Cambiar idioma

Biblioteca activa

Activa Mutua pone a vuestra disposición el mejor material
preventivo para la mejora continua de la prevención.

17 de mayo, Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la información. “Reduciendo la brecha de la normalización”
17 may

17 de mayo, Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la información. “Reduciendo la brecha de la normalización”

Hoy, 17 de mayo, es nada más y nada menos el 50 aniversario de la celebración del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la información.

Ha llovido mucho ya desde 1969, año en el que comenzó esta conmemoración y más en el contexto que nos ocupa, ya que pocos campos han avanzado a pasos tan agigantados en tan poco tiempo.

Se eligió esta fecha para conmemorar la fundación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones que tuvo lugar el 17 de mayo de 1875 y cuyas oficinas centrales están ubicadas en Suiza. Este organismo, perteneciente a Naciones Unidas tiene como misión fundamental ocuparse de la regulación de las telecomunicaciones entre las distintas empresas y administraciones, a nivel internacional.

Dentro de esa misión fundamental, una parte significativa se relaciona con la elaboración de “recomendaciones” que den a conocer y ayuden a difundir las bondades de las tecnologías de la información y comunicación a lo largo y ancho del planeta.

En cada celebración anual se elige un asunto o argumento sobre el que poner el foco de actuaciones, el tema elegido para este año 2019 se denomina “reduciendo la brecha de la normalización”

La desigualdad existente entre la participación de los países en desarrollo y los países desarrollados es lo que conocemos como “Brecha de la normalización” que a su vez es uno de los factores relacionados directamente con la brecha digital.

En 2009 se realizó un análisis sobre un proyecto de investigación que aporta medidas para mejorar esta situación y disminuir dicha brecha.

En este sentido España es un país afortunado, los datos que se publican en el informe anual elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONSI) indican que el número de empresas que conforman el mapa de este sector ha crecido notablemente.

Pero si antes hablábamos de una brecha digital entre países, no menos importante es la que nos encontramos dentro de nuestras fronteras y que también aparece reflejada en el informe. Me refiero a la brecha digital entre distintos niveles socioeconómicos y culturales.

El nivel adquisitivo y el nivel cultural se relacionan proporcionalmente con las competencias digitales lo que determina que un perfil cultural y socioeconómico bajo esté ligado con un mayor riesgo de exclusión social y peores competencias. De ahí la importancia de reducir de forma real estas diferencias realizando inversiones que aporten recursos educativos a estos colectivos más necesitados.

En palabras de Henry Ford, “el verdadero progreso es el que pone las tecnologías al alcance de todos”.

En Activa Mutua conocemos de cerca el perfil de los profesionales del sector de la informática y la comunicación, a pesar de ser un sector muy variado, que engloba múltiples actividades laborales y profesiones muy diferenciadas.

En cuanto a patologías, los trastornos musculoesqueléticos son la primera causa de absentismo y siniestralidad en estos sectores, relacionados en algunos casos con los ritmos impuestos, la adecuación constante a los avances tecnológicos, en determinados ámbitos el trato con el público y por supuesto los riesgos específicos ligados a profesiones concretas.

Como medidas de prevención apostamos por la formación en el conocimiento de los factores de riesgo relacionados y que nos permiten dotar de recursos a los trabajadores protegidos mediante la realización de jornadas de sensibilización.

Contamos también con un protocolo médico que tiene como objeto abordar las patologías más prevalentes de estos trabajadores.

En definitiva, siendo conscientes de que es este un sector referente, nos sentimos orgullosos de colaborar en la mejora de la salud de los trabajadores que lo forman.

Feliz Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la información.

 

Javier Vega Molpeceres – Responsable Oficina Sectorial.

Trabajar para un futuro más prometedor.
23 abr

Trabajar para un futuro más prometedor.

Como cada año, a finales del mes de abril, se celebra el Día Mundial de la seguridad y salud en el trabajo, promovido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Este año han orientado su acción hacia el futuro, planteándose qué nos espera en los próximos años en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo.

“Trabajar para un futuro más prometedor” es el lema del 2019. Nuestro panorama actual sigue creando empleo, a cuenta gotas, y se está diversificando el trabajo hacia nuevos sectores, lo que implica novedosas especializaciones que nos llevan a soportar nuevos riesgos laborales que tenemos que combatir para que la pérdida de salud no sea un hecho habitual en nuestro trabajo. La constatación de la  presencia de riesgos psicosociales en el ámbito laboral y de que cada vez son más frecuentes, es un escenario al que hay que dar respuesta rápida y precisa desde todos los sectores. Recordemos que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente como la ausencia de afecciones o enfermedades».

Los trabajadores/as y las empresas deben adaptarse continuamente a cambios: a las nuevas tecnologías, al cambio climático, a la nueva organización laboral, a la evolución demográfica, etc. Primordialmente será nuestra propia actitud, ante la actividad que desarrollamos diariamente, la que nos deberá garantizar un bienestar físico, mental y social.

