Cambiar idioma

Biblioteca activa

Activa Mutua pone a vuestra disposición el mejor material
preventivo para la mejora continua de la prevención.

Día internacional de la mujer
08 mar

Día internacional de la mujer

Hoy 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer, bajo el lema: “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”.

La innovación y la tecnología abren grandes puentes hacia lograr la igualdad de género. Este año, todas las miradas están puestas en cómo puede la innovación y el desarrollo tecnológico conseguir este gran reto. Para ello, se debe fomentar la inversión en sistemas sociales más inclusivos, sensibles al género, es decir que se centre en sus necesidades y se adapte a sus posibilidades y construir servicios eficientes  e infraestructuras sostenibles que den respuesta a las necesidades de mujeres, facilitando así la eliminación de barreras estructurales.

La innovación social y laboral en el proceso de empoderamiento de la mujer en los países en desarrollo se convierte en un efecto multiplicador de crecimiento económico.

Según el informe de la Comisión Europea She Figures 2015, en la mayor parte de los países europeos las mujeres representan menos del 45% de la comunidad científica. Y según la estadística sobre actividades de I+D del INE (Instituto Nacional de Estadística), en España las mujeres sólo representaban en 2016 el 40,4% del total del empleo en investigación y desarrollo, y un 39,1% del total del personal investigador. En España, en el curso 2016-2017 la mayor parte del alumnado universitario de Grado eran mujeres (54,67%), pero al pasar a estudios de doctorado disminuye al 49,67%. Su tasa de empleo al ingresar en el mercado de trabajo es menor que la de los hombres.

La presencia de mujeres en universidades y centros de investigación, plantillas de personal y equipos investigadores en el sistema español de ciencia, tecnología e innovación se han ido incrementando en los últimos años, pero aún dista de ser igualitaria. La presencia de mujeres en la universidad es ya mayor que la de los hombres, y no sólo en España sino en general en todo el mundo. Pero a lo largo de sus carreras profesionales, las mujeres abandonan sus carreras académicas, y cuanto más alto el nivel de los puestos de trabajo y responsabilidades menor es la presencia de mujeres.

La estadística de resultados del alumnado universitario, elaborada por la Subdirección General de Coordinación y Seguimiento Universitario del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, muestra que las mujeres en general obtienen mejores resultados en su paso por la universidad que los hombres: mejores tasas de rendimiento, éxito y evaluación, notas medias y tasas de idoneidad y graduación. Sin embargo, se produce una concentración importante de estudiantes mujeres en las carreras de artes y humanidades, ciencias sociales y jurídicas, y ciencias de la salud, mientras que su presencia es mucho menor en las ingenierías.

Estos datos nos permiten verificar que las mujeres aún están insuficientemente representadas en los campos de la ciencia y tecnología. Esta falta de influencia, impide el aporte de ideas y experiencias, desde un punto de vista de la mujer, impidiendo así el impulso de crear diseños y procesos adaptados a sus necesidades y capacidades.

Un punto de partida para solucionar este problema, ha sido crear, en nuestro país el año pasado, un Observatorio ‘Mujeres, Ciencia e Innovación’ (OMCI) para la Igualdad de Género. Será decisivo para combatir cualquier discriminación por razón de sexo, garantizar la igualdad de oportunidades y aumentar la presencia de las mujeres en todos los ámbitos de la vida científica y universitaria.

Afortunadamente, las innovaciones sociales encaminadas a un impulso de la mujer en el mundo laboral son un hecho, aunque queda mucho camino por recorrer. La creación de colaboraciones entre varios agentes avanza en el mundo empresarial. Cada vez más grandes corporaciones dedican parte de su tiempo a cooperar con diferentes empresas y organizaciones sociales para generar un valor compartido.

“El papel de las empresas es fundamental para el progreso económico y social de la mujer”.

Algunas grandes empresas españolas han diseñado y puesto en práctica proyectos sociales para la contribución del empoderamiento femenino, en las cuales ofrecen oportunidades a mujeres, capacitándolas, para facilitar la inserción laboral.

Activa Mutua quiere concienciar a sus mutualistas de la necesidad de contribuir a ese cambio, para que ninguna mujer se quede atrás, consiguiendo así, en un futuro próximo la igualdad de género en el mundo laboral.

