Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Categorías: PRL

Día Mundial de los Docentes: apostamos por la prevención
04 oct

Día Mundial de los Docentes: apostamos por la prevención

Un año más celebramos el Día Mundial de los Docentes (World Teachers’Day), tal y como viene ocurriendo desde el año 1994 cada 5 de octubre, con el objetivo de poner en valor una de las figuras más trascendentales para el desarrollo de nuestra colectividad, ya que son ellos, los docentes, los encargados de formar a las generaciones futuras.

La celebración de este día es, sin duda, un homenaje más que merecido y nos permite reconocer la contribución esencial que realizan estos profesionales a la sociedad, fundamentando uno de nuestros pilares básicos: la educación.

Este es un día para realizar una reflexión sobre los logros obtenidos y plantear los pasos a seguir para hacer frente a los retos que nos plantean los tiempos actuales. Es necesario recordar las carencias que tenemos en este ámbito como las dificultades que surgen en las relaciones interpersonales y en la gestión institucional, fomentando en ocasiones los riesgos psicosociales, así como la escasa disponibilidad de recursos que limita unos de los principales factores de la calidad educativa: el aprendizaje permanente de los docentes.

Los docentes juegan un papel fundamental en la consecución de los objetivos planteados en la Agenda 2030 (plan de acción para el desarrollo sostenible que nace del compromiso de los Estados miembro de las Naciones Unidas, cuyo objetivo principal es velar por la protección de las personas, el planeta y la prosperidad) en la que se atribuye a la educación un valor estratégico.

En años anteriores, durante los diferentes días del docente, se abordaron temas relevantes usándolos como lema de la celebración, entre ellos la necesidad de un adecuado reconocimiento de estos profesionales, la mejora de su situación profesional, la importancia de contar con docentes formados y cualificados, el empoderamiento de éstos o la enseñanza en libertad.

El lema elegido para este año 2019 es “jóvenes docentes, el futuro de la profesión”

Una de las cuestiones que consideramos fundamental en Activa Mutua para que estos jóvenes docentes a los que hace referencia el eslogan de este año puedan disfrutar de una carrera larga y plena, con una mejor calidad de vida, es la prevención.

En contra de la creencia popular, la actividad que se desarrolla en las aulas implica riesgos para la salud y seguridad de los docentes. Es importante que éstos sean conscientes de los mismos.

Un conocimiento apropiado, así como una actitud preventiva adecuada ante riesgos derivados de la carga del trabajo, el medio ambiente u otros, determinarán la calidad de la salud de estos trabajadores.

Entre las afecciones más habituales que sufren los profesores nos encontramos con problemas asociados a la voz, trastornos musculoesqueléticos, estrés o el conocido como síndrome Burnout.

Todas ellas, viejas conocidas de nuestro departamento de prevención en el que nuestros técnicos se han especializado para dotar a estos profesionales de los recursos necesarios para disfrutar de una vida laboral saludable.

Está claro que educación y desarrollo son conceptos estrechamente ligados. Los docentes son, por tanto, garante de porvenir para nuestra sociedad ya que inciden de manera esencial en el crecimiento personal de niños, niñas y jóvenes.

En Activa Mutua somos conscientes de la importancia de su salud y por ende de su bienestar. Los jóvenes docentes no solo son el futuro de la profesión, tal y como dice el eslogan de este año, también son, junto con el resto de los profesionales de la educación, “el futuro de todos”.

Como escribió el filósofo, psicólogo y pedagogo Jhon Dewey “la educación no es preparación para la vida; la educación es la vida en sí misma”.

 

 Javier Vega Molpeceres, Departamento de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Trabajos con herramientas manuales
30 sep

Trabajos con herramientas manuales

Las herramientas manuales, son unos equipos de trabajo utilizados generalmente de forma individual, que sólo requieren la fuerza motriz humana y que se sostienen con las manos. Se han utilizado desde la Antigüedad, para poder realizar tareas que resultarían imposibles usando sólo las manos. Algunas han sufrido una gran evolución, sin embargo otras, no difieren demasiado de aquellas primeras.

Las herramientas manuales, parecen tan sencillas que a veces se olvidan las graves consecuencias que, un mal diseño o fabricación, una incorrecta elección o una inadecuada utilización, pueden tener sobre la seguridad y salud del trabajador o trabajadora.

Los accidentes producidos por las herramientas manuales, constituyen una parte importante del número total de accidentes de trabajo y en particular, de los de carácter leve, ya que se utilizan en numerosas actividades laborales. Sin embargo, las medidas de prevención les conceden poca relevancia, por la idea muy extendida de la escasa gravedad de las lesiones que producen, así como por la influencia del factor humano, que es más difícil de abordar técnicamente.

Podemos clasificar las herramientas del siguiente modo:

  • de accionamiento manual o sin motor.
  • de accionamiento no manual, mecánicas o con motor:
    • Eléctricas.
    • Neumáticas.
    • Hidráulicas.
    • Combustión interna.

Las herramientas de accionamiento manual o sin motor, de uso habitual y cuya relación no exhaustiva es: Destornilladores, Alicates, Tenazas, Llaves, Martillos, Cortafríos, Cinceles, Limas, Punzones, Granetes, Pelacables, Pelamangueras, Prensaterminales, Giramachos de carraca, Tijeras, etc.

Según se recoge en las estadísticas que publica anualmente el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, las herramientas manuales producen aproximadamente el 11% del total de los accidentes de trabajo, y el 70% de éstos se han producido por la utilización de herramientas manuales sin motor.

Datos año 2016:

*Accidentes de Trabajo con Baja en Jornada, por Actividad específica que desempeñaba el Trabajador.

TRABAJOS CON HERRAMIENTAS MANUALES (sin motor y sin especificar)

  TOTAL: 45.887.   Leves: 45.490; Graves: 349; Mortales: 48.

Los principales riesgos derivados del uso, transporte y mantenimiento de las herramientas manuales son:

  •  Golpes y cortes en manos ocasionados por las propias herramientas durante el trabajo normal con las mismas.
  • Lesiones oculares por partículas provenientes de los objetos que se trabajan y/o de la propia herramienta.
  • Golpes en diferentes partes del cuerpo por despido de la propia herramienta o del material trabajado.
  • Esguinces por sobreesfuerzos o gestos violentos.

Las principales causas que originan los riesgos indicados son:

  • Abuso de herramientas para efectuar cualquier tipo de operación.
  • Uso de herramientas inadecuadas, defectuosas, de mala calidad o mal diseñadas.
  • Uso de herramientas de forma incorrecta.
  • Herramientas abandonadas en lugares peligrosos.
  • Herramientas transportadas de forma peligrosa.
  • Herramientas mal conservadas.

