo, como por ejemplo la conducción o trabajos  de riesgo que requieren alta percepción o vigilancia.

¿Por qué no dormimos lo suficiente?

Actualmente nuestra sociedad funciona las 24 horas del día. Las presiones económicas exigen que muchas personas trabajen en lugar de dormir, debido al pluriempleo, horas extras, trabajo y familia, trabajo – familia y estudios, diversión etc., sin parar a pensar las consecuencias de esta elección, los efectos negativos que pueden tener sobre la salud y en el funcionamiento óptimo de las personas, dado que, muchas personas todavía consideran que “el dormir es un lujo”.

El sueño en el trabajo

El sueño en el ámbito laboral puede tener muchas implicaciones. Puede afectar a todas las personas trabajadoras, aunque existen colectivos con mayor riesgo entre los cuales podemos encontrar:

  • Personal con cambios frecuentes de turnos de trabajo que se ven obligados a cambiar su ciclo normal de sueño-vigilia, siendo éste perturbado, y como consecuencia del mismo puede interferir en una disminución del rendimiento y del nivel de atención en el trabajo.
  • Las personas trabajadoras con turnos de noche hacen que la persona descanse durante el día, cuando las condiciones ambientales no favorecen el descanso, por lo que se reduce su duración y su calidad.
  • Los continuos cambios de horario tienen efecto sobre el nivel de activación de las personas durante el trabajo, lo que provoca que las empresas que trabajan 24h. tengan mayor accidentalidad por la noche.
  • Hay muchas personas que sufren trastornos del sueño nocturno, que también inciden en la calidad del trabajo diurno, ya que afectan de forma directa en la aparición de la fatiga, disminución de reactividad, cambios en el estado anímico, pérdida de capacidad de reacción y de precisión en la ejecución determinadas actividades, alteraciones perceptivas, etc.
  • Las personas conductoras profesionales son, entre otros, un colectivo de alto riesgo por estar al frente de vehículos y en ocasiones con alteraciones de sueño añadidos por diferentes factores.

Efectos de la falta de sueño en la conducción

Según datos de la Dirección General de Tráfico el sueño y la somnolencia son los responsables de muchos de los accidentes y accidentes mortales en España en las carreteras.

El adormecimiento o falta de sueño puede conducir a un accidente, entre los factores más importantes detectados en estudios de laboratorio y vehículos son:

  • Enlentecimiento del tiempo de reacción: impidiendo frenar a tiempo para evitar una colisión.
  • Reducción de la vigilancia: incluyendo periodos de no respuesta o respuesta demorada.
  • Déficits en el procesamiento de la información: integrar la información lleva más tiempo.
  • Alteraciones motrices: aumento en la lentitud de las reacciones.
  • Aparición de microsueños: durante breves lapsos de tiempo se pierde la conciencia de tiempo y espacio.
  • Alteración de las funciones sensoriales: el sueño afecta a todos los sentidos, pero en especial al de la vista, puede alterar la convergencia binocular, dificultades de enfocar, visión borrosa, etc.
  • Alteraciones en la percepción: captan peor o de manera más incorrecta las señales, las luces, sonidos, etc., especialmente la percepción de velocidad, profundidad y del tiempo, por lo que reduce la reacción.

Hay también una interacción del sueño con otras variables en la conducción:

  • La edad: menor control del sueño y sus efectos negativos al volante.
  • El estado psicofísico: los estados mentales complejos alteran y aumentan la necesidad de sueño.
  • El tipo de carretera: hay vías que provocan una disminución de la atención y relajan la actividad del sistema nervioso, por ejemplo, autopistas y tramos rectos de todo tipo de carreteras.
  • Fármacos y otras sustancias: hay muchos fármacos con efectos hipnóticos o relajantes añadidos a su acción específica, éstos favorecen la aparición del sueño más rápido de lo normal, pudiendo sorprender al conductor. El alcohol u otros estimulantes pueden provocar “un efecto rebote” que hace que una vez pasada su acción, el sueño sobrevenga con mayor intensidad.
  • Las variables ambientales: calor, falta de oxigenación o aireación, etc.
  • Fatiga: interrelación directa con el sueño. A mayor fatiga más sueño.

Medidas preventivas

Adopte Prácticas de higiene del sueño y si éstas no fueran suficientes o, si hubiese alguna posible patología, acuda a su médico de familia para que proceda a su diagnóstico.

 

 

Exigir una cultura de igualdad en el trabajo
06 mar

Exigir una cultura de igualdad en el trabajo

Dentro de las doce pequeñas acciones con gran impacto para la generación de igualdad que contempla la ONU-Mujeres, se contempla la importancia en el ámbito laboral de exigir una política basada en la igualdad de género.

Desde el acoso sexual hasta la brecha salarial de género, las mujeres enfrentan una lista completa de prácticas discriminatorias en lo que se refiere al lugar de trabajo. Exige un ambiente de trabajo progresista a través de la representación equitativa de mujeres en los altos cargos y juntas directivas, la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor y el dictado de cursos de formación sobre igualdad de género.

Las mujeres suelen hacer grandes sacrificios profesionales para tener una familia, lo que repercute en su bienestar personal y económico. Una manera de igualar las condiciones es luchar por la aprobación de políticas unificadas de licencia parental que ofrezcan un período amplio de licencia remunerada a las madres y los padres biológicos y adoptivos. Es importante alentar a los padres a desempeñar un papel activo en la crianza de sus hijas e hijos. Los programas de reinserción laboral también pueden ayudar a las mujeres a recuperar la formación que pudieran haber perdido cuando están listas para reincorporarse en el mercado laboral.

Otras maneras sencillas de facilitarles la vida profesional a las madres abarcan las siguientes: pedir salas de lactancia, refrigeradores para conservar la leche materna, horarios flexibles de trabajo y servicios de atención infantil asequibles y de calidad en el lugar de trabajo o cerca de él.

https://www.unwomen.org/es/news/stories/2020/2/compilation-small-actions-big-impact-for-generation-equality.