Más información en el siguiente enlace 

Salud López Sánchez. Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de Activa Mutua

Trabajador autónomo y CAE
28 feb

Trabajador autónomo y CAE

Actualmente existen muchas diferencias en cuanto al planteamiento de la normativa que regula la prevención de riesgos laborales entre trabajadores por cuenta propia y cuenta ajena. Siempre que consideramos el tema del trabajador autónomo y la prevención de riesgos laborales, en primer lugar debemos tener en cuenta que si éste no tiene trabajadores a su cargo, no comparte centro de trabajo y no realiza trabajos en un centro titularidad de otra empresa, no existirán responsabilidades ni obligaciones en este sentido.

Ahora bien, si alguna de las condiciones anteriores no se cumple, entonces el panorama cambia considerablemente, y el trabajador autónomo deberá cumplir los deberes de cooperación, información e instrucción referentes a coordinación de actividades empresariales (CAE),  previstos en el artículo 24 de la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales y desarrollados por el Real Decreto 171/2004. En este sentido, destacamos lo siguiente:

  • En el caso de que haya concurrencia de trabajos, donde el autónomo comparta centro con trabajadores de otras empresas, se prevé un deber de cooperaciónen la aplicación de la normativa de prevención de riesgos laborales y se establece un deber de información recíproca sobre los riesgos específicos de las actividades desarrolladas.

El trabajador autónomo deberá informar sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrolle, así como de las situaciones de emergencia susceptibles de afectar a los otros trabajadores presentes en el centro de trabajo.

Por su parte, el autónomo también tendrá derecho a recibir toda esta información de los demás empresarios concurrentes en el centro, y que por lo tanto, pueden afectarle a él debido a que comparten el mismo espacio de trabajo.

  • En el caso de realizar trabajos en un centro titularidad de otra empresa, es decir, aquel que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios diferentes a su propia actividad y en sus instalaciones, el empresario titular tiene la obligación de informar a las empresas y a los trabajadores autónomos concurrentes sobre los riesgos propios de las instalaciones que puedan afectar a las actividades por ellos desarrolladas, así como de las medidas preventivas y de emergencia.

El trabajador autónomo, por su parte, deberá tener en cuenta toda esta información recibida y cumplir las instrucciones dadas por empresario titular, además de informarle sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrolle como consecuencia de su actividad.

  • En el caso de realizar trabajos en el centro de un empresario principal, es decir, aquel que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad, será éste el que vigile el cumplimiento de la normativa de prevención por parte del autónomo, y en el caso de facilitarle la maquinaria, los equipos o los productos necesarios para su trabajo, también deberá garantizar que éstos cumplan las exigencias legales de prevención.

Además de todas las obligaciones recogidas en el punto anterior, el empresario principal también deberá solicitar al trabajador autónomo la evaluación de riesgos, planificación de la actividad preventiva, certificado de formación e información en prl y certificado de aptitud médica. Para obtener toda esta documentación, el autónomo deberá contactar con un servicio de prevención ajeno.

En definitiva, de la única forma que el autónomo podría tener responsabilidades y obligaciones en materia de Prevención de Riesgos Laborales sería a través de la coordinación de actividades empresariales que se derive de su actividad.

En el caso de que el autónomo contrate a trabajadores por cuenta ajena, a partir de ese momento tendrá la consideración de empresario como tal, y por lo tanto, la plenitud de obligaciones, derechos y responsabilidades que se derivan de la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales.

Eloi Rull, Técnico Departamento PRL Activa Mutua

Abordaje de la edad en el ámbito laboral
25 feb

Abordaje de la edad en el ámbito laboral

Los países de la Unión Europea están sufriendo un notorio envejecimiento de la población activa.

Las normativas europeas cada vez retrasan más la edad de jubilación y esto, sumado al descenso de la natalidad, hace que cada vez haya un mayor envejecimiento en el mundo laboral.

En términos generales, debido a este envejecimiento de la población y a que la esperanza de vida cada vez es mayor, la pirámide poblacional en España se está invirtiendo.

 

quadre

 

Como dato importante, podemos analizar que en 2033 el grupo más numeroso será el comprendido entre 55-59 años.

Según la Estrategia Europa 2020 los trabajadores/as de edad avanzada son un porcentaje creciente de la mano de obra. Dado que las personas trabajan y van a trabajar durante más tiempo, la gestión de la Seguridad y la Salud en el Trabajo para una mano de obra de edad avanzada se ha convertido en una prioridad.