Medidas preventivas generales:

Las medidas preventivas se contemplan desde la fase de diseño y adquisición de la herramienta; conllevan unas prácticas de seguridad asociadas a su uso; tienen en cuenta las medidas preventivas específicas para cada herramienta en particular; y finalmente terminan en la implantación de un adecuado programa de mantenimiento y control, almacenamiento y eliminación de dichas herramientas.

Por lo tanto, a la hora de velar por la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras expuestos al uso de herramientas manuales se tendrán muy en cuenta los siguientes aspectos para tomar las correctas medidas preventivas:

1.       Diseño ergonómico. La herramienta manual debe cumplir una serie de requisitos básicos para que resulte eficaz:

  • Desempeñar con eficacia la función que se pretende de ella.
  • Proporcionada a las dimensiones del usuario.
  • Apropiada a la fuerza y resistencia del usuario.
  • Reducir al mínimo la fatiga del usuario.

2.       Adquisición Se deben adquirir herramientas de calidad acordes al tipo de trabajo a realizar.

3.       Adiestramiento-Utilización. Es la fase más importante pues en ella es donde se producen los       accidentes. El objetivo es que el usuario de la herramienta esté capacitado para su uso en condiciones seguras.

4.       Control y almacenamiento. Se conseguirá que todas las herramientas se encuentren en perfecto estado. El servicio de mantenimiento general de la empresa deberá reparar o poner a punto las herramientas manuales que le lleguen, desechando las que no se puedan reparar o las que estén defectuosas.

 

Miguel Fernandez Palenzuela, Departamento Prevención de riesgos laborales de Activa Mutua

 

 

 

Turismo y empleo: un futuro mejor para todos
27 sep

Turismo y empleo: un futuro mejor para todos

Este 27 de septiembre se celebra el día mundial del turismo, cuya finalidad es fomentar el conocimiento entre la comunidad internacional sobre la importancia del turismo, siendo en estas últimas décadas, una importante fuente económica para los países a nivel global.

El sector turístico genera un gran número de empleos tanto directos como indirectos y registran un crecimiento constante del fenómeno que involucra a millones de personas en todo el mundo.

Debemos fomentar y velar por un empleo de calidad, en términos de seguridad y salud laboral, para favorecer un trabajo que genere un bienestar en la salud (física, psíquica y social) como un bienestar económico para los trabajadores y trabajadoras. Para conseguirlo, es esencial y prioritario una buena integración de la prevención de riesgos laborales en la gestión de todo proceso empresarial.

Recordemos que la prevención de riesgos laborales tiene beneficios para la salud del trabajador/a, así como, beneficios sociales (calidad de vida a trabajadores/as, familias, entorno laboral) y económicos (empresa y sistema social), transmitiendo una imagen corporativa segura, saludable, sostenible y comprometida con la sociedad.

Por este motivo desde el Departamento de prevención de riesgos laborales de Activa Mutua, queremos aprovechar el día mundial del turismo, con el lema “Turismo y empleo: un futuro mejor para todos”, para concienciar a nuestras empresas y autónomos mutualistas de los riesgos a los que están expuestos derivados del desarrollo de numerosas actividades que integran el turismo, velando así por un presente y futuro laboral seguro y saludable.

Para más información, puede consultar a su delegación más próxima o mandar un e-mail a prevencion@activamutua.es.

 

Jordi Guart, Departamento de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Las enfermedades cardiovasculares
26 sep

Las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos. Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales (AVC) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. Los AVC también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre. Los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV) suelen tener su causa en la presencia de una combinación de factores de riesgo, tales como el tabaquismo, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol, la hipertensión arterial, la diabetes y la hiperlipidemia.

Principales factores de riesgo

Las causas más importantes de cardiopatía y AVC son una dieta malsana, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol.  Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y la evitación del consumo nocivo de alcohol reducen el riesgo de ECV. Por otro lado, puede ser necesario prescribir un tratamiento farmacológico para la diabetes, la hipertensión o la hiperlipidemia, con el fin de reducir el riesgo cardiovascular y prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las políticas sanitarias que crean entornos propicios para asegurar la asequibilidad y disponibilidad de opciones saludables son esenciales para motivar a las personas para que adopten y mantengan comportamientos sanos.

También hay una serie de determinantes subyacentes de las enfermedades crónicas, es decir, «las causas de las causas», que son un reflejo de las principales fuerzas que rigen los cambios sociales, económicos y culturales: la globalización, la urbanización y el envejecimiento de la población. Otros determinantes de las ECV son la pobreza, el estrés y los factores hereditarios.

Síntomas habituales de las enfermedades cardiovasculares

La enfermedad subyacente de los vasos sanguíneos a menudo no suele presentar síntomas, y su primera manifestación puede ser un ataque al corazón o un AVC.

Los síntomas del ataque al corazón consisten en:

  • dolor o molestias en el pecho
  • dolor o molestias en los brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda.

Además puede haber dificultad para respirar, náuseas o vómitos, mareos o desmayos, sudores fríos y palidez.

El síntoma más común del AVC es la pérdida súbita, generalmente unilateral, de fuerza muscular en los brazos, piernas o cara. Otros síntomas consisten en:

  • la aparición súbita, generalmente unilateral, de entumecimiento en la cara, piernas o brazos;
  • confusión, dificultad para hablar o comprender lo que se dice;
  • problemas visuales en uno o ambos ojos;
  • dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación;
  • dolor de cabeza intenso de causa desconocida; y
  • debilidad o pérdida de conciencia.

Quienes sufran estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico.

Intervenciones para reduir las enfermedades cardiovasculares

La OMS ha identificado una serie «inversiones óptimas» o intervenciones muy costoeficaces para prevenir y controlar las ECV, cuya aplicación es viable incluso en entornos con escasos recursos. Existen dos tipos de intervenciones: las poblacionales y las individuales; se recomienda utilizar una combinación de las dos para reducir la mayor parte de la carga de ECV. He aquí algunos ejemplos de intervenciones poblacionales que se pueden aplicar para reducir las ECV:

  • políticas integrales de control del tabaco;
  • impuestos para reducir la ingesta de alimentos con alto contenido de grasas, azúcar y sal;
  • construcción de vías peatonales y carriles para bicicletas con el fin de promover la actividad física;
  • estrategias para reducir el consumo nocivo de alcohol;
  • suministro de comidas saludables en los comedores escolares.