En el ámbito empresarial, la seguridad y salud en el trabajo se debe considerar un objetivo estratégico integrado en la misión y política de la entidad. La Prevención de Riesgos Laborales debe tener la misma importancia del mismo modo que lo tiene la calidad, la satisfacción del cliente, la productividad, el crecimiento y la rentabilidad, etc.  Unas buenas políticas en materia preventiva redundarán en un aumento de la salud-satisfacción del trabajador/a y de la calidad del trabajo realizado, donde ganarán todas las partes, empresa, cliente y trabajador/a.

La precariedad laboral es una de las grandes enemigas de la seguridad y la salud. Un trabajo es precario por diversos motivos: salario, condiciones laborales, temporalidad, etc., lo que desemboca en la exposición a unas inadecuadas condiciones de trabajo que conducen con el tiempo a una pérdida de salud. De esta manera, los trabajadores/as son más vulnerables, pues hay menos formación y/o especialización-capacitación; originándose un aumento de exposición al riesgo psicosocial por la incertidumbre del futuro, entre otras causas.

La mejora de las condiciones laborales (en seguridad y salud) no solo es importante para proteger la salud  del trabajador/a, sino también para garantizar el éxito y la sostenibilidad de las empresas y la prosperidad de las economías a medio-largo plazo. El impacto de la salud de los trabajadores/as sobre su calidad de vida, la de su familia y de la comunidad, constituye el valor principal y la justificación social más trascendente para el desarrollo de las estrategias que posibiliten la promoción y protección de ella.

El bienestar laboral sólo puede lograrse con una verdadera implicación y compromiso de todos. Se requiere un enfoque integrado que promueva una cultura de prevención en materia de  seguridad y salud en el trabajo, en beneficio de la próxima generación de la fuerza laboral de todo el mundo y así responder a la demanda de una sociedad cada vez más sensibilizada, y exigente, con la seguridad y salud en el trabajo como parte fundamental del bienestar social.

Este “Futuro Prometedor” entiende como actuación prioritaria fomentar y velar por la seguridad y la salud laboral de las personas y empresas, estableciendo políticas públicas, convenios internacionales, jornadas mundiales, etc. Estas medidas son la base de la seguridad y por ende de la salud en el trabajo, por un triple motivo; primero, indican o hacen notar que existe un problema sin resolver; segundo, establecen las acciones que se deben adoptar y por último nos dirán el interés que suscita la problemática en la sociedad, que en el caso de la seguridad y la salud, el interés es máximo pues afecta a la salud de todos los trabajadores/as, ya que desgraciadamente nadie está exento de la exposición a riesgos laborales.

¡Feliz Día Internacional de la Seguridad y Salud Laboral! Espero que el año que viene podamos celebrarlo con la noticia de que el número de accidentes laborales y el número de enfermedades profesionales declaradas ha descendido considerablemente, ese es el “Futuro Prometedor que todos los trabajadores/as queremos y debemos conseguir”.

Hagamos el futuro prometedor nosotros mismos, mediante nuestra actitud y aplicando unas recomendaciones para hacer nuestro puesto de trabajo un lugar más seguro, sin menoscabo de nuestra integridad física y mental. Son recomendaciones que dependen del trabajador pero sin olvidar que estas medidas deben estar establecidas y puestas al alcance del trabajador/a por el empresario, ya que, como indica la propia Ley de Prevención, éste es el principal responsable de garantizar las condiciones de seguridad y salud en su empresa.

1.       Evalúa los riesgos de tu puesto de trabajo

Conoce el resultado de la evaluación de riesgos de tu puesto y lugar de trabajo, que te explicará los principales problemas que te puedes encontrar en el día a día de tu actividad.

2.       Medidas de control

Una vez que te has informado de los riesgos, vigila que las medidas de control se adoptan y mantienen. Asesórate si tienes dudas.

3.       Aprovecha los medios que te da la empresa para trabajar seguro

Utiliza correctamente los medios que la empresa pone a tu disposición para desempeñar tu trabajo de manera segura: equipos de protección individual, protecciones colectivas, dispositivos de seguridad de máquinas y herramientas, etc.

4.       Formación/ Autorización

No realices trabajos nuevos si previamente no has sido formado sobre sus potenciales riesgos y las medidas para eliminarlos completamente o al menos minimizarlos y además te hayan autorizado en tiempo y forma.

5.       Ficha de seguridad

Cuando manipules un producto químico hazlo según las indicaciones de la ficha de seguridad. Si no lo manipulas pero estás expuest@, solicita igualmente la ficha de seguridad.

6.       Equipos de protección individual

Conserva y cuida los equipos de protección individual según las recomendaciones del fabricante.

7.       Reconocimiento médico

Realiza el examen periódico de salud, es una buena manera de detectar con antelación alteraciones en la misma.