La edad repercute, por un lado, negativamente, a determinadas capacidades funcionales de los trabajadores/as (físicas y sensoriales) que son necesarias para la realización, sobretodo, del trabajo físico. Aunque, por otro lado, la edad influye positivamente. También es importante considerar que la experiencia y los conocimientos aumentan con la edad, además de mejorar la calidad de las acciones y la atención al cliente.

Pero los cambios con la edad no son iguales en todas las personas. En función del tipo y/o hábitos de vida como la alimentación, el ejercicio, la condición física, el nivel educativo, la predisposición genética, etc. hace que  la “forma” en la que se envejece, cambia radicalmente de unos a otros.

Desde el punto de vista de la Prevención de Riesgos Laborales, el Servicio de Prevención de Riesgos de la empresa debe tener en cuenta este factor y realizar las acciones necesarias para garantizar la Seguridad y la Salud de los trabajadores de más edad.

Debe hacerse una labor importante para evaluar los cambios producidos como consecuencia de la edad. En la Evaluación de riesgos, en la formación e información a los trabajadores/as, en la Vigilancia de la Salud, etc. en definitiva, en todo el Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales debe estar integrado este factor y realizar las adaptaciones de los puestos de trabajo  que van a desempeñar los trabajadores/as de más edad.

Es por este motivo que algunas de estas adaptaciones o medidas, además de un correcto diseño de puestos, válido para trabajadores/as de cualquier edad, son primordialmente:

  • Rotación de puestos.
  • Introducción de mayor número pausas breves.
  • Mejorar la iluminación y controlar el ruido.
  • Mejorar los diseños ergonómicos de los puestos.

Desde Activa Mutua, lanzamos a nuestras empresas mutualistas una llamada para reflexionar y ser conscientes de que el envejecimiento de la población activa es una realidad y que por ello, cada uno en su papel, su función y responsabilidad, adoptemos las medidas preventivas y correctoras, desde hoy mismo, para conseguir que las personas de edad avanzada sigan trabajando y que lo hagan de manera segura.

 

Elia Pravia Alonso – Técnica de PRL Activa Mutua

 

Juntos contra el cáncer. 4 de febrero, celebración del Día Mundial contra el Cáncer
04 feb

Juntos contra el cáncer. 4 de febrero, celebración del Día Mundial contra el Cáncer

Actualmente el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, seguida de las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares. Durante el año 2018 9,6 millones de muertes fueron causadas por cáncer y el número de nuevos casos ha aumentado en 18,1 millones, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con distintas publicaciones tras análisis llevados a cabo sobre la base de datos GLOBOCAN 2018,  Global Cancer Observatory (Observatorio Mundial del Cáncer), se concluye, como dato importante, la gran diversidad geográfica en la aparición del cáncer y las variaciones en la magnitud y el perfil de la enfermedad en las distintas regiones del mundo. Los datos indican que uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres en el mundo desarrollan cáncer a lo largo de su vida, y que uno de cada 8 hombres y una de cada 11 mujeres muere a causa de la enfermedad.

Los cánceres de pulmón, mama y colorrectal son los tres principales tipos en términos de incidencia.

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. Este crecimiento incontrolado de células es resultado de una interacción entre factores genéticos de la persona y agentes externos, denominados «agentes carcinógenos», que pueden ser de origen físico (radiaciones ultravioletas e ionizantes), químico (como amianto, componentes del humo del tabaco, el aire que respiramos, aflatoxinas presentes en alimentos, arsénico, etc.) y biológico (virus, bacterias o parásitos).

Atendiendo a factores de riesgo del desarrollo de este tipo de enfermedad, tienen principal relevancia los malos hábitos saludables (consumo de tabaco y alcohol, mala alimentación e inactividad física) y el envejecimiento, así como el desarrollo social y económico.

Cabe destacar la importancia de la presencia o exposición de agentes carcinógenos en el ámbito laboral como uno de los principales agentes de riesgo de desarrollo de esta enfermedad.

Aun así, el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas en todos los ámbitos (individual, laboral, social):

A nivel individual:

  • No fumar.
  • No permitir que fumen en tu domicilio.
  • Mantener un peso corporal saludable.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular. Limitar el tiempo que pasas sentado a lo largo del día.
  • Seguir una dieta saludable, en la que no falten cereales, legumbres, verduras y frutas. Limitar las comidas con muchas calorías (con mucha grasa o azúcar) y bebidas azucaradas. Evitar la carne procesada(la que no es fresca), limitar la carne roja y controlar el consumo de sal.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Evitar exposiciones exageradas al sol, especialmente los niños. Utilizar protección solar. No acudir al solárium.