A nivel individual, las intervenciones sanitarias de prevención de los primeros ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, deben centrarse primordialmente en las personas que, si se tienen en cuenta todos los factores, presentan un riesgo cardiovascular medio a alto o en los individuos que presentan un solo factor de riesgo —por ejemplo, diabetes, hipertensión o hipercolesterolemia— con niveles superiores a los umbrales de tratamiento recomendados. La primera intervención (basada en un enfoque integral que tiene en cuenta todos los riesgos) es más rentable que la segunda y tiene el potencial de reducir sustancialmente los episodios cardiovasculares.

Se trata de un enfoque viable dentro de los Servicios de Atención Primaria y en los Servicios de Prevención de Riesgos de las Empresas, y sin necesitar grandes recursos, y que puede ser puesto en práctica incluso por trabajadores sanitarios que no son médicos.

 

Dr. Alfred Barredo Matarredona. Medicina del Trabajo

Prevención sana, conexión vital. Activa tu salud.
24 sep

Prevención sana, conexión vital. Activa tu salud.

Hoy en día resulta incuestionable que la enfermedad cardiovascular no sólo es una preocupación social sino también una realidad empresarial.

De los 210.000 millones de euros estimados en coste social y económico para la Unión Europea, nada más y nada menos que el 26% se atribuye a productividad perdida.

Sin duda más importante, aún es, profundizar el aspecto humano que incide en esta pérdida, en gran cantidad de casos, traducida a una disminución de la calidad de vida y también de la duración de ésta.

Paradójicamente, a pesar de esta gran incidencia, en el ámbito laboral, la mayor parte de las personas trabajadoras no perciben la importancia de la prevención (tanto a título individual como colectivo) y eso que los datos son, como poco, preocupantes. En España este tipo de patologías representan actualmente el 29,4% de los fallecimientos, siendo por tanto la primera causa de muerte y situándose, según fuentes obtenidas en el año 2015 del Instituto Nacional de estadística (INE) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por delante de los accidentes de tráfico y de enfermedades como el cáncer o las relacionadas con el sistema respiratorio.

No sólo eso, además, las previsiones a futuro no son en absoluto alentadoras, la misma OMS estima unos 25 millones de muertes causadas por enfermedades cardiovasculares para el año 2030, a nivel mundial.

Pero hablemos del hoy. Como ya he comentado, actualmente, la causa del mayor número de muertes son las enfermedades cardiovasculares como la angina de pecho, el ictus o el infarto agudo de miocardio.

Aproximadamente 30.000 personas mueren cada año en España por parada cardiorrespiratoria.

Llamativo es también el caso del ictus: tal y como informa la asociación “Freno al ICTUS”. Sus consecuencias originan un coste (personal, social y laboral) que supone el 6% del gasto público sanitario del total del país (primera causa de discapacidad en el adulto). A pesar de esto, más del 60% de la población no es capaz de identificar ningún síntoma de ictus y menos del 50% acudiría al hospital. Si se extrapola al ámbito laboral, uno de cada dos trabajadores o trabajadoras de cualquier organización no dispone de información sobre esta patología.

Ante esta preocupación y con motivo de la celebración del próximo 29 de septiembre, del Día mundial del Corazón, en Activa Mutua, cumpliendo con nuestro compromiso de promover la seguridad y salud laboral, hemos desarrollado una serie de acciones bajo el lema “Prevención Sana, Conexión Vital” con el objetivo de sensibilizar y concienciar a nuestras empresas asociadas y autónomos adheridos, generando una cultura de prevención en lo concerniente a las enfermedades cardiovasculares.

Estas acciones, vinculadas a la promoción de la salud cerebro-cardiovascular, consisten en sensibilización a través de la realización de cursos on-line de la Universidad Corporativa Activa Mutua (Soporte vital básico y desfibrilador externo automático DEA), jornadas presenciales, uso de app específica y campaña informativa, ofreciendo así, recursos de afrontamiento frente a situaciones de infarto agudo de miocardio e ICTUS, favoreciendo la prevención mediante hábitos saludables, facilitando el reconocimiento de ambas patologías por todos nuestros mutualistas, así como la forma correcta de actuación en el entorno laboral.

Para finalizar, os recuerdo los consejos que recomienda la Fundación Española del Corazón para disminuir las dolencias por causa cardiaca en el lugar de trabajo:

  • Para las personas con trabajos sedentarios, como puede ser el desarrollado en una oficina, se recomienda levantarse y dar un pequeño paseo cada dos horas para estirar las piernas.
  • En la medida de lo posible comer comida saludable cocinada en casa. Si no queda más remedio que acudir a restaurantes, no debemos pedir siempre lo mismo ni comer en exceso. Recordad la importancia de consumir fruta, verdura, legumbre y pescado.
  • El factor estrés también es importante. No debemos llevarnos los problemas a casa, es necesario desconectar.

Y, por último, pero no menos importante, como norma general, intentar mantener una vida sana, cuidando la alimentación y realizando ejercicio físico diariamente (al menos 30 minutos al día). Por ejemplo, ir caminando al trabajo o usar la bicicleta. Como dijo Edward Stanley “aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad”.

 

Javier Vega Molpeceres, Técnico superior PRL

El deporte y sus beneficios en la salud cardiovascular: medidas en las empresas.
24 sep

El deporte y sus beneficios en la salud cardiovascular: medidas en las empresas.

Todos lo hemos oído muchas veces: el ejercicio físico es bueno para la salud. Pero la realidad es pasar mucho tiempo ocupado, en un trabajo sedentario y no nos ejercitamos habitualmente.

La buena noticia es que… ¡nunca es demasiado tarde para empezar!. Se debe comenzar poco a poco, encontrando maneras de hacer más actividad física en el día a día. Para obtener el mayor beneficio, se debe tratar de realizar la cantidad recomendada de ejercicio acorde a la edad y la condición física.

Si somos capaces de introducir la rutina deportiva en nuestra vida, nos sentiremos mucho mejor, ayudaremos a nuestro cuerpo a prevenir o controlar enfermedades, muchas de ellas de tipo cardiovascular, consiguiendo vivir más tiempo y mejor.

Para introducir el deporte en nuestra vida sólo hay que tener un poco de tiempo y ganas, pero… ¿se puede hacer deporte en el entorno laboral? La respuesta es sí, aunque es una práctica poco extendida en las empresas españolas, sobre todo en las PYMES, donde la disponibilidad de espacios adecuados y fondos para sufragarlos son más escasos.

No todo es ponerse la ropa deportiva y salir a correr, jugar al fútbol, asistir a sesiones de yoga o pilates, etc. Se puede fomentar el ejercicio sin necesidad de invertir mucho en equipamientos ni “robar” al trabajador tiempo para practicarlo.