8.       Señalizaciones

Respeta y ayuda a conservar la señalización de seguridad.

9.       Procedimientos de trabajo

Infórmate sobre todos los procedimientos de trabajo y cúmplelos. Si incluyen medidas de seguridad, llévalas a rajatabla.

10.   Orden y limpieza

Mantén el orden y la limpieza en tu puesto de trabajo y alrededores, muchos de los accidentes se producen como consecuencia de la falta de ellos. Además darás una imagen profesional y organizada.

11.   Informar

Informa de cualquier situación que pueda desencadenar un accidente a tu superior inmediato.

12.   Medios de extinción

Colabora en mantener accesibles los medios de extinción de incendios, aprende a utilizarlos correctamente, quizás algún día puedas necesitarlos.

13.   Condiciones de seguridad

Colabora en mantener las condiciones de seguridad, esta es una obligación tuya y de tus compañeros.

Seguro que esta lista podría ser más amplia, por ellos os invito a que añadáis más recomendaciones o consejos.

 

Rodrigo Pérez Álvarez – Técnico PRL Activa Mutua

 

Día Mundial de la Voz – 16 de abril
12 abr

Día Mundial de la Voz – 16 de abril

La mayor parte de nosotros usamos con frecuencia nuestra voz en el entorno laboral, convirtiéndose en muchos casos en un instrumento imprescindible sin el que nos resulta imposible llevar a cabo parte de las actividades que desarrollamos de forma cotidiana.

En el año 1999, el Dr. Nedio Steffen, presidente por aquel entonces de la Sociedad Brasilera de Laringología y Voz, llevó a cabo una campaña para potenciar y dar a conocer los recursos necesarios para tener una adecuada salud vocal y de esta forma prevenir posibles patologías.

A partir del 2003, desde Brasil, compartieron esta fructífera experiencia con sus colegas laringólogos a nivel internacional invitándoles a unirse a la campaña, dando origen a lo que hoy denominamos día mundial de la Voz.

Este día, que se celebra en todo el mundo el 16 de abril, tiene como objeto concienciar sobre la importancia de un adecuado cuidado de la voz basado fundamentalmente en tres premisas:

  • Evitar el abuso de la voz y el uso del tabaco u otras sustancias tóxicas.
  • El valor de un diagnóstico precoz, disminuyendo los casos de cáncer y otras patologías a través de la detección temprana.
  • Y por último y fundamental, el provecho de una prevención adecuada, Informando e instruyendo a la población sobre los síntomas a tener en cuenta para visitar a un profesional, la importancia de los ejercicios de entrenamiento vocal, etc.

El lema de este año “Se amable con tu voz” ha dado nombre, a su vez, a una interesante jornada organizada por la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, que se celebró el pasado día 10 de abril y contó con la participación de distintos profesionales que trabajan con la voz como la periodista Nieves Herrero, el cantante Miguel Ríos o la actriz de doblaje María Pérez Moreno. Intervinieron también la doctora Mª ángeles Mate Bayon, del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón y Roxana Coll, fonoaudióloga y logopeda.

A destacar la labor altruista que se desarrollará durante el mes de abril, conocido como el mes de la voz y que llevarán a cabo otorrinolaringólogos de diferentes zonas de España ofreciendo revisiones gratuitas de las cuerdas vocales. (Más información www.seorl.net).

Un ranking elaborado por la SEORL-CCC indica que los maestros de infantil que tienen alumnos de entre uno y cinco años, son los profesionales que más patologías de la voz sufren.

Tal y como explica el Dr. Pedro Hermoso, responsable del Dpto. Plan General de Absentismo de Activa Mutua, en el interesante artículo “Laboralidad de las disfonías: Nódulos vocales” (Graduados Sociales nº83.2016):

Los profesionales de la voz son todos aquellos trabajadores que tienen la voz como herramienta fundamental para el desarrollo de su actividad laboral. Este colectivo incluye al personal dedicado a la docencia (primera categoría profesional con riesgo de padecer enfermedades profesionales de la voz según la Organización Internacional de Trabajo) pero también a teleoperadores, cantantes, actores, locutores, conferenciantes, etc.”.

En Activa Mutua somos conscientes de esta situación, disponiendo de un protocolo médico para estos profesionales en el que se contempla con profundidad el control de las enfermedades profesionales relacionadas con trastornos de la voz.

Contamos también con una completa guía sobre cuidados de la voz que tiene como objetivo principal capacitar a estos trabajadores sobre los mecanismos de la producción vocal normal y los factores que la modifican, proporcionando herramientas que permitan reducir los excesos vocales, aprender una adecuada técnica vocal y adquirir hábitos y conductas que ayuden a mejorar la calidad de la voz.

En esta misma línea desde Prevención de Riesgos Laborales se realizan Jornadas de Sensibilización para la promoción de la salud sobre los cuidados de la voz en las disfonías profesionales aportando la parte práctica de estos conocimientos.