A nivel laboral:

  • Eliminar o controlar los riesgos profesionales o laborales aplicando las medidas de seguridad oportunas a cada proceso.
  • No permitir que fumen en tu lugar de trabajo.
  • Reducir la exposición a la radiación ionizante.

A nivel socio-sanitario:

  • Planificar programas de vacunación, por ejemplo, contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B.
  • Planificar programas de detección precoz de diferentes tipos de cáncer.
  • Invertir en programas de investigación contra el cáncer.
  • Sensibilizar a la población con campañas u otros medios de difusión.

La prevención abarca la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente (cirugía, radioterapia, quimioterapia), las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.

Activa Mutua, aprovechando la celebración de este Día Mundial contra el Cáncer, quiere concienciar a todos nuestros mutualistas sobre la importancia en aplicar dichas medidas preventivas para evitar la aparición de esta enfermedad, especialmente en el ámbito laboral. Por ello presentamos la Guía sobre agentes cancerígenos y mutagénicos en el ámbito laboral, con la intención de ofrecer tanto al trabajador como al empresario un mayor conocimiento y una mayor consciencia de este riesgo con la finalidad de establecer medidas adecuadas para evitar o minimizar su exposición.

 

Salud López

Coordinadora del Departamento de PRL de Activa Mutua

Empieza el Año con buen pie! Protección de pies: calzado de seguridad
11 ene

Empieza el Año con buen pie! Protección de pies: calzado de seguridad

 

¿Cómo saber elegir bien este EPI?

Los pies cumplen dos funciones básicas muy importantes: son nuestro principal medio de movilización y ayudan a soportar nuestro cuerpo. Es importante que reconozcamos y controlemos los peligros potenciales que podría tener un impacto negativo sobre ellos.

El calzado utilizado en el desempeño de una actividad laboral, destinado a proteger frente a determinados riesgos, se considera equipo de protección individual según el Real Decreto 1407/1992.

Se distinguen 3 tipos de calzado, como REQUISITOS BASICOS:

  • Calzado de seguridad (tipo SB): calzado que garantiza protección contra el impacto y la compresión en la parte delantera del pie de, al menos, 200 J y 15 kN respectivamente.
  • Calzado de protección (tipo PB): calzado que garantiza protección contra el impacto y la compresión en la parte delantera del pie de, al menos, 100 J y 10 kN respectivamente
  • Calzado de trabajo (tipo OB): No garantiza protección contra el impacto y la compresión en la parte delantera del pie

A su vez, dependiendo del material de fabricación, pueden ser:

  • Clasificación I: calzado fabricado con material que no sea caucho o polimérico
  • Clasificación II: calzado todo de caucho o todo polimérico

Y como REQUISITOS ADICIONALES, el calzado puede presentar o tener resistencia a la perforación (P), conductor (C), antiestático (A), aislante eléctrico (I) que podrá ser de Clase 00 o Clase 0, aislante al calor (HI), aislante al frío (CI), absorción de energía en el tacón (E), resistente al agua (WR), protección del metatarso (M), protección del tobillo (AN), penetración y absorción de agua (WRU), resistencia al corte (CR), resistencia al calor por contacto (HRO) y resistencia a los hidrocarburos (FO) y resistente a productos químicos.

La COMBINACION de requisitos básicos y adicionales, permite clasificar el calzado alternando las letras S (calzado de seguridad), P (de protección) o O (de trabajo) con las cifras del 1 al 5, para las Clasificaciones I y II.

Todo calzado deberá venir en su embalaje original con:

  • Certificado CE expedido por un organismo de control.
  • Declaración de conformidad.
  • Folleto informativo

Cada pieza del calzado de seguridad ha de estar clara y permanentemente marcada con la siguiente información:

  • Talla
  • Marca del fabricante y Designación del tipo de fabricante
  • Fecha de fabricación
  • Número de la norma: UNE-EN ISO 20345
  • El (los) símbolo(s) correspondiente/s a la protección ofrecida o la categoría correspondiente

La vida útil del calzado profesional está relacionada con el uso y su mantenimiento. Pero debemos cambiarlo en los siguientes casos:

  • Cuando existan grietas o alteraciones de montaje en la estructura del calzado.
  • Cuando se presenten roturas de cualquier parte componente del calzado.
  • Cuando exista rotura o deformación de la puntera o plantilla.