Hay empresas que pagan por kilómetros que los trabajadores y las trabajadoras hagan desde su casa al trabajo en bicicleta o andando. Este estímulo “económico” pierde toda importancia  cuando la persona comienza a notar las bondades y los beneficios de moverse (normalmente son pagos simbólicos).

Hay otras compañías que incluyen en su horario laboral tiempo específico para realizar ejercicio, habilitando espacios donde desarrollarlo, incluso costeando diversas clases para los interesados.

Existen otras medidas de estímulo a las prácticas deportivas como son competiciones deportivas dentro de las empresas: campeonatos de pádel, fútbol; otras iniciativas puede salidas ciclo-turistas o senderistas para empleados por distintas rutas de interés, clases de surf, de escalada, el paintball, etc.

Incluso hay compañías que han llegado a acuerdos con gimnasios y centros deportivos para establecer descuentos a sus empleados y empleadas.

Cuando las instalaciones de las empresas son grandes, se pueden habilitar zonas para la práctica deportiva. A modo de ejemplo, una empresa pacense, construyó, en el perímetro de sus instalaciones, un carril para que su plantilla pudiera caminar y/o hacer running antes o después del trabajo.  Viendo que la iniciativa tuvo bastante éxito fue más allá, instalando máquinas deportivas en distintos puntos del carril a modo de paradas para que el ejercicio fuera más completo y ameno.

El patrocinio, por parte de las entidades, de actividades deportivas, tanto lúdicas (carreras solidarias, exhibiciones, etc.) como campeonatos también fomenta la cultura deportiva entre los trabajadores, asocian su empresa o marca a hábitos saludables.

Las empresas deben saber que integrando el ejercicio físico en su rutina conseguirá:

  • Menor número de bajas laborales.
  • Aumenta la productividad en la jornada laboral.
  • Mayores vínculos de lealtad del trabajador con la empresa.
  • Menor número de llegadas tardías al trabajo.
  • Menor rotación de empleados.

El personal deportista se caracteriza por ser perseverante, disciplinado, está motivado, menos estresado, cuenta con mejor salud y es un excelente trabajador en equipo, cualidades más que valiosas para las empresas.

Con estas ventajas es normal que haya numerosas compañías de éxito que busquen fomentar la actividad física entre sus equipos, y que cada vez tengan más en cuenta este aspecto a la hora de organizar sus ritmos y jornadas laborales.

La pregunta del millón es:

  • Para el empresario: ¿incentivas la práctica deportiva entre tus trabajadores? Si no lo haces… ¡deberías!
  • Para el empleado: ¿haces deporte regularmente? Si no lo haces… ¡deberías!

Todo son beneficios cuando hablamos de deporte e introducirlo en el ámbito laboral es una meta loable que debería estar presente en todas las empresas, mediante las iniciativas expuestas u otras más o menos imaginativas, a la vez que sencillas.

 

Rodrigo Pérez, Departamento de prevención de riesgos laborales Activa Mutua

 

 

 

 

 

 

 

Consejos básicos para una vendimia segura
19 sep

Consejos básicos para una vendimia segura

En esta última etapa de cultivo de la uva existen diversos riesgos laborales que debes conocer. Es posible evitar su exposición aplicando conductas de trabajo seguras:

  • Caídas al mismo nivel

Inspeccionar previamente el terreno, prestar mucha atención a terrenos irregulares. Establecer zonas habituales de circulación y mantenerlas despejadas. Uso de calzado que sujete bien el tobillo y con suela gruesa antideslizante.

  • Caídas a distinto nivel

Extremar la precaución ante desniveles del terreno. Para acceder a puntos altos de trabajo en parras utilizar medios adecuados (plataformas, escaleras manuales) en correcto estado. Comprobar un correcto asentamiento antes de su uso.

Nunca saltar directamente desde el remolque y/o tractor. Mantener los estribos limpios. Prohibido transportar a personas o sentarse sobre las paredes del remolque y/o tractor

wine grower picking grapes or doing the harvesting in vineyard close up as sun shines through vine leafs - harvest time in wine industry

  • Cortes por tijeras u otras herramientas de corte

Uso de herramientas en buen estado y limpias. Se guardarán en fundas protectoras. Coger el racimo por la base para efectuar el corte, nunca por el rabo. Uso de guantes con protección anticorte y antipunzonamiento.

  • Atrapamientos por enganche/desenganche manual tractor-remolque

El remolque se adaptará a la potencia y peso del tractor. La persona/s que efectúen esta operación deberán ser conocedoras de los pasos que deben seguir para efectuar la operación con total seguridad; estarán colocadas perpendicularmente al enganche, con total visión del plano de trabajo y coordinadas, si se lleva a cabo en equipo. Se debe efectuar sobre superficies llanas y firmes, con calzos adecuados y puntos de apoyo lo más próximos posible.

  • Riesgos derivados del uso del tractor

Su uso estará restringido a personal capacitado. Se realizará periódicamente un mantenimiento preventivo (espejos, neumáticos, luces, frenos, etc.) del vehículo. Éste dispondrá de dispositivo antivuelco y se deberá de hacer uso del cinturón de seguridad. Se circulará con precaución, evitando giros o cambios bruscos de sentido, especialmente en vías públicas, terrenos peligrosos, con presencia de pendientes, en proximidades de taludes, zanjas o transportando remolques cargados. Es importante repartir y fijar bien la carga en el remolque, respetando la capacidad máxima de carga. No permanecer en las proximidades del vehículo, ni en su línea de recorrido. Estacionar el vehículo en sitios seguros e inmovilizarlo adecuadamente.

  • Lesiones faciales y/u oculares por golpes, pinchazos de los sarmientos

Se recomienda el uso de gafas o pantalla facial.

  • Trastornos musculoesqueléticos por manipulación de cargas, mantenimiento de posturas forzadas y/o ejecución de movimientos repetitivos

Recurrir al uso de equipos mecánicos para transporte y/o manipulación de cargas. Utiliza sacos, cestos, cajas de fácil agarre y no muy grandes, limitando así su peso.  Realiza pausas durante la jornada de trabajo. Adopta una correcta higiene postural a la hora de manipular cargas (espalda recta, flexión de rodillas).

Para evitar posturas forzadas, adapta la altura de trabajo a tus necesidades. En cuanto a ejecución de movimientos repetitivos evita flexionar las muñecas, manteniendo mano y brazo alineados.

  • Inhalación o ingestión de sustancias nocivas (polvo, tratamiento de la uva con productos fitosanitarios, etc.)