Para finalizar recordar la importancia de una buena hidratación, un descanso adecuado, evitar el café y los caramelos de menta en exceso ya que resecan la mucosa, cero estrés y por supuesto, evitar gritar.

Como dijo George Hervert de Carnarvon: “Mejor que levantar la voz, reforzar el argumento”.

 

Javier Vega Molpeceres – Responsable Oficinas sectoriales

La prevención de los efectos de la salud derivados del trabajo sedentario en jóvenes asociado a nuevas tecnologías
01 abr

La prevención de los efectos de la salud derivados del trabajo sedentario en jóvenes asociado a nuevas tecnologías

El desarrollo e implantación de las nuevas tecnologías nos ofrecen muchas oportunidades, pero están generando cambios profundos tanto en nuestra forma de vida como en nuevas dinámicas de trabajo: es preocupante el efecto de aquellas sobre la inactividad, el sedentarismo y problemas en determinadas articulaciones, causado principalmente por la accesibilidad a herramientas como los SMARTPHONES y TABLETS, entre la población más joven principalmente, e independientemente del puesto de trabajo al que se adscriba el trabajador y de la actividad que éste deba desempeñar para ello.

No es lo mismo sedentarismo que inactividad física. Por sedentarismo se entiende realizar una actividad mientras se está en posición sentada o reclinada, que suponga un bajo gasto de energía y que ocurra mientras se está despierto. Y por inactividad física, se hace referencia a no realizar suficiente actividad física.

Los riesgos para la salud se incrementan significativamente cuando se acumulan más de 7 horas diarias de sedentarismo y cuando se permanece sentado más de 30 minutos seguidos, sin interrupción.

En la actualidad, tanto la inactividad física como el sedentarismo y la postura de nuestro cuerpo al utilizar las nuevas tecnologías son los factores de riesgo responsables del dolor de espalda, dolor de cuello, hombros y muñecas, hormigueo en los dedos de las manos, incluso molestias oculares, dolores de cabeza, cansancio general, ansiedad e insomnio,

Las medidas preventivas para reducir los efectos negativos sobre la salud, del uso de las nuevas tecnologías en aquellos puestos de trabajo que así las requieran y les sean indispensables para el desempeño de sus funciones, de una manera más o menos intensiva, son:

  • Disminuir el tiempo sedente con reuniones más cortas, disponer de espacios habilitados para hablar por el móvil y hacerlo de pie, utilizar auriculares y/o manos libres para atender las llamadas del móvil, priorizar el uso de las versiones web de las apps (ejemplo: Whatsapp Web) para reducir los riesgos posturales continuados en cuello y muñecas, levantarse a menudo para beber agua y para acceder a la fotocopiadora o impresora, aumentar la actividad física diaria, usar preferiblemente las escaleras, realizar a pie los desplazamientos más cortos, alternar determinadas tareas en bipedestación, no atender las llamadas del móvil sosteniéndolo entre el hombro y la mejilla con el cuello extendido, reducir el tiempo de exposición continuado al brillo de la pantalla en entornos con muy poca luz, convertir mensajes de audio a mensajes de texto a través del icono del micrófono del teclado instalado en el móvil o tablet sin tener que escribir sobre la pantalla, utilizar soportes donde dejar apoyados el móvil o la tablet para visualizar contenido multimedia y escribir con la ayuda de lápices integrados o teclados externos, etc.

 

Jorge Orpez Salas – Técnico del Departamento de PRL Activa Mutua

Síndrome del túnel carpiano: cómo prevenirlo.
18 mar

Síndrome del túnel carpiano: cómo prevenirlo.

Jornadas de trabajo en las que se realizan movimientos repetitivos de muñeca y dedos, prensión con la mano, posturas forzadas, como las que llevan a cabo camareros, cocineros, camareras de pisos, etc. se asocian a la aparición del síndrome del túnel carpiano.

Aunque es un problema común no todos conocemos las pautas recomendadas para evitar su aparición.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El túnel carpiano es un reducido y rígido canal que se encuentra en la cara anterior de la muñeca, entre los huesos de ésta y el ligamento anular del carpo.
Por este conducto discurren tendones flexores de los dedos y el nervio mediano. Cuando estos tendones se inflaman, o aparece líquido, en ocasiones también por otras causas como microtraumatismos, artritis, infecciones, etc., este espacio disminuye produciendo una compresión del nervio.
En el ámbito laboral se asocia con actividades en las que se realizan movimientos repetitivos, siendo más común en mujeres y aumentando las posibilidades de sufrirlo a partir de los 55 años.

¿Qué síntomas presenta?