 

Fdo. Jorge Orpez Salas – Técnico P.R.L. ACTIVA MUTUA

Día Internacional de las Personas con Discapacidad
03 dic

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

EMPODERAR A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y GARANTIZAR LA INTEGRACIÓN E IGUALDAD

El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, un día importante para recordar al mundo que debemos ser sensibles y ponernos en el lugar del otro. No todo el mundo tiene las mismas capacidades, no todos somos iguales, la diversidad existe y debemos prepararnos para convivir con esta diversidad.

Analizando los datos que nos facilita la Organización de Naciones Unidas (ONU):

  • Población mundial: siete mil millones de personas.
  • Más de mil millones sufren algún tipo de discapacidad (una de cada siete).
  • Más de cien millones de discapacitados son niños.
  • Los niños con discapacidad tienen cuatro veces más posibilidades de ser víctimas de algún tipo de violencia.
  • El 80% de las personas con discapacidad vive en los países en desarrollo.
  • El 50% de las personas con discapacidad no tiene acceso a la sanidad.
  • 160 países han firmado la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Nos llama la atención, en primer lugar, el punto en el que nos dice que los niños con discapacidad tienen cuatro veces más posibilidades de ser víctimas de algún tipo de violencia, esto nos tiene que hacer pensar y pensar mucho.  De ahí la importancia de la educación. Educar como herramienta para concienciar e inculcar los derechos de estas personas para evitar situaciones de violencia entre los niños y esto llevarlo a la vida adulta.

Además vemos que el 80% de las personas con discapacidad vive en los países en desarrollo y un 50% no  tiene acceso a la sanidad.

Las oportunidades laborales de las personas con discapacidad son mucho menores, situación preocupante para países en vías de desarrollo.  Debemos lograr la total integración de las personas con discapacidad, partiendo de la igualdad de oportunidades desde la educación, la sanidad y la integración al mundo laboral.

No olvidemos las dificultades a las que se enfrentan en el día a día, por la falta de infraestructuras adaptadas en las ciudades, la dificultad de comunicación en entidades, tanto públicas como privadas, etc.

Seamos pues conscientes de estas dificultades y como comentábamos al inicio, seamos sensibles y pongámonos en la piel del otro, solo de esta manera, seremos capaces de ayudar a la integración de las personas con discapacidad y colaboraremos en la igualdad de oportunidades.

El lema de este año se centra en el empoderamiento de las personas con discapacidades para asegurar un desarrollo sostenible, inclusivo e igualitario. La accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad son derechos fundamentales reconocidos. Derechos esenciales para que dichas personas puedan llevar una vida independiente y participar de forma activa, contribuyendo al desarrollo de la sociedad.

Activa Mutua, consciente y sensible a esta diversidad, apoya la plena integración social y laboral de las personas con discapacidad, y asume que aún queda mucho por hacer.

Proyectos como el de la readaptación profesional de trabajadores con discapacidad, la prevención de riesgos laborales inclusiva, estudios para eliminar estigmas en relación a la discapacidad, el fomento de la accesibilidad universal y un largo etc. han sido una gran apuesta en la participación para la mejora de la calidad de vida personal y laboral de estas personas.

Todo ello se ha logrado con el impulso y la alianza de un interlocutor clave, que conoce las verdaderas necesidades y expectativas de este colectivo, así como sus derechos: el movimiento asociativo, con quienes mantenemos un diálogo continuo.

Por tanto, en este día especialmente, en Activa Mutua nos solidarizamos con este colectivo tan importante para nosotros, trabajando de forma conjunta y continua a lo largo del año, por lo que proponemos 360 días para colaborar y 1 día especial para sensibilizar a todas aquellas personas que todavía no han percibido la parte positiva de esta colaboración.

Definitivamente, el día 3 de diciembre, es un día para pensar…no lo dejemos sólo en ese día.

 

Elia Pravia Alonso, Técnica en PRL.

 

 

El tabaco y las enfermedades profesionales
19 nov

El tabaco y las enfermedades profesionales

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la EPOC, que se celebrará el próximo 21 de noviembre, desde el Departamento de Prevención de riesgos laborales se pretende concienciar especialmente esta patología, destacando que no es una sola enfermedad, sino un concepto general que designa diversas dolencias pulmonares crónicas que limitan el flujo de aire en los pulmones. Los síntomas más comunes son la disnea, o “falta de aliento”, una excesiva producción de esputo y una tos crónica. Sin embargo, la EPOC no es sólo la “tos del fumador”, sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que conduce de forma progresiva a la muerte.