Extremar la higiene personal. Lavarse las manos antes de almorzar. No comer la uva sin lavarla previamente.

  • Exposición prolongada al sol

Beber agua frecuentemente para evitar deshidratación. Se recomienda el uso de una gorra para evitar insolación en la cabeza. Uso de cremas solares para proteger la piel expuesta al sol.

  • Picaduras de insectos

Evitar los colores brillantes, cremas con perfume y colonias fuertes al aire libre puesto que pueden atraer los insectos. No dejar comida o refrescos azucarados en la zona de trabajo.

En el supuesto de que se acerquen permanecer inmóvil porque cualquier movimiento brusco puede ser interpretado como una amenaza.

En individuos alérgicos con tan sólo una picadura será suficiente para provocar una reacción grave. Estas personas tendrían que llevar una tarjeta, pulsera o cadena con información sobre su alergia.

 

 

Salud López Sánchez, Departamento Prevención Activa Mutua

 

 

Cuidado con el calor
08 jul

Cuidado con el calor

Con la llegada del verano las temperaturas empiezan a subir y estas nos afectan tanto a nivel físico como psicológico. A nivel físico, nuestro cuerpo acumula una gran cantidad de calor y nos deshidratamos; a nivel psicológico el calor nos puede hace sentir más cansados, agobiados, irritables… así que, no es extraño decir que nuestro desempeño en el trabajo pueda llegar a afectarse.

Pero… ¿es verdad que sus consecuencias sólo se dan en verano? La respuesta es NO. Dependiendo del puesto de trabajo de la persona se puede estar expuesto a altas temperaturas durante todo el año. Por lo tanto, deberemos diferenciar el calor que sucede con el cambio de estación y el que se relaciona con el puesto de trabajo, ya que, sus efectos sobre la persona serán de distinta gravedad.

Aunque, el cómo nos pueda afectar el calor, no solamente depende de la temperatura y su tiempo de exposición. Hay otros factores que están relacionados. Estos se pueden dividir en personales, ambientales y según las tareas realizadas en el trabajo:

  • Personales: la capacidad del cuerpo a aclimatarse al medio ambiente del trabajo, la condición física, la alimentación, antecedentes médicos (enfermedades cardiovasculares, respiratorias, diabetes o insuficiencia renal), tomar ciertos medicamentos, consumo de substancias tóxicas como el alcohol y la cafeína, y la edad.
  • Ambientales: exposición a temperaturas y humedades altas, poca ventilación y exposición intensa a la radiación solar.
  • Según las tareas del trabajo: realizar trabajo físico intenso, poco tiempo de descanso y/o pocas pausas, y vestimenta requerida para el puesto de trabajo que no faciliten la evaporación del sudor.

Como se puede ver en los factores que influyen a cómo el calor nos afecta es muy importante el estado de salud de la persona, el tiempo de exposición a altas temperaturas, como está condicionado el lugar de trabajo y el tipo de tareas que se realizan.

En relación a sus consecuencias la deshidratación y los golpes de calor son los más frecuentes, pero también, se ha demostrado que la exposición a altas temperaturas tiene repercusiones laborales en las organizaciones a causa de las consecuencias físicas y psicológicas que conlleva. Ya que, el calor dificulta la concentración y el bienestar de la persona afectando en consecuencia al desempeño de la persona en el trabajo reduciendo su rendimiento, productividad y eficacia.

Así pues, es muy importante saber que acciones tomar para que el calor nos afecte lo más mínimo posible. A continuación se presentan algunos consejos para hacerle frente:

Consejos generales…

  • Práctica ejercicio: de esta forma se contribuye a que mejore el esfuerzo del sistema cardiovascular y que el cuerpo pueda tolerar mejor su aclimatación al medio ambiente.
  • Bebe agua con frecuencia, aunque no tengas sed. El cuerpo tiene que estar hidratado, por lo tanto, procura también hacerlo al finalizar la jornada laboral.
  • Evita tomar bebidas alcohólicas, con cafeína o muy azucaradas, ya que, estas favorecen la deshidratación.
  • Realiza una buena alimentación: evita comidas calientes y copiosas, procura que sean ligeras y sin grasas. Ten en cuenta que, tanto la obesidad como la delgadez excesiva disminuyen la tolerancia al calor.

Si trabajas al aire libre…

  • Utiliza crema de protección solar.
  • Protégete del sol: llevar ropa ancha, de tejido ligero, clara y protege tu cabeza con una gorra o sombrero de tejido transpirable.
  • Protege tu zona de trabajo del sol, si es posible.
  • Haz pausas y descansa en lugares frescos, de sombra.
  • Limitar el tiempo e intensidad de la exposición al sol: haz rotaciones de tarea y reduce las actividades físicas más intensas al aire libre durante las horas más calurosas.

 

Albert Joana Santiveri – Departamento Prevención Riesgos Laborales Activa Mutua

 

 

Decálogo del turista prevencionista
28 jun

Decálogo del turista prevencionista

Estamos en pleno mes de junio, contando los días para las vacaciones, y no podemos dejar pasar más tiempo sin compartir nuestro decálogo del turista prevencionista:

1- Ten cuidado en la carretera

Antes de salir asegúrate que tu vehículo está en perfecto estado. Haz una revisión del vehículo en un taller de confianza para que todo esté a punto.
Respeta los límites de velocidad de cada tramo.
Mantén la distancia de seguridad.
Haz los descansos oportunos (cada dos horas de conducción, aprovecha para hidratar: agua, zumo, refresco).
No te pongas al volante si no has dormido lo suficiente.
Evita las distracciones (cuidado con el gps, el teléfono inteligente, fumar al volante, etc.). No cargues el vehículo más de la cuenta.
Usar los equipos de protección (casco, cinturón de seguridad, etc.).
Si bebes, no conduzcas.

2- Protégete del sol.

Evita el sol en las horas de más calor (12: 00h-16: 00h). Aprovecha estas horas para comer, darte un siestecita y descansar a la sombra.
Usar protección solar adecuada.
Llevar ropa que nos cubra y gorra también nos protege del sol.
Las gafas de sol pueden ser buenas aliadas: alerta, aseguró que lleven filtro ultraviolenta y estén homologadas! ¡No las compres en cualquier lugar!.
Cuidado con el exceso de calor. Especial cuidado con niños y ancianos.
Manténte informado sobre el clima. Sigue las recomendaciones de médicos y expertos.