La sintomatología que habitualmente acompaña a esta patología se inicia con la aparición de entumecimiento y hormigueo de la mano, especialmente durante la noche, afectando principalmente al primer, segundo, tercer y cuarto dedos, este último solo en parte. Este dolor, en ocasiones, puede irradiarse por el antebrazo.
Es una de las neuropatías por compresión más común y aunque suele aparecer en la mano dominante, puede afectar a ambas.
Para evitar la sensación de dolor, calambre u hormigueo, es habitual que las personas que lo sufren agiten la mano de forma similar al movimiento que se realiza para bajar el mercurio del termómetro, esto se conoce como signo de Flick.

¿Cómo se trata?

Es recomendable el tratamiento médico al aparecer los primeros síntomas evitando así daños permanentes sobre el nervio. Habitualmente se basa en fisioterapia, medicación y uso de férula dorsal nocturna, llegando en los casos más graves al uso de la cirugía.
Si no se trata de forma adecuada evolucionará apareciendo debilidad, que se acompañará de dificultad a la hora de manejar utensilios y atrofia muscular.

¿Qué pautas podemos llevar a cabo para prevenirlo?

  • Es recomendable rediseñar las herramientas que se usen habitualmente durante la jornada laboral para permitir posiciones más cómodas y menos lesivas.
  • Evitar posturas forzadas durante el desarrollo de la actividad.
  • Descansar la muñeca entre las actividades que provoquen dolor, hormigueo o entumecimiento.
  • Cambiar de posición, alternar con otra actividad.
  • Hacer aplicaciones de frio durante 10 minutos en la muñeca después de realizar movimientos repetitivos.
  • Realizar estiramientos frecuentes de los músculos del antebrazo, por ejemplo, juntando las palmas de las manos, en “posición de rezar” a la altura del pecho, elevando los codos hasta notar la tensión y manteniendo la posición durante 15 segundos.
  • Uso de férula nocturna para evitar el movimiento de la muñeca reduciendo la presión sobre el nervio por posturas inadecuadas durante el sueño. Si no se usa férula, evitar dormir con la muñeca bajo la cabeza o doblada, es importante que no haya presión sobre ésta.
  • Sujetar los objetos con toda la mano, no solo con los dedos.
  • Cambiar de mano cada poco tiempo cuando se realicen movimientos repetitivos que provoquen sobrecarga e inflamación del túnel carpiano.
  • Controlar el sobrepeso.
  • Evitar apoyarse sobre la muñeca o sobre el talón de la mano.

Como escribió Baltasar Gracián, jesuita y escritor del Siglo de Oro: “Para la persona prudente es más fácil prevenir que remediar”

En Activa Muta realizamos jornadas de sensibilización para prevenir la aparición de trastornos musculoesqueléticos, en las que abordamos de forma práctica las pautas adecuadas para evitar la aparición diferentes patologías entre las que se encuentra el síndrome del túnel carpiano.

Javier vega Molpeceres – Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales Activa Mutua.

Los Trastornos del sueño y el Trabajo
15 mar

Los Trastornos del sueño y el Trabajo

Los trastornos del sueño son patologías con elevada prevalencia en la población general. Están presentes como agente causal o como agravantes, en muchos accidentes laborales, especialmente en aquellos que implican conducción de vehículos, maquinaria peligrosa o actividad de riesgo. El sueño supone un grave problema para realizar trabajos que, por sus características, una falta de atención pueda comportar riesgos para el propio trabajador o para otras personas de su entorno.

La somnolencia puede tener como causa el síndrome de apneas obstructivas durante el sueño (SAOS) que tiene por característica que durante el sueño se producen episodios repetitivos de obstrucción de las vías aéreas superiores.

Además no dormir bien supone alteraciones físicas, psicológicas y emocionales que van más allá del cansancio. En este sentido existen estudios que relacionan la falta de sueño con un incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y con una mayor predisposición de sufrir patologías como la diabetes y la obesidad. Aunque la evidencia científica no está suficientemente clara, el sueño es importante para muchos procesos fisiológicos, que estarían detrás del aumento de determinados problemas de salud.

No dormir bien no solo provoca cansancio y fatiga al día siguiente, sino que puede estar detrás de problemas de salud más graves.

Por lo que se considera de vital importancia la detección temprana de los trastornos del sueño mediante el sistema general de Salud o bien en el ámbito laboral mediante la Vigilancia de la salud.

Es necesario unificar criterios de valoración de aptitud laboral en los trabajadores que sufren estas patologías, para evitar tanto discriminaciones interindividuales, si la valoración es muy restrictiva; como aumento del riesgo de accidentabilidad laboral si no se tiene en cuenta el riesgo añadido que suponen las patologías del sueño.

La inclusión habitual en Vigilancia de la salud de sencillos test de detección y la derivación temprana al especialista de los trabajadores con hipersomnolencia permitirá el desarrollo de una prevención eficaz de los daños asociados a los trastornos del sueño.

El trabajo coordinado entre especialistas en medicina del trabajo, técnicos en prevención de riesgos laborales y especialidades médicas implicadas en trastornos del sueño permitirá una mejor gestión de la patología y por tanto del riesgo derivado, así como una reducción de costes socio-laborales y coste personal del trabajador afectado.

 

Montse Pàmies – Jefa Departamento Riesgos Laborales Activa Mutua

 

Día internacional de la mujer
08 mar

Día internacional de la mujer

Hoy 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer, bajo el lema: “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”.

La innovación y la tecnología abren grandes puentes hacia lograr la igualdad de género. Este año, todas las miradas están puestas en cómo puede la innovación y el desarrollo tecnológico conseguir este gran reto. Para ello, se debe fomentar la inversión en sistemas sociales más inclusivos, sensibles al género, es decir que se centre en sus necesidades y se adapte a sus posibilidades y construir servicios eficientes  e infraestructuras sostenibles que den respuesta a las necesidades de mujeres, facilitando así la eliminación de barreras estructurales.

La innovación social y laboral en el proceso de empoderamiento de la mujer en los países en desarrollo se convierte en un efecto multiplicador de crecimiento económico.

Según el informe de la Comisión Europea She Figures 2015, en la mayor parte de los países europeos las mujeres representan menos del 45% de la comunidad científica. Y según la estadística sobre actividades de I+D del INE (Instituto Nacional de Estadística), en España las mujeres sólo representaban en 2016 el 40,4% del total del empleo en investigación y desarrollo, y un 39,1% del total del personal investigador. En España, en el curso 2016-2017 la mayor parte del alumnado universitario de Grado eran mujeres (54,67%), pero al pasar a estudios de doctorado disminuye al 49,67%. Su tasa de empleo al ingresar en el mercado de trabajo es menor que la de los hombres.

La presencia de mujeres en universidades y centros de investigación, plantillas de personal y equipos investigadores en el sistema español de ciencia, tecnología e innovación se han ido incrementando en los últimos años, pero aún dista de ser igualitaria. La presencia de mujeres en la universidad es ya mayor que la de los hombres, y no sólo en España sino en general en todo el mundo. Pero a lo largo de sus carreras profesionales, las mujeres abandonan sus carreras académicas, y cuanto más alto el nivel de los puestos de trabajo y responsabilidades menor es la presencia de mujeres.

La estadística de resultados del alumnado universitario, elaborada por la Subdirección General de Coordinación y Seguimiento Universitario del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, muestra que las mujeres en general obtienen mejores resultados en su paso por la universidad que los hombres: mejores tasas de rendimiento, éxito y evaluación, notas medias y tasas de idoneidad y graduación. Sin embargo, se produce una concentración importante de estudiantes mujeres en las carreras de artes y humanidades, ciencias sociales y jurídicas, y ciencias de la salud, mientras que su presencia es mucho menor en las ingenierías.

Estos datos nos permiten verificar que las mujeres aún están insuficientemente representadas en los campos de la ciencia y tecnología. Esta falta de influencia, impide el aporte de ideas y experiencias, desde un punto de vista de la mujer, impidiendo así el impulso de crear diseños y procesos adaptados a sus necesidades y capacidades.

Un punto de partida para solucionar este problema, ha sido crear, en nuestro país el año pasado, un Observatorio ‘Mujeres, Ciencia e Innovación’ (OMCI) para la Igualdad de Género. Será decisivo para combatir cualquier discriminación por razón de sexo, garantizar la igualdad de oportunidades y aumentar la presencia de las mujeres en todos los ámbitos de la vida científica y universitaria.

Afortunadamente, las innovaciones sociales encaminadas a un impulso de la mujer en el mundo laboral son un hecho, aunque queda mucho camino por recorrer. La creación de colaboraciones entre varios agentes avanza en el mundo empresarial. Cada vez más grandes corporaciones dedican parte de su tiempo a cooperar con diferentes empresas y organizaciones sociales para generar un valor compartido.

“El papel de las empresas es fundamental para el progreso económico y social de la mujer”.

Algunas grandes empresas españolas han diseñado y puesto en práctica proyectos sociales para la contribución del empoderamiento femenino, en las cuales ofrecen oportunidades a mujeres, capacitándolas, para facilitar la inserción laboral.

Activa Mutua quiere concienciar a sus mutualistas de la necesidad de contribuir a ese cambio, para que ninguna mujer se quede atrás, consiguiendo así, en un futuro próximo la igualdad de género en el mundo laboral.

Más información en el siguiente enlace 

Salud López Sánchez. Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de Activa Mutua

Trabajador autónomo y CAE
28 feb

Trabajador autónomo y CAE

Actualmente existen muchas diferencias en cuanto al planteamiento de la normativa que regula la prevención de riesgos laborales entre trabajadores por cuenta propia y cuenta ajena. Siempre que consideramos el tema del trabajador autónomo y la prevención de riesgos laborales, en primer lugar debemos tener en cuenta que si éste no tiene trabajadores a su cargo, no comparte centro de trabajo y no realiza trabajos en un centro titularidad de otra empresa, no existirán responsabilidades ni obligaciones en este sentido.

Ahora bien, si alguna de las condiciones anteriores no se cumple, entonces el panorama cambia considerablemente, y el trabajador autónomo deberá cumplir los deberes de cooperación, información e instrucción referentes a coordinación de actividades empresariales (CAE),  previstos en el artículo 24 de la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales y desarrollados por el Real Decreto 171/2004. En este sentido, destacamos lo siguiente:

  • En el caso de que haya concurrencia de trabajos, donde el autónomo comparta centro con trabajadores de otras empresas, se prevé un deber de cooperaciónen la aplicación de la normativa de prevención de riesgos laborales y se establece un deber de información recíproca sobre los riesgos específicos de las actividades desarrolladas.

El trabajador autónomo deberá informar sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrolle, así como de las situaciones de emergencia susceptibles de afectar a los otros trabajadores presentes en el centro de trabajo.

Por su parte, el autónomo también tendrá derecho a recibir toda esta información de los demás empresarios concurrentes en el centro, y que por lo tanto, pueden afectarle a él debido a que comparten el mismo espacio de trabajo.

  • En el caso de realizar trabajos en un centro titularidad de otra empresa, es decir, aquel que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios diferentes a su propia actividad y en sus instalaciones, el empresario titular tiene la obligación de informar a las empresas y a los trabajadores autónomos concurrentes sobre los riesgos propios de las instalaciones que puedan afectar a las actividades por ellos desarrolladas, así como de las medidas preventivas y de emergencia.

El trabajador autónomo, por su parte, deberá tener en cuenta toda esta información recibida y cumplir las instrucciones dadas por empresario titular, además de informarle sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrolle como consecuencia de su actividad.

  • En el caso de realizar trabajos en el centro de un empresario principal, es decir, aquel que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad, será éste el que vigile el cumplimiento de la normativa de prevención por parte del autónomo, y en el caso de facilitarle la maquinaria, los equipos o los productos necesarios para su trabajo, también deberá garantizar que éstos cumplan las exigencias legales de prevención.

Además de todas las obligaciones recogidas en el punto anterior, el empresario principal también deberá solicitar al trabajador autónomo la evaluación de riesgos, planificación de la actividad preventiva, certificado de formación e información en prl y certificado de aptitud médica. Para obtener toda esta documentación, el autónomo deberá contactar con un servicio de prevención ajeno.

En definitiva, de la única forma que el autónomo podría tener responsabilidades y obligaciones en materia de Prevención de Riesgos Laborales sería a través de la coordinación de actividades empresariales que se derive de su actividad.

En el caso de que el autónomo contrate a trabajadores por cuenta ajena, a partir de ese momento tendrá la consideración de empresario como tal, y por lo tanto, la plenitud de obligaciones, derechos y responsabilidades que se derivan de la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales.

Eloi Rull, Técnico Departamento PRL Activa Mutua

Abordaje de la edad en el ámbito laboral
25 feb

Abordaje de la edad en el ámbito laboral

Los países de la Unión Europea están sufriendo un notorio envejecimiento de la población activa.

Las normativas europeas cada vez retrasan más la edad de jubilación y esto, sumado al descenso de la natalidad, hace que cada vez haya un mayor envejecimiento en el mundo laboral.

En términos generales, debido a este envejecimiento de la población y a que la esperanza de vida cada vez es mayor, la pirámide poblacional en España se está invirtiendo.

 

quadre

 

Como dato importante, podemos analizar que en 2033 el grupo más numeroso será el comprendido entre 55-59 años.

Según la Estrategia Europa 2020 los trabajadores/as de edad avanzada son un porcentaje creciente de la mano de obra. Dado que las personas trabajan y van a trabajar durante más tiempo, la gestión de la Seguridad y la Salud en el Trabajo para una mano de obra de edad avanzada se ha convertido en una prioridad.

La edad repercute, por un lado, negativamente, a determinadas capacidades funcionales de los trabajadores/as (físicas y sensoriales) que son necesarias para la realización, sobretodo, del trabajo físico. Aunque, por otro lado, la edad influye positivamente. También es importante considerar que la experiencia y los conocimientos aumentan con la edad, además de mejorar la calidad de las acciones y la atención al cliente.

Pero los cambios con la edad no son iguales en todas las personas. En función del tipo y/o hábitos de vida como la alimentación, el ejercicio, la condición física, el nivel educativo, la predisposición genética, etc. hace que  la “forma” en la que se envejece, cambia radicalmente de unos a otros.

Desde el punto de vista de la Prevención de Riesgos Laborales, el Servicio de Prevención de Riesgos de la empresa debe tener en cuenta este factor y realizar las acciones necesarias para garantizar la Seguridad y la Salud de los trabajadores de más edad.

Debe hacerse una labor importante para evaluar los cambios producidos como consecuencia de la edad. En la Evaluación de riesgos, en la formación e información a los trabajadores/as, en la Vigilancia de la Salud, etc. en definitiva, en todo el Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales debe estar integrado este factor y realizar las adaptaciones de los puestos de trabajo  que van a desempeñar los trabajadores/as de más edad.

Es por este motivo que algunas de estas adaptaciones o medidas, además de un correcto diseño de puestos, válido para trabajadores/as de cualquier edad, son primordialmente:

  • Rotación de puestos.
  • Introducción de mayor número pausas breves.
  • Mejorar la iluminación y controlar el ruido.
  • Mejorar los diseños ergonómicos de los puestos.

Desde Activa Mutua, lanzamos a nuestras empresas mutualistas una llamada para reflexionar y ser conscientes de que el envejecimiento de la población activa es una realidad y que por ello, cada uno en su papel, su función y responsabilidad, adoptemos las medidas preventivas y correctoras, desde hoy mismo, para conseguir que las personas de edad avanzada sigan trabajando y que lo hagan de manera segura.

 

Elia Pravia Alonso – Técnica de PRL Activa Mutua

 

Juntos contra el cáncer. 4 de febrero, celebración del Día Mundial contra el Cáncer
04 feb

Juntos contra el cáncer. 4 de febrero, celebración del Día Mundial contra el Cáncer

Actualmente el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, seguida de las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares. Durante el año 2018 9,6 millones de muertes fueron causadas por cáncer y el número de nuevos casos ha aumentado en 18,1 millones, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con distintas publicaciones tras análisis llevados a cabo sobre la base de datos GLOBOCAN 2018,  Global Cancer Observatory (Observatorio Mundial del Cáncer), se concluye, como dato importante, la gran diversidad geográfica en la aparición del cáncer y las variaciones en la magnitud y el perfil de la enfermedad en las distintas regiones del mundo. Los datos indican que uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres en el mundo desarrollan cáncer a lo largo de su vida, y que uno de cada 8 hombres y una de cada 11 mujeres muere a causa de la enfermedad.

Los cánceres de pulmón, mama y colorrectal son los tres principales tipos en términos de incidencia.

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. Este crecimiento incontrolado de células es resultado de una interacción entre factores genéticos de la persona y agentes externos, denominados «agentes carcinógenos», que pueden ser de origen físico (radiaciones ultravioletas e ionizantes), químico (como amianto, componentes del humo del tabaco, el aire que respiramos, aflatoxinas presentes en alimentos, arsénico, etc.) y biológico (virus, bacterias o parásitos).

Atendiendo a factores de riesgo del desarrollo de este tipo de enfermedad, tienen principal relevancia los malos hábitos saludables (consumo de tabaco y alcohol, mala alimentación e inactividad física) y el envejecimiento, así como el desarrollo social y económico.

Cabe destacar la importancia de la presencia o exposición de agentes carcinógenos en el ámbito laboral como uno de los principales agentes de riesgo de desarrollo de esta enfermedad.

Aun así, el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas en todos los ámbitos (individual, laboral, social):

A nivel individual:

  • No fumar.
  • No permitir que fumen en tu domicilio.
  • Mantener un peso corporal saludable.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular. Limitar el tiempo que pasas sentado a lo largo del día.
  • Seguir una dieta saludable, en la que no falten cereales, legumbres, verduras y frutas. Limitar las comidas con muchas calorías (con mucha grasa o azúcar) y bebidas azucaradas. Evitar la carne procesada(la que no es fresca), limitar la carne roja y controlar el consumo de sal.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Evitar exposiciones exageradas al sol, especialmente los niños. Utilizar protección solar. No acudir al solárium.

A nivel laboral:

  • Eliminar o controlar los riesgos profesionales o laborales aplicando las medidas de seguridad oportunas a cada proceso.
  • No permitir que fumen en tu lugar de trabajo.
  • Reducir la exposición a la radiación ionizante.

A nivel socio-sanitario:

  • Planificar programas de vacunación, por ejemplo, contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B.
  • Planificar programas de detección precoz de diferentes tipos de cáncer.
  • Invertir en programas de investigación contra el cáncer.
  • Sensibilizar a la población con campañas u otros medios de difusión.

La prevención abarca la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente (cirugía, radioterapia, quimioterapia), las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.

Activa Mutua, aprovechando la celebración de este Día Mundial contra el Cáncer, quiere concienciar a todos nuestros mutualistas sobre la importancia en aplicar dichas medidas preventivas para evitar la aparición de esta enfermedad, especialmente en el ámbito laboral. Por ello presentamos la Guía sobre agentes cancerígenos y mutagénicos en el ámbito laboral, con la intención de ofrecer tanto al trabajador como al empresario un mayor conocimiento y una mayor consciencia de este riesgo con la finalidad de establecer medidas adecuadas para evitar o minimizar su exposición.

 

Salud López

Coordinadora del Departamento de PRL de Activa Mutua