Según estimaciones recientes de la OMS (2004), actualmente unos 64 millones de personas sufren una EPOC, y 3 millones de personas fallecieron. La OMS vaticina que la EPOC se habrá convertido en la cuarta causa de muerte en todo el mundo en 2030.

Como primer paso, ante este reconocimiento y prevención de la situación, se han identificado los agentes cancerígenos presentes en el ámbito laboral, cuya exposición causa a los trabajadores/ras durante su jornada y vida laboral, un efecto nocivo en su salud. Esta identificación permite establecer mecanismos de evaluación, eliminación y control, en cada caso particular, para detectar precozmente posibles enfermedades profesionales y así prevenir sus efectos.

Aunque a simple vista, resulte sencillo, la averiguación y determinación, por una parte de la capacidad cancerígena de agentes físicos, químicos y biológicos presentes en el trabajo; y por otra de las causas de la aparición de enfermedades profesionales por exposición a dichos productos, en realidad es un proceso complejo, cuyo debate y contradicciones en diversas investigaciones, nos llevan hoy en día, a tener en cuenta posibles factores extralaborales para obtener una conclusión más evidente que nos permita promover y establecer políticas y estrategias más precisas, integradas no sólo en el ámbito laboral, sino social.

En este sentido, las investigaciones llevadas a cabo por distintos organismos nacionales e internacionales de la salud, determinan la existencia de factores de riesgo no ocupacional, relacionados con hábitos no saludables de la persona, entre otros, que ayuda en muchos casos a desencadenar y agravar la aparición de enfermedades profesionales.

Cabe centrar nuestra atención en la influencia del tabaco dentro del ámbito laboral como potenciador de aparición de muchos cánceres ocupacionales y otras enfermedades derivadas del trabajo; ojo, no sólo para el fumador activo, sino también para el fumador pasivo.

Por otra parte, la exposición en altas dosis a agentes químicos irritantes como el ácido hidroclórico, dióxido de azufre o amoniaco, inducen y agudizan  la aparición de enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC), en concreto el  asma ocupacional en un 10% de los trabajadores expuestos. Dicho porcentaje se ve incrementado si coexiste con otros factores como presencia de rinitis, alergias, conjuntivitis y consumo de tabaco.

Concluyendo, la aparición y desarrollo de este tipo de enfermedades profesionales, donde el consumo de tabaco asume un papel protagonista, no solamente tiene un impacto negativo para la salud del trabajador/ra, sino también implica un elevado impacto socioneconómico generado por las incapacidades a largo plazo y costes derivados de tratamientos médicos y trámites legales que todo este proceso conlleva.

Consecuencia de dicho impacto socioeconómico, existen sentencias firmes publicadas recientemente donde los jueces ya han empezado a tener en cuenta la evidencia científica al fijar indemnizaciones derivadas de incapacidades permanentes. Destacar la actuación de un juez de Vitoria que ha reducido a la mitad la indemnización concedida a la viuda de un trabajador fumador que había fallecido de un cáncer de pulmón tras haber trabajado durante años expuesto a inhalación de fibras de amianto, al considerar concurrencia de culpas entre el trabajador por fumar y la empresa por no establecer medidas adecuadas para haber evitado la exposición al riesgo.

Presentada la demanda de daños y perjuicios, la familia reclamaba 143.038,81 euros. Y finalmente el Juzgado de lo Social Número 3 de Vitoria «acepta la minoración de la indemnización por la concurrencia de culpas entre la empresa infractora y el trabajador con hábito tabáquico, dado el efecto sinérgico de ambas en el adenocarcinoma pulmonar». La indemnización ha sido el 45% de la cantidad reclamada.

El juez tuvo en cuenta la evidencia científica que se muestra en el gráfico siguiente:

GRAFICO

 

Fuente: Prevencion Integral & ORP

Son razones suficientes para dejar de fumar. Nunca es tarde!

                                                                                                                                             Salud López Sánchez

                                                                  Departamento Prevención Riesgos Laborales Activa Mutua

¿Qué está pasando con las furgonetas?
12 nov

¿Qué está pasando con las furgonetas?