3- Precaución durante el baño

En el mar: no bañarse con bandera roja, evitar el baño con bandera amarilla (en caso de hacerlo, que no nos cubra el agua más allá de la cintura).
Cuenta con las corrientes. Por muy bien que sepas nadar son más fuertes que tú, pueden arrastrar mar adentro y hacer imposible tu regreso.
Extremar las precauciones cuando utilizamos embarcaciones o barcas de paseo. Utilizar chalecos salvavidas.
Si vas a la aventura (actividades por ejemplo de buceo, asegúrate rodear de expertos y utiliza todas las medidas de seguridad).
No bañarse en zonas prohibidas o no habilitadas. Especial cuidado con zonas para embarcaciones, motos de agua, etc. En el mar también puedes ser atropellado.
Haz caso de las indicaciones de los socorristas. Si no hay socorrista no tomes riesgos absurdos.
Cuenta con lanzarse al agua bruscamente, de cabeza o desde ahora peligrosas. La lesión medular puede acompañar toda la vida.

4- Cortes de digestión?

Cuando entramos en contacto bruscamente con agua fría lo que puede suceder es un choque periférico, producido por dificultades de vasculación debido al contraste de temperatura en nuestro cuerpo. El riesgo es que perdemos la conciencia y nos ahogamos por inmersión. Por tanto, os recomiendo:

Entrar en el agua poco a poco, mojando muy despacio cada parte del cuerpo.
Si te encuentras mal, sal rápidamente del agua.

5- Prevenir los hongos e infecciones

Especialmente en zonas de piscina, donde hay mucha humedad y mucha gente, estamos expuestos a sufrir infecciones por hongos. Como prevenirlo ?:

Usa siempre chanclas o zapatillas de goma para aislar el pie de la humedad o agua del suelo, ya que es aquí donde más proliferan los hongos.
Dúchate antes y después de entrar en la piscina.
Sécate bien después de bañarte.
No intercambies textil o calzado con otras personas.

6- Juegos lúdicos y deportes de riesgo con cabeza

Utiliza el sentido común.
No hacer nada que implique riesgos y que no estás acostumbrado a hacer sin la supervisión de un profesional.
En deportes de riesgo, tanto de moda, aseguró que se cumplen las medidas de seguridad.
Utiliza las protecciones colectivas e individuales recomendadas.
Desconfía de todo lo que termina en -ing (puenting, jumping, rafting, balconing, etc.).

7- Animales marinos, ¡pueden hacernos daño!

El mar está lleno de fauna y flora! la mayoría de ellos inofensivos pero otros pueden causarnos bastante mal. Algunos de los más conocidos son las medusas y erizos de mar. Sigue las instrucciones de los socorristas y expertos y evita zonas de baño con proliferación de este tipo de animales. En caso de picadura busca ayuda sanitaria para valoración. Algunas picaduras, especialmente si hay alergias, puedes ser muy peligrosas.

8- En la montaña ‘no hagas locuras!

No hagas rutas superiores a tu capacidad (considera tus competencias físicas y experiencia antes de decidirte a hacer una ruta). Evita ir solo, busca buena compañía.
Aprovecha la luz del día y evita rutas nocturnas.
Asegúrate de conocer bien el recorrido antes de adentrarte en una ruta, podrías perderte.
Lleva el móvil cargado al máximo y, si es posible, lleva contigo una batería de repuesto.
No te olvides de llevar el agua necesaria y buenos nutrientes (alimentos como el chocolate o los frutos secos pueden darnos energía).
Ten en cuenta las condiciones meteorológicas antes de salir. Sigue las recomendaciones de los expertos.
Otros objetos que te pueden ser útiles: linterna, navaja, pequeño botiquín de primeros auxilios, encendedor, manta térmica, silbato, ropa de abrigo, impermeable, gorra, protección solar, algo de dinero (para cualquier imprevisto).
Para escalada (vuelve a leer el punto 6 de este decálogo).

9- Viajar al extranjero con prevención

Cuidado si viajes al extranjero, especialmente a países exóticos:

Infórmate sobre las vacunas necesarias y pone hacerte con tiempo.
Prepara toda la documentación necesaria (DNI en vigor, pasaporte, tarjeta sanitaria, etc.).
Quizás es necesario hacerte con un buen seguro de viaje.
Estudia antes de ir las características del lugar donde viajes y toma precauciones al respecto.
Cuidado con el agua y la alimentación, puede sentarse mal si no estamos acostumbrados.

10- ¡Disfrutar!

Finalmente lo más importante: pasarlo bien! Si no disfrutamos de las vacaciones, para qué sirven? Os dejamos algunos consejos:

Aprovecha para pasar tiempo con las personas cercanas. Dedícales el tiempo que no puedes dedicarles durante todo el año. Cuida de ellos y de ti mismo y disfruta.
Evita las prisas, ya has tenido demasiado durante el resto del año y tómate las cosas con calma.
Evita disgustos y preocupaciones absurdas.
Desconectar del trabajo, apaga el móvil siempre que puedas y desconecta el ordenador, la tablet, etc.
No dejes la vida saludable: evita excesos (comida, alcohol, tabaco …), no dejes de hacer deporte.
Habla menos y escucha más.
Y no te olvides de poner en práctica el CBR (Canta, Baila y Río).

Assumpta Obiols – Departamento Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

 

Solo tienes una piel. Protégela del daño solar
12 jun

Solo tienes una piel. Protégela del daño solar

El sol es una Fuente de vitamina D, favorece la fijación de calcio en los huesos, previniendo enfermedades como la osteoporosis; pero su exposición sin medidas de protección adecuadas puede causar graves alteraciones y/o enfermedades en la piel.

El próximo 13 de junio, se celebra el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel con el objetivo de concienciar a la población de la importancia del autocuidado para evitar esta enfermedad.

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más frecuente en nuestro país. De los casi 3 millones de melanomas que se diagnostican cada año en el mundo, el 90% se debe a una exposición solar sin protección y  el 10% restante son por causas genéticas. Es preocupante saber que en los últimos 4 años, el cáncer de piel se ha incrementado en un 38% en nuestro país. Sin embargo, es de los que tiene mejores perspectivas de curación si se detecta de forma precoz: el 90% de los cánceres cutáneos se pueden curar si se diagnostican a tiempo.

Es más frecuente en el hombre, presentando un pico de incidencia que afecta de manera considerable a la población adulta laboralmente activa. Como ya hemos indicado, la exposición solar es el principal factor de riesgo laboral carcinógeno, sin olvidar la diversidad de sustancias carcinógenas empleadas en diversos procesos Industriales.

