Cambiar idioma

Categorías: Activa Mútua

Guía de prevención y control frente al COVID19 en residencias de mayores y otros centros de servicios sociales de carácter residencial.
07 abr

Guía de prevención y control frente al COVID19 en residencias de mayores y otros centros de servicios sociales de carácter residencial.

Los datos y los estudios realizados hasta la fecha muestran que el COVID-19 afecta de forma más grave a mayores de 65 años con patología cardiovascular previa (sobre todo hipertensión e insuficiencia cardíaca) y en menor medida a aquellos con patología respiratoria crónica y diabetes. La mortalidad aumenta con la edad.

Un estudio realizado en China revela que la mortalidad es de 3,6%, en la franja de edad entre 60-69 años del 8% entre 70-79 años y del 14,8% en los mayores de 80 años.

El mecanismo principal de transmisión de este virus, según la información disponible, es por contacto directo con gotas respiratorias mayores de 5 micras (Flügge), que no permanecen suspendidas en el aire y se depositan entre 1 o 2 metros; a través de las manos, superficies y objetos contaminados con estas secreciones, seguido del contacto con la mucosa de la boca, nariz u ojos.

En los centros sociosanitarios se produce un contacto estrecho entre cuidadores y residentes, así como una convivencia estrecha con otros residentes, por lo que cobran gran importancia las medidas de prevención y control encaminadas a prevenir la infección.

Es por ello que el Ministerio de Sanidad ha publicado (en continua revisión) una Guía para establecer las recomendaciones de prevención y control de la infección, teniendo en cuenta que el objetivo principal es la protección del grupo de población más vulnerable a la infección por COVID-19.

A continuación detallamos aspectos destacados del documento:

  • Los centros sociosanitarios deben disponer de planes de contingencia adaptados a las características de cada centro y dirigidos a la prevención y a la respuesta ante la eventual aparición de casos y brotes de COVID-19.
  • Se debe considerar la realización del test diagnóstico en personas con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda independientemente de su gravedad, en personas que residan en un centro sociosanitario y a los trabajadores en contacto con los residentes.
  • Si se detecta un caso positivo se deberá designar en el centro un área diferenciada para residentes con y sin infección con el objetivo de disminuir el riesgo de que se genere un brote en la residencia y hacer el estudio y seguimiento de sus contactos estrechos.
  • En el escenario actual, se deben suspender todas las visitas a los centros sociosanitarios.
  • En el escenario actual, se deben suspender todas las salidas de la residencia.
  • En el escenario actual, salvo excepciones para deambulación inevitable, se deben clausurar las zonas comunes.

Para más información puede descargarse la guía a través del siguiente enlace:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Residencias_y_centros_sociosanitarios_COVID-19.pdf

 

Generar actitud positiva ante cualquier adversidad
06 abr

Generar actitud positiva ante cualquier adversidad

Estamos actualmente viviendo un momento excepcional y hoy más que nunca debemos adoptar una actitud positiva.

Desde Activa Mutua queremos lanzar un mensaje de ánimo, y aunque no siempre en la vida las cosas salen como nosotros deseamos……….¡¡hay que ponerle actitud!!

Aquí os dejamos algún sencillo consejo para conseguirlo:

  1. Deberíamos centrarnos y poner el foco en todo aquello que podemos controlar y no obsesionarnos en lo no podemos cambiar porque no podemos controlarlas.
  2. Deberíamos aumentar nuestro amor propio ya que tenemos tendencia a criticarnos contantemente, deberíamos ser amables y comprensivos con nosotros mismos y con nuestros errores.
  3. Cambia de mentalidad. Todas nuestras experiencias son aprendizajes y todo lo que vivimos nos influye y somos nosotros los que hemos de decidir que aprendizaje hemos de sacar de las experiencias vividas
  4. Siempre que lo necesitemos, deberíamos buscar ayuda y apoyo. Compartir siempre nos ayuda a no vivir en solitario situaciones negativas.
  5. Hemos de tener claro que todo pasa. Las situaciones negativas y desagradables también pasan y hemos de sacar de cada situación negativa la parte positiva, que siempre existe.
  6. Identifica las cosas buenas que tienes en tu propia vida. Agradecer lo bueno que todos tenemos, ya sean oportunidades, experiencias, personas, bienes personales, etc. Estamos concentrados en lo que debemos cambiar y a menudo se nos olvida ver las cosas buenas que tenemos a nuestro alrededor.

¡¡La única constante en la vida es el cambio!!

Silvia Ruiz. Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

«Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres».
06 mar

«Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres».

El año 2020 es un año decisivo  para la promoción de la igualdad de género en todo el mundo, representa  una oportunidad excepcional  para movilizar la acción  mundial, con miras a lograr la igualdad de género y la realización de los derechos humanos de todas las mujeres y niñas.

Salud y riesgos laborales con perspectiva de género:

Desde el punto de vista del marco legal vigente, no existe una política preventiva específica de riesgos laborales separada por sexos. Las únicas medidas preventivas existentes se refieren a la capacidad reproductiva o al propio estado biológico del embarazo, como estado temporal o transitorio que merece una protección específica en el marco de las obligaciones preventivas que impone a la empresa la legislación sobre seguridad y salud en el trabajo.

Existen riesgos laborales cuya exposición influye especialmente en la salud de las mujeres como:

  • Acoso laboral, genérico o sexual, riesgos psicosociales relacionados con la propia organización del trabajo, que afectan en particular a la salud mental, en forma de estrés, depresión, ansiedad, violencia en el trabajo, acoso, etc. que son mucho más frecuentes en determinados sectores de actividad económica fuertemente feminizados: la educación, los servicios sociales y la asistencia sanitaria.
  • Los factores organizacionales como dobles jornadas (o doble presencia), jornadas partidas, etc. conllevan a la aparición de riesgos laborales que sí ha comenzado a ser tenido en cuenta en los primeros estudios de género y salud laboral. Es un hecho que las responsabilidades familiares incrementan los riesgos laborales al interactuar con ellos. Así, según afirma la doctrina científica especializada, «los problemas de la vida privada junto con los laborales generan una sinergia negativa y una mayor predisposición al burnout» y, por lo tanto, no puede desvincularse ambos ámbitos.
  • Riesgos propios ligados a actividades feminizadas, cuya exposición interfiere o agrava de manera especial la salud de la mujer: Textil y confección, Servicios, Enseñanza, Hostelería y comercio, Sanidad, Agroalimentación.
  • Riesgos derivados de otros factores de discriminación, mucho menos explorados hasta el momento, por no decir ignorados: Salarios más bajos, menor participación en la toma de decisiones, menor participación en los puestos directivos o de relevancia en las organizaciones donde prestan servicios, precariedad laboral, temor a la pérdida del empleo con ocasión del embarazo o la maternidad, etc.

Con motivo de la celebración, este próximo 8 de marzo, del día internacional de la mujer, Activa mutua queremos concienciar a nuestros mutualistas de la importancia del papel de la mujer en nuestra sociedad, reconociendo sus derechos. En este sentido lanzamos un reclamo para promover políticas, en nuestras empresas, que ya no sólo impulsen y faciliten la incorporación de la mujer en el mundo laboral, sino que se haga en igualdad de condiciones, sin olvidar, claro está, en unas adecuadas condiciones de trabajo, adaptadas en todo momento al estado de la mujer, velando así, por su seguridad y salud.

Assumpta Obiols -Técnica Área Prevención de Riesgos Laborales de Activa Mutua

Criterio de la Seguridad Social donde se establece que los períodos de aislamiento preventivo (cuarentenas) a que se vean sometidos los trabajadores por el coronavirus SARS-CoV-2 (sin necesidad de que estas personas estén enfermas debido a la epidemia), serán considerados «como situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común».
03 mar

Criterio de la Seguridad Social donde se establece que los períodos de aislamiento preventivo (cuarentenas) a que se vean sometidos los trabajadores por el coronavirus SARS-CoV-2 (sin necesidad de que estas personas estén enfermas debido a la epidemia), serán considerados «como situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común».

El pasado 26 de febrero, la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, adoptó el Criterio 2/2020 (cuyo texto reproducimos), para dar respuesta a la cuestión relativa a la situación de los trabajadores que tras su contacto con un caso de virus SARS-CoV-2, pudieran estar afectados por dicha enfermedad y que, por aplicación de los protocolos establecidos por las Autoridades Sanitarias competentes, se ven sometidos al correspondiente aislamiento preventivo para evitar los riesgos de contagio derivados de dicha situación hasta tanto se culmina el correspondiente diagnóstico.

Se plantea, en concreto, la situación de tales trabajadores frente a la Seguridad Social hasta el momento en que es posible dilucidar si están o no efectivamente perjudicados por el virus SARS-CoV-2. Durante el referido lapso temporal, los trabajadores no están afectados, en sentido estricto, por un accidente o por una enfermedad, pero es evidente, por otra parte, que los mismos deben estar vigilados y recibir la correspondiente asistencia sanitaria en orden a diagnosticar su estado y que están impedidos para el trabajo, por obvias razones.

A fin de garantizar la protección de los trabajadores durante tales períodos de aislamiento y de disipar las dudas que al respecto se han planteado, la Dirección General, en uso de las atribuciones que tiene conferidas, ante la falta de respuesta a tal situación en el vigente ordenamiento jurídico y hasta tanto dicha laguna sea llenada mediante las adaptaciones normativas que resulten necesarias, adopta el Criterio al que se ha hecho mención y que se concreta en tres puntos:

  • Uno.- Los períodos de aislamiento preventivo a que se vean sometidos los trabajadores como consecuencia del virus SARS-CoV-2, serán considerados como situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común, y durante los mismos los afectados tendrán derecho a las correspondientes prestaciones, cumplidos los demás requisitos en cada caso exigidos, y en los términos y condiciones establecidos, por las normas del régimen de la Seguridad Social en que se encuentre encuadrado el trabajador.
  • Dos.- Cuando la protección de la incapacidad temporal por contingencias comunes esté prevista como mejora voluntaria, lo establecido en este Criterio será de aplicación únicamente a los trabajadores que se hubieran acogido a dicha mejora.
  • Tres.- Lo previsto en este Criterio será de aplicación con respecto a todas las situaciones de aislamiento preventivo producidas desde la detección del virus SARS-CoV-2. Cabe recordar la importancia que tiene la aplicación, entre otros campos, dentro del ámbito laboral, de medidas preventivas concretas para evitar posibles exposiciones al virus SARS-CoV-2 y así evitar la aparición y propagación de la enfermedad que produce, conocida como COVID-19.

El ministerio de Sanidad ofrece en todo momento información precisa y actualizada en función de la situación epidemiológica existente. Para más información:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos.htm

Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Día Mundial contra el Cáncer
03 feb

Día Mundial contra el Cáncer

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer. La finalidad de esta acción, promovida por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) y la Organización Mundial de la salud, es promover la concienciación de esta enfermedad en la sociedad, avanzando tanto en su control como en su prevención.

Desde el pasado año 2019 y hasta el próximo 2021 se mantiene una campaña ubicada bajo un mismo lema: “Yo soy y voy a” como forma de motivar a cualquier persona para que actúe contra la enfermedad, fomentando acciones tanto de manera individual como colectiva.

Actualmente podemos considerar el cáncer como uno de los problemas de salud más importantes. Según un informe editado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se prevé que el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España durante este año 2020 llegará a los 277.394.

Pero no todo son malas noticias, el mismo informe refleja que de forma general, la mortalidad del cáncer en España ha experimentado un fuerte descenso en las últimas décadas debido a las actividades preventivas, las campañas de diagnóstico precoz y los avances terapéuticos, sin olvidar la disminución de la prevalencia del tabaquismo en varones. No obstante, existen también factores de riesgo que van en aumento como es el caso de la contaminación y su incidencia en el cáncer de pulmón.

El cáncer es la segunda causa de muerte, solo por detrás de las patologías cardiovasculares y debemos tener en cuenta que una parte de estas muertes se deben al denominado cáncer laboral.

En nuestro país la consideración de un “cáncer como enfermedad profesional” se recoge en el Cuadro de Enfermedades Profesionales, concretamente en el Grupo 6 del Anexo I: “Enfermedades causadas por Agentes Carcinogénicos” (enfermedades cuyo origen profesional se ha reconocido científicamente) del Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

En este grupo de enfermedades profesionales nos encontramos los siguientes 10 tipos de cáncer:

Mesotelioma, Cáncer Bronquio y Pulmón, Cáncer de Piel, Cáncer Hepático, Cáncer de Vejiga, Leucemias, Linfomas y Mielomas, Cáncer de Próstata, Cáncer Cavidad Nasal, Cáncer de Laringe (última inclusión diciembre 2015).

Desde Activa Mutua orientamos a nuestros mutualistas, a través de un asesoramiento técnico, con el fin de fomentar la prevención de riesgos laborales frente a los agentes cancerígenos, en el ámbito laboral. Trabajamos también en el desarrollo de recursos, campañas de sensibilización y difusión de contenidos en hábitos saludables, como promoción de la actividad y el ejercicio físico, la buena alimentación o la concienciación en una deshabituación del consumo de tabaco, alcohol y drogas.

Es Importante conocer y tener en cuenta las 12 formas de reducir el riesgo de cáncer que aparecen en el Código Europeo contra el Cáncer:

1. No fume. No consuma ningún tipo de tabaco.

2. Haga de su casa un hogar sin humo. Apoye las políticas antitabaco en su lugar de trabajo.

3. Mantenga un peso saludable.

4. Haga ejercicio a diario. Limite el tiempo que pasa sentado.

5. Coma saludablemente:

• Consuma gran cantidad de cereales integrales, legumbres, frutas y verduras.

• Limite los alimentos hipercalóricos (ricos en azúcar o grasa) y evite las bebidas azucaradas.

• Evite la carne procesada; limite el consumo de carne roja y de alimentos con mucha sal.

6. Limite el consumo de alcohol, aunque lo mejor para la prevención del cáncer es evitar las bebidas alcohólicas.

7. Evite una exposición excesiva al sol, sobre todo en niños. Utilice protección solar. No use cabinas de rayos UVA.

8. En el trabajo, protéjase de las sustancias cancerígenas cumpliendo las instrucciones de la normativa de protección de la salud y seguridad laboral.

9. Averigüe si está expuesto a la radiación procedente de altos niveles naturales de radón en su domicilio y tome medidas para reducirlos.

10. Para las mujeres:

• La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre. Si puede, amamante a su bebé.

• La terapia hormonal sustitutiva (THS) aumenta el riesgo de determinados tipos de cáncer, limítelo. Limite el tratamiento con THS.

11. Asegúrese de que sus hijos participan en programas de vacunación contra:

• la hepatitis B (los recién nacidos)

• el papilomavirus virus del papiloma humano (VPH) (las niñas).

12. Participe en programas organizados de cribado del cáncer:

• colorrectal (hombres y mujeres)

• de mama (mujeres)

• cervicouterino (mujeres).

No olvidemos que curar el cáncer comienza con prevenirlo y una parte importante de esa labor preventiva está en nuestras manos: De manera individual, desarrollando unos hábitos saludables, podemos llegar a evitar más del 40% de los cánceres habituales. Como decía Winston Churchill “la actitud es una pequeña cosa que hace una gran diferencia”.

Javier Vega Molpeceres, Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Pataforma PREVENCION10.ES
13 dic

Pataforma PREVENCION10.ES

El objeto de este servicio público gratuito es la prestación de asesoramiento, de forma telemática, a través de una plataforma online, a las empresas de hasta veinticinco trabajadores que cumplen las condiciones para que el empresario pueda asumir personalmente la actividad preventiva para que puedan realizar el plan de prevención, la evaluación de riesgos laborales y la planificación de la actividad preventiva, de acuerdo con los riesgos existentes en el sector de la actividad económica al que pertenezcan y con las características de su organización y de sus centros de trabajo, así como el seguimiento y adaptación de dichos riesgos de conformidad con las previsiones establecidas en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. Es decir, gestionar la actividad preventiva, con medios propios, en las empresas de hasta 25 trabajadores de acuerdo con normativa vigente  (el empresario podrá asumir la actividad preventiva si su presencia en el centro, o centros de trabajo, es habitual. En el caso de tratarse de empresas de 11 a 25 trabajadores solo es posible si la empresa cuenta con un solo centro de trabajo). Como novedad recién incorporada a la plataforma, hay que detallar que, sin perjuicio de lo contemplado anteriormente, el programa abarca la opción de habilitar distintos centros de trabajo con distintas actividades económicas por empresa.

Asimismo, el servicio también comprende la asistencia a los trabajadores autónomos para facilitarles instrumentos y asesoramiento para mejorar el cumplimiento de sus obligaciones en materia de coordinación de actividades empresariales, de conformidad con lo establecido en el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre.

En definitiva, es una herramienta informática, muy sencilla e intuitiva, que ofrece, tanto a pequeñas empresas cuyas actividades sean de escasa peligrosidad como a trabajadores autónomos asesoramiento en materia de prevención de riesgos laborales.