En un estudio que se llama “Furgonetas en la carretera, ¿un riesgo para la seguridad vial?” publicado por la Fundación de Línea Directa Aseguradora, en colaboración con INTRAS (Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia), se han analizado los accidentes ocurridos entre los años 2011 y 2015 recopilados por la Dirección General de Tráfico, y en los años 2011 a 2017 aportados por Línea Directa Aseguradora, en los que se han visto implicadas las furgonetas.

Los números de accidentes analizados en este estudio, comprenden 445.000 accidentes con víctimas, conforme datos facilitados por la Dirección General de Tráfico, DGT, que implican 755.000 conductores y 41.000 furgonetas, además de 940.000 siniestros aportados por Línea Directa Aseguradora entre los años 2011 y 2017, con 23.000 furgonetas implicadas.

El número de furgonetas en España es de 2,3 millones, implica a 3,1 millones de autónomos, a lo que hay que añadir un aumento del comercio electrónico anual del 17 %. Esto ha dado como resultado un aumento de la accidentabilidad en las furgonetas de un 41 %, 935 fallecidos en esos cinco años, un aumento superior al 94% en accidentes graves y unas 4.600 víctimas.

En este mismo informe analizan el accidente tipo donde las furgonetas están implicadas, siendo los accidentes múltiples por distracciones y por alcance trasero contra turismos, donde el conductor suele ser un hombre entre 35 y 45 años con amplia experiencia al volante.

  • La mayor frecuencia de los accidentes ocurre en las autovías y autopistas, aunque en las carreteras secundarias se está igualando.
  • Una de las cosas que más se destacan es la antigüedad media de las furgonetas, siendo esta de 16 años, con un porcentaje del 44% mayor de 15 años.
  • Otro dato preocupante es que 2 de cada 3 accidentes entre una furgoneta y otro vehículo, el conductor de la furgoneta es el culpable.

mapa

 

Algunas de las conclusiones a las que se llega, teniendo en cuenta que las furgonetas son vehículos de menos de 3.500 Kg de peso máximo y que se conducen con un carnet B es que el conductor desconoce las diferencias entre este tipo de vehículo y los turismos, puesto que los conducen de la misma manera, sin tener en cuenta el mayor peso, mayor altura del centro de gravedad y, por tanto, mayor facilidad para el vuelco.

El conductor de la furgoneta no reflexiona en la necesidad de aumentar las distancias por si tiene que hacer una frenada de emergencia, desconoce cómo debe colocar la carga y fijarla, a lo que hay que añadir las jornadas laborales muy largas, entre 10 y 12 horas diarias, con estrés por la necesidad de hacer las entregas de forma muy rápidas.

Esto ha motivado un aumento de los accidentes mortales en ciudad de un 35 % más que los turismos.
En cuanto a las soluciones, el 65% de los conductores aboga por la instalación de tacógrafos como en los camiones, además de mejorar el uso de carga y descarga (55%) o crear un carné específico para furgonetas.
Lo que está claro es, con las nuevas circunstancias que se están dando, se debería replantear seriamente el uso de las furgonetas con un carnet B, sin ningún tipo de formación específica ni legislación concreta que lo regule.

En mi opinión, ahora que el director Pere Navarro, está dispuesto a revisar el carnet por puntos, podría ser un momento favorable para tener este estudio en cuenta y valorar qué medidas se podrían tomar al respecto.
¿Tú que piensas?

Carlos Gutierrez.

Técnico Dpto. PRL Activa Mutua

Medidas para reducir la siniestralidad viaria
31 oct

Medidas para reducir la siniestralidad viaria

El nuevo director de tráfico, Pere Navarro que ya ocupó este puesto en la Dirección General de Tráfico (DGT) durante casi ocho años y que implantó el carné por puntos, del que él fue responsable y que «copió» de otros países europeos, considera que ha llegado el momento de «actualizarlo, retocarlo».

En una entrevista realizada en el programa Espejo Público de Antena 3, Navarro abogó por la vuelta a la realización de campañas de «duro impacto» que deben poner el acento no en que el conductor puede morir si conduce bajo los efectos del alcohol, sino que puede matar a otras personas. «Hay que decir que si matas a alguien, no vas a poder dormir el resto de tu vida; hay que ir por ahí», afirmó en el espacio televisivo, donde recordó que en uno de cada tres accidentes mortales el conductor ha dado positivo en alcohol o droga. Apela a la responsabilidad ciudadana para justificar el aumento de las víctimas en accidentes de carretera, por lo que aboga en que las sanciones penales por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas sean consideradas un agravante y no un atenuante. También incide en la necesidad de «reparar, actualizar y hacer balance» del carné por puntos. «Vamos a intentar hacer balance de estos doce años. Hay que hacer que la gente vuelva a hablar del permiso por puntos», comenta.