Durante la celebración de este día se tiene prevista distintas iniciativas, como celebración de campañas de sensibilización, promovidas por distintas asociaciones y/o entidades, entre las cuales se encuentra Activa Mutua, pero todas ellas con un único objetivo común: la detección precoz del cáncer de piel.

Escucha tu piel. Presta atención a la aparición de manchas (generalmente rojizas), que pueden descamarse y sangrar; nódulos (elevaciones o prominencias de la piel redondeadas) y úlceras que no cicatrizan. Examina tu piel, periódicamente frente a un espejo, sin descuidar zonas de difícil acceso como cuello, orejas, hombros, glúteos, piernas, cuero cabelludo, espalda y zonas genitales.

Se sospecha de la existencia de un melanoma cuando una mancha o lunar en tu piel presenta uno o más de estos signos:

La regla del ABCDE en la detección del cáncer de piel:

A de Asimetría: la mitad del lunar o marca de nacimiento no corresponde a la otra mitad.

B de Borde: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.

C de Color: el color no es uniforme y pudiera incluir sombras color marrón o negras, o algunas veces con manchas rosadas, rojas, azules o blancas.

D de Diámetro: el lunar mide más de 6 milímetros de ancho (alrededor de ¼ de pulgada o aproximadamente del tamaño del borrador de un lápiz), aunque los melanomas algunas veces pueden ser más pequeños que esto.

E de Evolución: el tamaño, la forma o el color del lunar están cambiando.

Finalmente aportamos unas recomendaciones para evitar la aparición de cáncer de piel:

* No olvides tus gafas de sol. Es importante proteger tus ojos.

* Protégete cuando hagas actividades al aire libre.

* Utiliza gorra

* Evita las quemaduras del sol. Protégete con ropa adecuada.

* Evita la exposición al sol durante mucho tiempo, y con especial precaución en horas comprendidas entre las 12- 17 h

* Usa crema protectora con alto factor de protección, mínimo 30, y aplícalo cada 2 h o inmediatamente después de nadar o sudar, y 30 minutos antes de salir de casa.

* Hidrátate mucho (bebe agua frecuentemente para evitar insolaciones o mareos)

* Ten cuidado con la luz reflejada, especialmente en superficies metálicas, es muy agresiva y puede causar lesiones oculares.

* No te fíes de la nubes, los rayos UV actúan igualmente

* Examina tu piel cada mes, de los pies a la cabeza. Acude a un especialista, periódicamente para realizar un chequeo a fondo.

En Activa Mutua nos importa tu salud y queremos recordarte que la adopción de pequeñas prácticas preventivas puede ayudarte a no favorecer el desarrollo de esta enfermedad.

La salud de nuestros trabajadores es la salud de nuestras empresas

 

Salud López. Departamento de Prevención de Riesgos Laborales – Activa Mutua

 

 

Día mundial sin tabaco, ¿te atreves a intentarlo?
27 may

Día mundial sin tabaco, ¿te atreves a intentarlo?

Seguro que más de una vez tus amigos, familiares, compañeros del trabajo te habrán dicho y repetido todas las repercusiones que conlleva el hecho de fumar, pero, ¿sabes cuales son los mejores motivos para que dejes de fumar? ¡Los que te puedas dar a ti mismo! Ya que, por mucho que los demás tengan buenos argumentos (y razones) para que dejes de fumar, el que ha de hacerlo eres tú, por lo tanto tienes que encontrar los motivos que te ayudarán a dejarlo.

¿Por qué cuesta tanto dejar de fumar?

Dejar de fumar no solo se trata de tener la “voluntad” para hacerlo. Si fuera así, mucha gente ya lo habría logrado hace tiempo. Hay muchos otros factores que están involucrados y contribuyen a que esta tarea sea más difícil. Estos son: biológicos, psicológicos y ambientales.

Relacionado con los factores biológicos está uno de los componentes del tabaco. La nicotina es una sustancia psicoactiva. Una sustancia psicoactiva es aquella que su consumo puede modificar el estado físico y mental del individuo, produciendo dependencia, síndrome de abstinencia y necesidad de consumo. Dicho en otras palabras, consumir tabaco contribuye a que se produzcan cambios en nuestro cerebro que hacen que tengamos más necesidad de fumar. El consumo de tabaco aumenta los niveles de dopamina en nuestro cerebro creando en consecuencia un aumento de la sensación de placer. De lo contrario, al dejar de fumar, nuestro cuerpo activa unos mecanismos para recuperar el nivel de funcionamiento que tenia antes de consumir, manifestándose en una serie de síntomas, como reacción del cuerpo al intentar mantener un buen equilibrio sin tabaco en el organismo (síndrome de abstinencia).

Los factores psicológicos más relacionados son la capacidad de control de la persona, el manejo de la impulsividad, la capacidad de afrontamiento, la visión que tenemos sobre el tabaco, nuestras creencias y mitos sobre dejar de fumar, y la motivación y la determinación a dejar de fumar.

Los factores ambientales son los que están relacionados con nuestro entorno: la disponibilidad y accesibilidad al tabaco, la publicidad, nuestro estilo de vida, la percepción que tiene la gente de nuestro entorno sobre el tabaco y la relación habitual con gente que fume.

Como puede verse, hay una gran variedad de factores que están relacionados con el consumo, pero, de la misma forma, el conocerlos puede ayudarnos a prevenirlos. Hay diversas actuaciones que se pueden hacer durante el día a día para dejar de fumar, aunque, antes es necesario plantearse las dos siguientes preguntas:

¿Quiero dejar de fumar?

Aunque parezca muy simple, para dejar de fumar hace falta querer hacerlo, por uno mismo. Si solo lo intentamos porque nos sentimos presionados por la gente de nuestro alrededor probablemente, al cabo de un tiempo volveremos a las andadas. Por eso, has de tenerlo muy claro y encontrar los motivos que te impulsen a hacerlo. Puede ayudarte hacer una lista con los pros y los contras.

¿Por qué fumo?

Podemos encontrar cinco razones principales por las cuales podemos estar fumando: 1) por automatismo (rutina), 2) porque el tabaco hace efecto de estimulante (ayuda a mantenernos despejados y activos), 3) porque funciona como refuerzo gestual (tenerlo entre las manos), 4) por placer-relajación o reducir estados negativos, 5) por adicción. Es posible que una misma persona pueda tener más de una de estas cinco razones. Es importante saber cuál es la tuya, ya que, dependiendo de ella algunas estrategias funcionaran mejor que otras.

¿Cómo prepararse para dejar de fumar?