Ayudar a las pequeñas empresas y a los trabajadores autónomos al mejor cumplimiento de sus obligaciones en el ámbito de la prevención y de la coordinación de actividades empresariales, reduciendo sus costes y simplificando su forma de cumplimiento.

Esta plataforma logra poner a disposición de todas las personas interesadas numerosa información práctica sobre prevención de riesgos laborales a través de su biblioteca, sus formularios y videos tutoriales, con el claro objetivo de fomentar la cultura preventiva y mejorar las condiciones de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

La plataforma cuenta con «Stop riesgos laborales», servicio telefónico de asistencia y orientación a la empresa u autónomo para ayuda y asesoramiento en el que atienden todo tipo de consultas a nivel técnico o informático.

Se puede considerar que la plataforma Prevencion10.es se estructura, en función del servicio y destinatario, en 3 grandes bloques:

«Evalua-t», cuyo objeto es el establecimiento por la empresa del plan de prevención, la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva, así como la adaptación de los existentes. Como novedad, se podrá realizar la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva, sin necesidad de acceder a este apartado, simplemente a través de unos ficheros Excel que se pueden descargar y cumplimentar. Es fundamental que la figura que elabore estos documentos disponga de formación adecuada en prevención de riesgos laborales, como mínimo el curso de nivel básico de 30 horas.

«Instruye-t», consistente en una plataforma para desarrollar el plan de formación al empresario, de modo que así esté capacitado para asumir personalmente la gestión de la prevención de riesgos laborales. El empresario podrá realizar de forma totalmente gratuita el curso de nivel básico en prevención de riesgos laborales, en una modalidad semipresencial.

«Autopreven-t», herramienta que facilita al trabajador autónomo sin trabajadores a su cargo el asesoramiento técnico necesario para dar cumplimiento de sus obligaciones en materia de coordinación de actividades empresariales, de conformidad con lo establecido en el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre.

¿Cómo funciona Evalua-t?

El acceso a estos bloques se puede llevar a cabo como usuario invitado o como usuario registrado.

El usuario invitado (en este caso, solamente el empresario puede asumir esta figura) accede de forma anónima a los contenidos, teniendo que acabar el proceso, en una única sesión. El usuario registrado (a través de una dirección electrónica y una contraseña) le permite realizar el proceso tantas veces como desee, generando un histórico de su expediente/s para futuras revisiones. En este caso, el proceso lo puede cumplimentar bien el empresario o un trabajador designado y permite realizar la evaluación de riesgos de una forma más precisa ya que se puede solicitar añadir tareas a puestos de trabajo, no contempladas por el programa.

El uso de Evalua-t está dirigido a pequeñas empresas que desempeñen cualquier tipo de actividad no peligrosa. En casos excepcionales, el programa excluye tareas peligrosas de determinadas actividades.

Cada actividad viene predefinida por unos puestos de trabajo y unas tareas estándar para cada puesto, de tal forma que la evaluación de riesgos consiste en ir seleccionando qué puestos son los existentes en cada caso y qué tipo de tareas llevan a cabo. Esta identificación hace que el programa directamente nos relacione las tareas de cada puesto a unas fuentes de riesgo, que a modo de cuestionario el evaluador, simplemente, tendrá que indicar si existe o no exposición a dicho riesgo, sin necesidad de llevar a cabo una valoración del mismo ya que viene predefinido por el programa.

El programa también indica aquellas actividades expuestas a riesgos que deben evaluarse por personal con formación superior en prevención de riesgos laborales, para dar cumplimiento a exigencias reglamentarias adicionales.

La planificación de la actividad preventiva se derivará como resultado de aquellas situaciones o condiciones de trabajo que en los cuestionarios se haya reflejado la existencia de exposición al riesgo, estableciendo en función de la valoración que determine el programa, un orden de prioridad en las actuaciones a llevar a cabo para eliminarlo o tratar de reducirlo. Adicionalmente se contemplará un plazo de subsanación, responsable y coste económico que conlleva para su cumplimentación.

El plan de prevención se completa con una serie de documentos a modo de ficheros que se pueden descargar en la biblioteca de la plataforma, permitiendo establecer unas directrices adecuadas de la gestión de la prevención de riesgos laborales en estas pequeñas empresas.

Salud López Sánchez, Área de prevención de riesgos laborales de Activa Mutua

 

Día Mundial de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica: EPOC
20 nov

Día Mundial de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica: EPOC

Hoy miércoles 20 de noviembre de 2019, con motivo de la celebración del día mundial de la EPOC desde el Área de Prevención de Riesgos Laborales de Activa Mutua, queremos concienciar especialmente en esta patología, destacando que no es una sola enfermedad, sino un concepto general que designa diversas dolencias pulmonares crónicas que limitan el flujo de aire en los pulmones. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC es una enfermedad pulmonar progresiva e incurable que se caracteriza por la reducción gradual del flujo de aire hacia los pulmones. Los síntomas más comunes son la disnea, o «falta de aliento», una excesiva producción de esputo y una tos crónica. Sin embargo, la EPOC no es sólo la «tos del fumador», sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que conduce de forma progresiva a la muerte.

Según estimaciones recientes de la OMS (2004), actualmente unos 64 millones de personas sufren una EPOC, y 3 millones de personas fallecieron. La OMS vaticina que la EPOC se habrá convertido en la cuarta causa de muerte en todo el mundo en 2030.

Respecto a factores de riesgo asociados al aparato cardiocirculatorio, las condiciones extralaborales como hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, obesidad y, especialmente el hábito tabáquico agravan considerablemente los efectos atribuidos a la distinta exposición de riesgos laborales.

La aparición y desarrollo de este tipo de enfermedades profesionales donde el consumo de tabaco asume un papel protagonista, no solamente tiene un impacto negativo para la salud del trabajador/ra, sino también implica un elevado impacto socioneconómico generado por las incapacidades a largo plazo y costes derivados de tratamientos médicos y trámites legales que todo este proceso conlleva.

 

Salud López, Área de Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua

Prevención de la intoxicación por plomo
16 oct

Prevención de la intoxicación por plomo

El plomo (Pb) es un metal pesado, muy empleado en la industria y en nuestra vida cotidiana, cuyos efectos sobre la salud son muy dañinos, especialmente sobre las personas especialmente sensibles. Todos los compuestos en los que el plomo forma parte son tóxicos.

La principal vía de entrada del plomo en el organismo es la vía respiratoria, seguido de la vía oral (fundamentalmente por el consumo de alimentos o productos con presencia o contaminados de plomo).

Cuando se habla de la prevención por intoxicación del plomo, tenemos que tener siempre claro que no existe un nivel de exposición al plomo que pueda considerarse seguro. Y hemos de diferenciar dos ambientes completamente distintos:

  1. Ambiente Laboral. Como ya hemos mencionado, la mayor parte de las intoxicaciones se producen por vía respiratoria, seguidas de la vía oral (por comer o fumar en zonas de trabajo en el que hay partículas de plomo). Las medidas preventivas, técnicas y médicas, establecidas por las empresas, han hecho que las intoxicaciones por plomo, de origen laboral, se hayan reducido notablemente en la actualidad.

Se consideran actividades de elevado riesgo de intoxicación laboral por plomo: metalurgia del plomo; recuperación de plomo y residuos metálicos que lo contengan (chatarra); fabricación y reciclado de acumuladores eléctricos (baterías); fabricación de explosivos; fabricación y manipulación de arseniato de plomo como insecticida, etc.

  1. Ambiente no laboral. La mayoría de las intoxicaciones se producen por vía oral. Aquí hay que prestar especial atención a los niños de corta edad, pues la cantidad de plomo que ingieren puede ser mucho mayor que en los adultos, siendo sus consecuencias más dañinas si cabe.

Aunque los efectos perjudiciales del plomo son conocidos desde hace tiempo y muchos países han tomado medidas para atajarlos, la exposición al plomo, sobre todo en la infancia, sigue constituyendo un importante problema sanitario en muchos países. El alcance de este problema es tal que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) crearon una Alianza Mundial encaminada a eliminar el plomo en la pintura. Desde la eliminación del plomo en la gasolina, el plomo contenido en la pintura constituye una de las principales fuentes de exposición. Cuando la pintura con plomo está en perfecto estado, no hay riesgos. Pero con el tiempo, la pintura envejece, se deteriora y se fragmenta, desprendiendo pequeños trozos y polvo que contaminan el entorno.

El objetivo de esta Alianza es promover una interrupción gradual de la producción y venta de las pinturas que contengan plomo hasta conseguir su total desaparición. A 30 de julio de 2018, sólo 69 países habían establecidos medidas jurídicamente vinculantes para el control de las pinturas con plomo, pero cada uno ha establecido las medidas que ha considerado oportunas, así:

  • En la Unión Europea: los carbonatos de plomo y los sulfatos de plomo no se admiten como sustancias y componentes de preparados destinados a ser utilizados como pinturas.
  • En EE.UU., Canadá e India: no se admitirán concentraciones de plomo superiores a 90 mg/kg.
  • En Brasil, Argentina, México: no se admiten concentraciones superiores a 600 ppm (partes por millón).
  • En China: el rango oscila entre 90 y 1000 ppm.
  • En Australia y Nueva Zelanda: la concentración máxima es de 1000 ppm
  • Otros países, como Rusia, no especifican las medidas que han tomado.

En definitiva, la mejor medida para evitar el empleo de pinturas que contengan plomo es la información a los usuarios sobre el riesgo que conlleva su uso y la sustitución del plomo en las pinturas por otro producto menos dañino, tecnología que a día de hoy es perfectamente factible.

 

Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de Activa Mutua 

Semana Europea de la Seguridad y Salud en el Trabajo: Alerta frente a sustancias peligrosas
16 oct

Semana Europea de la Seguridad y Salud en el Trabajo: Alerta frente a sustancias peligrosas

Como cada año, en el mes de octubre, tiene lugar la Semana Europea de  Seguridad y Salud en el Trabajo, el tema de este año es “Alerta frente a Sustancias Peligrosas”.

La Agencia Europea lanza esta campaña para concienciar de la cantidad de trabajadores que hay expuestos a sustancias peligrosas, entendiendo como sustancia peligrosa, cualquier sustancia en forma de gas, líquido o sólido, incluso aerosoles, humos y vapores, que representa un riesgo para la seguridad o la salud de los trabajadores y trabajadoras. Esta presencia de sustancias peligrosas, en el lugar de trabajo, está íntimamente relacionado con problemas de salud graves y de larga duración.

Es un error pensar que únicamente hacen daño aquellas sustancias que despiden un fuerte olor o aquellas que tras la exposición, sus síntomas se presentan de forma inmediata. Hay muchas sustancias con las que se trabaja de las que no existe conciencia del daño que pueden causar a medio y largo plazo porque se piensa que no son peligrosas.

La campaña tiene 5 objetivos fundamentales para lograr la concienciación y reducción de la exposición y son los siguientes:

  • Sensibilizar sobre la importancia y la trascendencia de la gestión de sustancias peligrosas en los lugares de trabajo en Europa.
  • Promover la evaluación, eliminación y sustitución de riesgos, además de una jerarquía de medidas de prevención.
  • Sensibilizar sobre los riesgos asociados a la exposición a sustancias cancerígenas en el trabajo.
  • Identificar grupos de trabajadores con necesidades especiales y elevados niveles de riesgo (por ejemplo, mujeres, emigrantes y jóvenes).
  • Fomentar el conocimiento de los cambios normativos y del marco legislativo actual.

Para ello, es importante fomentar la cultura preventiva, a todos los niveles jerárquicos de la empresa, desde una plantilla bien informada hasta un directiva involucrada, de manera que entiendan que la Seguridad y Salud de los trabajadores es la mejor inversión para la organización, ya que a no muy largo plazo esto se revierte en menores índices de absentismo y una mayor producción y rentabilidad para toda la organización.

Además, desde la Agencia Europea, se pone a disposición de las empresas varias herramientas de gestión para controlar y reducir las sustancias peligrosas, como metodologías para llevar a cabo evaluaciones de riesgos y establecimiento de medidas de prevención.

Finalmente, se debe tener en cuenta el principio jerárquico que establece la legislación para mantener la Seguridad y Salud de cualquier persona trabajadora, conocido como principio STOP.

Sustitución de sustancias peligrosas, por otras que no entrañen peligro.

Adopción de Medidas Técnicas.

Establecimiento de Medidas Organizativas.

Medidas de Protección Personal.

La finalidad es proteger a los trabajadores y evitar la aparición de enfermedades originadas por la exposición a sustancias peligrosas.

Es por ello que desde el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de Activa Mutua, nos hacemos eco de esta campaña para que todas nuestras empresas mutualistas se conciencien del problema de la presencia de estas sustancias y se tomen las medidas para proteger la seguridad y salud de toda persona trabajadora

 

Elia Pravia Alonso, Técnico Superior de PRL de Activa Mutua.

¡Las manos limpias salvan vidas!
14 oct

¡Las manos limpias salvan vidas!

¿Por qué es importante lavarse las manos en el trabajo?

Lavarse las manos es una tarea simple, pero esencial para prevenir los efectos de los diversos contaminantes a los que estamos expuestos, a menudo sin ser conscientes, a lo largo de la jornada laboral.

  • Contaminación a través de la piel
  • Contaminación por ingestión.
  • Contaminación cruzada

Es la herramienta más eficaz para evitar la propagación de infecciones.

Cuando hablamos de Seguridad Laboral, en la mayoría de los casos, pensamos en andamios, cascos, gafas de protección etc. Tenemos presentes  los riesgos más tangibles como pueden ser una caída, un corte o una quemadura y olvidamos otro tipo de riesgos que no son tan evidentes pero que pueden ser más perjudiciales para nuestra salud.

Enfermedades como resfriados, gastroenteritis, gripe. diarreas agudas,  afecciones de la piel o de los ojos, contribuyen  significativamente  en las tasas de absentismo y bajas laborales.

Las enfermedades víricas contagiosas están entre las  primeras causas  de muerte laboral.

¿Cuándo hay que lavarse las manos en el trabajo?

Antes de:

  • Iniciar la jornada laboral.
  • Ponerse los guantes (cuando se tengan que utilizar).
  • La preparación de alimentos.
  • Utilizar el baño.

Después de:

  • Quitarse los guantes (cuando se tengan que utilizar).
  • Cualquier contacto con mucosas y con la piel, no intencionado de personas.
  • Tocar objetos o material potencialmente contaminados con posibles agentes químicos y/o biológicos.
  • Manipular agentes químicos y/o biológicos.
  • Utilizar el baño.
  • Abandonar el puesto de trabajo y /o cambiar de actividad.
  • Finalizar la jornada laboral.

Aunque el lavado de manos es una medida preventiva aplicable a todo tipo de actividad, es particularmente importante  en las siguientes ocupaciones:

  • Personal sanitario.
  • Personal que manipula y prepara alimentos (cocineros, ayudantes de cocina, operarios de industria alimentaria, etc.)
  • Personal que manipula agentes químicos peligrosos.
  • Personal que se ocupa de animales y su cría.
  • Productores agrícolas.
  • Personal de prisiones y servicios sociales.
  • Personal de servicios de emergencias (policía, bomberos, etc.).
  • Personal de guarderías y docentes de educación infantil.
  • Personal de laboratorio.
  • Personal que trabaja con residuos y aguas residuales.

El lavado de manos es un procedimiento sencillo y eficaz para la  prevención, en todos los sectores, de miles de bajas laborales y enfermedades profesionales por exposición a agentes químicos y biológicos, tanto por vía dérmica como por parental.

Cómo lavarse las manos:

  • Quitarse los anillos, relojes, brazaletes …
  • Remangarse bien la ropa, dejando brazos y manos despejadas.
  • Poner el agua a una temperatura cómoda y mojar las manos, las muñecas y antebrazos.
  • Aplicar una cantidad de jabón suficiente.
  • Frotar toda la superficie de la mano con una acción mecánica y vigorosa de rozamiento, cubriendo las manos con la espuma durante un mínimo de 10 segundos.
  • Enjuagar las manos bajo el chorro de agua con las puntas de los dedos hacia abajo.
  • Secar las manos con una toallita de papel de un solo uso o secadores de manos.

https://www.who.int/gpsc/information_centre/gpsc_lavarse_manos_poster_es.pdf?ua=1

 

Assumpta Obiols, Departamento de PRL de Activa Mutua

 

 

Día mundial de la salud mental
10 oct

Día mundial de la salud mental

Cada 10 de octubre, se conmemora el día mundial de la salud mental. Este año con el lema “Conect@ con la vida”, siendo la prevención del suicidio la temática de este año. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 800.000 personas se suicidan al año en el mundo y en España la cifra es de 10 personas al día. Por lo tanto, es de vital importancia llevar a cabo un trabajo de prevención y detección temprana para reducir estas preocupantes cifras y ayudar a las personas con este tipo de problemas.

La OMS define la salud como «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Que la persona no presente una enfermedad no tiene por qué significar que goce de salud, hay otros aspectos que intervienen en el estado de la salud de la persona, como son, por ejemplo, el nivel socioeconómico, el tipo de hábitos que tiene la persona, la exposición a riesgos psicosociales en el ámbito laboral, etc.

Afortunadamente, durante las últimas décadas se le ha ido dando más importancia a la salud mental y a las consecuencias que acarrean en la vida de la persona.

El bienestar y la salud mental van de la mano.

El estado de salud mental de la persona depende de diferentes factores: psicológicos (por ejemplo, la capacidad para gestionar las emociones), sociales (por ejemplo, el nivel socioeconómico de la persona o el apoyo social) y biológicos (por ejemplo, la predisposición genética a poder padecer algún problema de salud mental).

Además, las enfermedades mentales no solamente repercuten en la salud de la persona que lo está padeciendo, también en las personas y en los entornos que les rodean. Sus efectos tienen una elevada repercusión en la economía mundial.

En el mundo laboral, aún hoy en día, las personas que padecen algún tipo de problemática de salud mental suelen ocultarlo a sus jefes o compañeros, por la estigmatización que conlleva a causa una falta de información y sensibilización de este tipo de situaciones.

En 2017 la OMS afirmó que, uno de cada cinco trabajadores puede padecer problemas de salud mental en el trabajo.

Por lo tanto, se ha de tener en cuenta que, muchos problemas de salud mental pueden surgir a raíz de la interacción de la persona con su lugar de trabajo.

La salud mental y el entorno laboral

Nuestro lugar de trabajo es uno de los lugares en los cuales pasamos más tiempo de nuestra vida. Trabajar en un buen ambiente laboral aporta a la persona una serie de beneficios que contribuyen positivamente a su estado de salud mental (aumento de la autoestima, promueve el bienestar, facilidad en relaciones interpersonales, mejora la estabilidad, fomento de ganancias independencia económica, etc.). Las personas que están en desempleo tienen el doble de probabilidades de presentar depresión que las que tienen trabajo.

Por otro lado, si el entorno organizacional y las características de los puestos de trabajos no son los adecuados, pueden acarear consecuencias perjudiciales en la salud de los trabajadores y trabajadoras, lo que identificamos como exposición a riesgos psicosociales.

Algunos de los riesgos psicosociales relacionados con el entorno organizacional tendrían como fuente de origen políticas inadecuadas de seguridad y protección de la salud, prácticas ineficientes de comunicación y gestión, tipo de contratación del personal (temporal, parcial y a demanda), reestructuraciones, bajo nivel de apoyo a los empleados y problemas interpersonales.

En relación a las características de trabajo como factores psicosociales estarían la carga y tipo de tareas (contenido o complejidad del trabajo), tiempo de trabajo (jornadas muy largas, trabajos a turnos, nocturnos), falta de participación y control,  etc.

A partir de estos factores de riesgo pueden generarse riesgos psicosociales como estrés, intimidación, mobbing o acoso laboral, inseguridad laboral, burnout o desgaste profesional y conflicto familia – trabajo.

Así mismo, los factores de riesgo psicosocial pueden contribuir a que, finalmente las personas puedan acabar desarrollando problemas de salud mental o también, agravando patologías previas. Los trastornos mentales que pueden darse en el entorno laboral son depresión, ansiedad, trastorno por estrés post traumático, fobia social, trastornos por abusos de substancias y trastornos por síndromes somáticos. De estos problemas de salud mental la depresión es uno de los trastornos mentales frecuentes que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y es la principal causa mundial de incapacidades. Con la depresión no es extraño presentar, conjuntamente, otro tipo de problemas psicológicos como ansiedad.

En España los problemas de salud mental no son considerados como enfermedades profesionales, aunque, en el artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social queda expuesto que en el caso de que se demuestre que la enfermedad se debe exclusivamente al trabajo ésta pueda considerarse como tal.

Las repercusiones que conllevan a la empresa los riesgos psicosociales y problemas de salud mental son las siguientes:

  • Ausentismo
  • Disminución de productividad
  • Aumento de siniestralidad laboral
  • Lesiones/enfermedades
  • Rotación del personal
  • Quejas del personal y disminución motivacional
  • Consecuencias legales
  • Menos beneficios económicos

Por lo tanto, es muy importante que se creen políticas, estrategias y programas de prevención y actuación, para así garantizar la salud mental de la persona trabajadora y el futuro de la empresa. Siendo la participación de los afectados un pilar fundamental para que esto pueda seguir adelante. Como dice la OMS:

“una buena salud mental permite a las personas utilizar todo su potencial, superar las situaciones estresantes, que trabajen de forma productiva y puedan hacer aportaciones a su comunidad”.

 

Albert Joana Santiveri, Departamento PRL Activa Mutua

Día Mundial de la Vista 2019
09 oct

Día Mundial de la Vista 2019

El segundo jueves de octubre se celebra el Día Mundial de la Vista. Una fecha decretada por Organización Mundial de la Salud (OMS) conjuntamente con el Organismo Internacional de Prevención de la Ceguera (IAPB).

El objetivo que persigue este día, es concienciar a las personas sobre los diferentes tipos de afecciones visuales, sus tratamientos y como casi todos son prevenibles o curables, evitando así que la persona pierda totalmente la capacidad de ver.

Según datos de la misma OMS, en el mundo hay aproximadamente 180 millones de personas con algún tipo de discapacidad visual, de todas ellas un total entre 40 y 45 millones son totalmente ciegas. Se estima que para el año que viene 2020 estos números se duplicarán de tal manera, que la ceguera en el mundo así como el derecho a tener una buena salud visual se transformará en un derecho humano.

El lema de la campaña de este año «Visión Primero» quiere poner en la palestra que más de mil millones de personas en el mundo no pueden ver bien porque no tienen acceso a  gafas o tratamientos.

La salud visual en estadísticas

Los estudios más recientes demuestran que el 80% de los casos de ceguera que existen actualmente podían haberse prevenido e incluso curado totalmente. Ya que el 20% de los mismos se podían evitar, mientras que para el otro 60% existen tratamientos e intervenciones quirúrgicas que le proporciona una mejor calidad de vida al paciente e incluso le devuelven por completo este sentido.

Los ojos son una de las partes de los órganos del cuerpo que presentan los resultados de intervención más favorables.

La salud visual debe ser tenida en cuenta en todas las etapas de la vida, pues es importante una intervención temprana ante cualquier alteración visual que se pueda producir.

Desde el ámbito de intervención de ACTIVA MUTUA nos vamos a centrar en la salud ocular desde el punto de vista laboral, pues pasamos un tercio de nuestra vida en el trabajo.

“La vista es un sentido clave en nuestra actividad diaria: el 80 % de la información que procede del exterior lo hace a través del sentido de la vista” (según el Dr. Enrique Cervera, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital General de Valencia), este sentido también es imprescindible en el desarrollo de determinadas actividades laborales.

Accidentes oculares laborales

Las afectaciones visuales pueden ser producidas básicamente por dos causas: enfermedades o accidentes. En el entorno de trabajo las que predominan son las segundas. Según un estudio de The British Journal of Ophthalmology, el 70% de las lesiones oculares a nivel europeo se producen en el ámbito laboral, ante el 18,3% de accidentes domésticos. Estos accidentes no se tendrían que producir, dado que ante los factores de riesgo que dan lugar a estas lesiones la prevención es posible.

Según la Estadística anual de Accidentes Trabajo EAT del Ministerio de Trabajo, en el año 2018 se produjeron en España 17.318 accidentes leves y 105 accidentes graves en Jornada y 156 accidentes leves en desplazamiento, suponiendo un 3% del total de los accidentes laborales.

Las lesiones laborales las podemos clasificar en, lesiones mecánicas (partículas, golpes, polvo, etc.) y lesiones no mecánicas en las cuales podemos incluir: químicas (humos, aerosoles, vapores y gases, salpicaduras, etc.); biológicas y por radiaciones (laser, ultravioleta, infrarrojos, ionizantes, etc.). Hay otros tipos de lesiones no consideradas en los grupos anteriores (trabajos con pantallas, trabajos con demandas específicas: agudeza visual, visión color, conductores, etc.)

También tendremos que tomar en consideración en el ámbito laboral la edad, ya que con el paso del tiempo hay un deterioro progresivo de la visión, de hecho se considera que empiezan los cambios a partir de los 40 años, pudiendo tener dificultad para enfocar la visión de cerca, para distinguir algunos colores y contornos de los objetos o para adaptarse a los cambios de luz, factores que pueden influir a la predisposición de accidentes laborales o viarios.

¿Cómo podemos prevenirlos?

En el entorno laboral:

  • Identificando y evaluando el riesgo del puesto de trabajo.
  • Adoptando las medidas preventivas según el riesgo detectado.
  • Utilizando equipos de protección individual certificados según el riesgo a que esté expuesto y mantenerlos en óptimas condiciones de uso.
  • Trabajar con las distancias a las pantallas recomendadas según el tipo de pantallas.
  • Información y formación a los trabajadores.
  • Vigilancia de la Salud: revisión oftalmológica.
  • Realizar ejercicios de  relajación visual.
  • Realizar primeros auxilios en caso de accidente laboral

Recomendaciones de carácter general para cuidar tus ojos:

  • No toques tus ojos con los dedos o las manos sucias.
  • Dispón de iluminación adecuada en función de la tarea a desarrollar.
  • Utiliza gafas de sol homologadas.
  • Evita los reflejos en las pantallas (PVD, móviles, tablet, …)
  • Haz descansos periódicos para evitar la fatiga visual.
  • Lubrica tus ojos para evitar la sequedad del ojo.
  • Duerme entre 7 u 8 h diarias para el descanso ocular.
  • Cuidado con los traumatismos extra laborales (ej. deporte), utiliza gafas protectoras si procede.
  • Toma una alimentación saludable, rica en frutas y verduras.
  • Adopta hábitos saludables en tu vida diaria.
  • Realiza ejercicio físico.
  • Evita el alcohol y drogas dado que éstos pueden perjudicar la visión.
  • Realiza revisiones oculares periódicas al oftalmólogo, además de los controles visuales de la vigilancia de la salud, ya que puede dar información precoz de enfermedades sin diagnosticar, o control de las diagnosticadas. Se recomienda bianuales a partir de los 40, y anuales a partir de los 60 años, o con otros factores de riesgo importantes.

Prevenir, la mejor estrategia

Es de relevancia la prevención de las posibles lesiones o patologías oculares ya sea en el ámbito laboral o personal, con una gran incidencia en la actividad y calidad de vida, lo cual nos obliga a cuidar la salud visual en todas las etapas de la vida, especialmente en el ámbito laboral siendo estas lesiones mayoritariamente evitables.

Programa VISIÓN 2020

El programa VISIÓN 2020, fue implementado en el año 1999 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Organismo Internacional de Prevención de la Ceguera (IAPB), junto con otras organizaciones aliadas de las Naciones Unidas. Existen 40 países en el mundo que han aprobado este programa y buscan mejorar la calidad de vida de millones de mujeres, niños y hombres que padecen alguna discapacidad visual.

VISIÓN 2020, busca eliminar todos los posibles cuadros de ceguera evitable antes del año 2020 y asegurar que ninguna persona en el mundo vuelva a quedar ciega por una afección que pueda ser curada, operada o corregida.

 

Montse Pàmies, Técnica Departamento Prevención Riesgos Laborales