Otra de las medidas que destaca Navarro para intentar reducir la siniestralidad es rebajar el límite de velocidad dentro de las ciudades a 30 km/h. «Está sobre la mesa. Ir a 50 km/h en una calle con un único carril es un disparate», apunta.

De las estadísticas que Tráfico ofreció, extrae que el año pasado murieron 508 personas en las ciudades. El 29% de los accidentes con víctimas ocurridos en las urbes tenían como culpable una distracción, en la mayoría de las ocasiones por ir mensajeando en WhatsApp, grabando un audio o tecleando en la pantalla. «El uso del móvil ya ha adelantado a la velocidad y el alcohol como la causa que más muertes provoca en nuestro país» resaltó.

Por último, destacar el aumento del número de radares en la carreteras, que Pere Navarro comparó con el existente en otros países, así como la implantación de los sistemas de reconocimiento inteligente de señales, que ajusta la velocidad del vehículo a las señales encontradas en la carretera.

En general, considero un acierto que ponga el acento a la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, aumentando en número de controles de los mismos, donde personalmente incluiría estos controles en las ciudades y a los profesionales. También coincido en la valoración que hace del uso del móvil durante la conducción, ya que las distracciones son un porcentaje muy elevado de los accidentes de tráfico, laborales y no laborales.

Lo que no comparto es la implantación del reconocimiento de señales inteligente como algo que realmente ayude a reducir la siniestralidad, no olvidando que podría reducir en algunos casos los daños, porque creo que sería más interesante la implantación de algún tipo de aviso para las distracciones o somnolencias que sufren los conductores, ya que queda demostrado que este es el principal motivo de los accidentes.

Del aumento de radares para disminuir el número de accidentes en carreteras secundarias, me encuentro con pensamientos enfrentados; en general se piensa que se hace con motivos recaudatorios, pero por otro lado  en España, desgraciadamente, si no nos tocan el bolsillo no somos capaces de cumplir con la ley sobre tráfico,  circulación de vehículos a motor y seguridad vial, que es de lo que estamos hablando, o cualquier otra ley.

y tú ….¿qué opinas?

                                                           Carlos Gutierrez

                                                           Departamento PRL Activa Mutua

Semana Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo 2018
22 oct

Semana Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo 2018

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) vela para que en Europa haya entornos de trabajo seguros y saludables, es por ello que coincidiendo con la semana 43 del calendario, se celebra la Semana Europea para la seguridad y salud en el trabajo, donde se realizan múltiples actos en toda Europa.
Este año se centra en la campaña bianual “Alerta frente a Sustancias Peligrosas”, que tiene como principal objetivo sensibilizar sobre los riesgos que representan las sustancias peligrosas en el lugar de trabajo y la promoción de la cultura preventiva. La campaña tiene los siguientes objetivos:

  • Sensibilizar sobre la importancia de la gestión de sustancias peligrosas en los lugares de trabajo de Europa.
  • Promover la evaluación, sustitución y eliminación de los riesgos por sustancias peligrosas.
  • Sensibilizar sobre los riesgos asociados a la exposición de sustancias cancerígenas en el trabajo.
  • Identificar grupos de trabajadores con necesidades especiales y elevados niveles de riesgo.
  • Fomentar el conocimiento de los cambios normativos y del marco legislativo actual.

Además desde la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo se anima a participar a todas las personas u organizaciones interesadas, tanto a nivel europeo como nacional. La manera de participar puede ser difundiendo y publicando materiales de la campaña para promover la sensibilización, organizando cursos y talleres, compartiendo buenas prácticas preventivas para el tratamiento de sustancias peligrosas, participando en los diferentes eventos que se organizan durante la celebración de la Semana Europea.

Las sustancias peligrosas son uno de los principales problemas para la Seguridad y Salud de los trabajadores.

Seamos conscientes del problema y tratemos de poner solución a todos los niveles de la empresa.

Para más información acerca de la Campaña, acceder al siguiente enlace

 

????????????????

Elia Pravia Alonso.
Técnica PRL Activa Mutua.