Como hemos comentado, crea una lista con los motivos por los cuales quieres dejar de fumar. A continuación fija una fecha exacta para empezar a dejar de fumar, por ejemplo, dentro de un mes. Mediante se vaya acercando la fecha es recomendable ir preparándose:

1) Haz copias de la lista y ponlas en las habitaciones que estés más por casa (también, si es posible en tu oficina o puesto trabajo), en tus pausas ves leyéndolas y reflexionando su contenido. Esto servirá también para asegurarte si son razones importantes y significativas para ti o es necesario modificar, quitar o añadir alguna cosa.

2) Cuando falten dos semanas para la fecha registra el número de cigarros que fumas durante el día y en que situaciones lo haces. De esta forma tomarás conciencia de la cantidad y los momentos en los que fumas.

Si fumas por automatismo, identifica con la ayuda del registro las situaciones en las que más fumas y busca una alternativa al cigarrillo para esa situación (comer una manzana, pipas, un chicle, etc.). También, si es necesario cambiar tu rutina para no encontrarte con estas situaciones.

Si fumas por el efecto de estimulante que produce para mejorar el nivel de alerta haz respiraciones rápidas durante 30-40 segundos, también realiza actividades que activen tu cuerpo como estirar el cuerpo, pasear, coger la bicicleta, etc.

Si fumas por refuerzo gestual busca otro objeto para poner entre tus manos como un bolígrafo, un llavero, una pelota de goma para apretar etc.

Si fumas por placer-relajación o para reducir estados negativos practica ejercicios de respiración y relajación, y busca otras actividades que sean placenteras para ti como, escuchar música, mirar una serie de televisión, pasear, queda con amistades, come alguna cosa que sea agradable para ti, etc.

Es importante poder contar con alguien que nos ayude, un compañero, amigo o familiar, que se pueda comprometer a escucharnos y brindar apoyo. Puedes pedir a tu círculo más cercano que, no fumen en tu presencia y que no te ofrezcan cigarros. Si conoces a alguien que ha dejado de fumar también puede ser positivo poder contar con él/ella para que te ayude durante el proceso.

Recuerda que, si logras dejar de fumar y al tiempo recaes… ¡no pasa nada! Forma parte del proceso, lo estás haciendo bien. Ten siempre claro tus motivos para seguir intentándolo y sigue poniendo en práctica las estrategias que más te ayuden.

 

Albert Joana Santiveri – Departamento Prevención Riesgos Laborales Activa Mutua

 

 

Alimentación saludable en el ámbito laboral
30 abr

Alimentación saludable en el ámbito laboral

La alimentación es uno de los factores más importantes en relación a la salud general del trabajador y además repercute directamente sobre su rendimiento y seguridad dentro del ámbito laboral.

Enfermedades como la obesidad, considerada por la OMS epidemia del siglo XX, y otras como enfermedades cardiovasculares, diabetes o problemas hepáticos, aparecen como consecuencia de una alimentación incorrecta, pero además una mala alimentación ocasiona otros problemas en el entorno laboral como el cansancio, malestar, estrés, problemas psicológicos, etc., perjudicando de esta manera la calidad de vida del trabajador y su rendimiento.

Por ello es recomendable que la empresa ofrezca servicios de educación alimentaria, con el fin de mejorar la salud de sus trabajadores. Desde el punto de vista empresarial, todas las actividades destinadas a mejorar la alimentación de sus trabajadores se debieran considerar no como un gasto, sino como una inversión, teniendo en cuenta los beneficios que una buena alimentación puede conseguir en términos de bienestar del trabajador y de la consiguiente mejora de rendimiento y seguridad laboral.

Para que estos servicios de educación alimentaria sean realmente eficientes deberían adaptarse a las características de cada trabajo concreto. En este sentido se deben considerar tres factores claves que determinan el tipo de alimentación adecuada para un trabajador: tipo de trabajo, horarios y lugar donde se hace la ingesta.

En relación al tipo de trabajo, es evidente que el grado de actividad física determinará la alimentación más adecuada, por ejemplo, un trabajo sedentario, no consumirá el mismo volumen calórico que un trabajador que hace un trabajo con elevada carga física.

En cuanto a los horarios asociados a cada turno de trabajo, el colectivo con más dificultades para practicar una alimentación saludable son los trabajadores de turnos de noche, como puede ser  personal de seguridad, personal sanitario, etc., estos trabajadores suelen cometer errores nutricionales como consumir un exceso de café y snacks poco saludables para poder aguantar la jornada laboral. Es por ello que en estos casos se recomienda que la cena sea como una comida, con un volumen energético más elevado, para poder aguantar la jornada nocturna. Además, se deberían hacer pequeñas colaciones o comidas de fécula lenta para evitar una bajada del nivel de azúcar en sangre después de la ingesta (hipoglucemias). Hay que ir dosificando la energía para que el cuerpo pueda mantener sus constantes vitales de forma óptima y evitar riesgos en el trabajo como puede ser una bajada de atención, cansancio, sueño o falta de reflejos motores.

Otro aspecto a tener en cuenta es el ámbito donde se hace la ingesta. Los trabajos que exigen unas relaciones sociales constantes, como puede ser personal directivo o comercial, suelen comer fuera en restaurantes. Estos colectivos deberían recibir educación nutricional para sensibilizarlos de la importancia de la alimentación y dotarlos de criterios a la hora de elegir platos y menús de restaurantes que fueran equilibrados y saludables.

En el caso de trabajadores que comen dentro de las instalaciones de la empresa es importante que ésta disponga de comedores adaptados, con cocina propia o catering, pero siempre con menús calculados y revisados ​​por nutricionistas. Esta es la única garantía de que la dieta será equilibrada. Si la empresa no dispone de este tipo de instalaciones es recomendable disponer de una sala adaptada como comedor con un microondas para las personas que lleven su fiambrera de casa y puedan calentar su comida. En estos casos sería necesario ofrecer a los trabajadores educación alimentaria y tecnología culinaria para que tengan ideas a la hora de preparar los menús de cada día y puedan llevar una dieta equilibrada, variada pero también apetitosa.

Todos estos aspectos son los que se deben considerar para que la alimentación dentro del ámbito laboral sea la adecuada, sin embargo, no existe una dieta perfecta, sino una dieta saludable que englobe las necesidades energéticas de cada individuo, dentro de nuestro entorno de trabajo así como en nuestros hábitos de vida.

Es fundamental que la empresa destine recursos a fomentar una buena alimentación, y velar por la salud de sus empleados.

Además, una persona trabajadora sana es, en general, una persona más motivada.

Así pues, la inversión en educación nutricional es siempre rentable, tanto para la empresa como para la propia persona trabajadora.

 

Montse Pàmies – Responsable Departamento Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua